Autor -Frank David Bedoya Muñoz

Frank David Bedoya Muñoz (Medellín, 1978) es historiador de la Universidad Nacional de Colombia y fundador de la Escuela Zaratustra. Fue formador político en la Empresa Socialista de Riego Río Tiznado en la República Bolivariana de Venezuela. Ha publicado “1815: Bolívar le escribe a Suramérica”, “Relatos de un intelectual malogrado” y “En lo alto de un barranco hay un caminito”, libro que reúne cinco relatos, un ensayo y dos conferencias sobre la vida y obra del Libertador Simón Bolívar. Actualmente es asesor en el Congreso de Colombia.

Cultura

Develando la perfidia de Santander

“Santander es un pérfido… yo no puedo seguir más con él; no tengo confianza ni en su moral ni en su corazón. […] Ya no pudiendo soportar más la pérfida ingratitud de Santander, le he escrito hoy que no me escriba más porque no quiero responderle ni darle título de amigo… ¡Ingrato mil...

Cultura

La muerte voluntaria de Francisco Cadavid

— ¡Tomás, he venido a morirme en tu bar! — ¡Hombre, Pacho, bienvenido hermano! ¿Cómo así que vienes a morirte acá? ¿Acaso te enloqueciste ya del todo? — Precisamente, como no me quiero enloquecer, he venido a morirme. — ¡Hombre, Pacho, vos siempre con tus güevonadas! ¿Qué vas a tomar...

Cultura

Los intelectuales pobres

“Nuestra sociedad necesita no sólo formar burócratas, necesita también crearle a todo el mundo la ilusión de que es una persona con posibilidades, con futuro, y de que la educación es un «ascensor» social. […] Nuestra sociedad necesita crear y alimentar la ilusión -de la cual vive por lo...

Cultura

Unas palabras, una caricia, un fracaso

En el año 1900, en la vieja Europa central, el joven Franz de 17 años, era vigilado obstinadamente por su madre para que no descubriera el sexo. Una criada de la familia, fue sorprendida cometiendo un acto lujurioso, con un trabajador que entró a la casa de los Kafka por unas mercancías...

Opinión

Todo Bolívar

Han pasado veinte años desde aquel día, que por azar, llegó a mis manos la novela El general en su laberinto de Gabriel García Márquez. Desde ese día mi más grande pasión en la vida ha sido el Libertador Simón Bolívar. Algunos me han declarado fanático, loco, irreal.

Opinión

El Tablazo

Nosotros decidimos convertirnos en «metaleros», no «endemoniados» ni nada por el estilo, simplemente unos adolescentes que escuchaban una agrupación de moda llamada Metallica. Todos comenzamos a vestirnos de negro. Como yo era el pintor de la familia, terminé decorando las paredes de la...