Internacional Opinión Recomendados

¿Qué hace Israel en América Latina?

“Israel gana presencia en la región y asume una actitud más activa en la sociedad internacional” 

Con la asistencia del Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu, a la posesión presidencial de Jair Bolsonaro, las visitas de Estado a algunos países latinoamericanos en años pasados o las gestiones diplomáticas con Paraguay, Guatemala y Honduras para trasladar sus embajadas a Jerusalén, Israel gana presencia en la región y asume una actitud más activa en la sociedad internacional.

Sin embargo, esta situación no escapa de reacciones polémicas, entre otras cosas por el gran problema que tiene con los árabes palestinos o por su participación en la construcción del muro entre Estados Unidos y México. Por eso, antes de hacer todo tipo de aseveraciones pasionales, sugiero aplicar dos técnicas para clarificar qué pretende Israel en la región.

La primera es cambiar la idea de “buenos-malos” por la de intereses, motivaciones y métodos que los diferentes actores internacionales despliegan. La segunda es eliminar el vacío espacial y poner un tablero con fichas que representen elementos de poder como la cultura, la geografía, los contingentes militares o las capacidades económicas.

Para empezar, vale mencionar que Jerusalén es un territorio muy pequeño pero con una relevancia sin igual en medio oriente, tanto así que israelíes como palestinos la reclaman como capital de sus Estados. Sin embargo, Jerusalén no es relevante únicamente como capital política, también es un símbolo religioso y un punto geográfico importante que conecta con el mediterráneo.

Para ganar el reconocimiento internacional de Jerusalén como su capital, Israel ha desplegado una estrategia diplomática donde las embajadas de países cercanos se trasladen a la ciudad sagrada, no obstante, este hecho ha sido rechazado por la mayoría de los integrantes de la ONU quienes consideran que el estatus de Jerusalén debe ser definido por medio de una negociación con los palestinos.

Estados Unidos y Guatemala ya movilizaron sus embajadas desalineándose del consenso internacional, detrás de los cuales Argentina, Brasil, Colombia, Honduras y México estarían interesados en realizar gestiones para trasladar sus embajadas después de alguna negociación exitosa. Nada es gratuito en la política internacional.

Otro elemento que explica la presencia de Israel en la región es su intensión por limitar la influencia de Irán. En este sentido, Venezuela es el aliado más importante del país musulmán en Latinoamérica y son varios los informes que revelan presencia de Hezbollah, una organización armada chií en contra de Israel y financiada por los iraníes, en territorio venezolano con respaldo del Gobierno Maduro.

Así las cosas, todo lo que huela a Irán o a Hezbollah es una amenaza para Netanyahu, quien cuenta con Colombia, Argentina y Brasil como aliados para entorpecer el proyecto iraní.

Un aspecto adicional que capitaliza Israel en la región es la afinidad religiosa que tiene con algunos gobiernos evangélicos, pues sus valores son judeocristianos y su fuerza política cada vez mayor; igualmente, capitaliza la presencia de judíos en países aliados como Argentina, Brasil y México donde suman cerca de 350 mil habitantes.

En lo que corresponde a los intercambios comerciales, los frentes son varios, por ejemplo venta de material bélico, asesoría en inteligencia militar, intercambio tecnológico, riego, medicina y educación.

Todo lo anterior sugiere que Israel está aprovechando la realineación de poder en el continente de la mano del poco democrático Donald Trump, trabaja sobre camino labrado para expandir su influencia y gana socios que le permitirán fortalecerse como un actor internacional que frene a Irán. Habrá que estar pendiente de las elecciones en el parlamento israelí convocadas para abril de este año y definir si seguiremos viendo la línea conservadora de Netanyahu los próximos 4 años.

Esto fue escrito por

Felipe de Jesús Ríos Neusa

Este Internacionalista con estudios en la Academia Diplomatica Augusto Ramírez Ocampo, hace parte de la nueva generación de diplomáticos que incursiona en el periodismo internacional centrando su análisis en la geopolítica y política exterior colombiana. Ha publicado en diferentes medios regionales y en plataformas virtuales donde se ha caracterizado por mantener un lenguaje fresco y cercano a sus lectores sin perder la rigurosidad periodística. Sin dudas, un excelente refuerzo para todo el 2019.