10 razones para votar por Petro

     
Nuestro compromiso con la independencia, la neutralidad y con nuestro lema A Pensar De Todo, nos pone retos a la hora de brindarle información y contenido a los lectores y seguidores de nuestro portal web.
Ante la gran acogida que tuvo la iniciativa de La POLITIPEDIA en las elecciones legislativas, hemos decidido lanzar para las elecciones presidenciales el proyecto de  “10 razones”. Así, en la página web de nuestro medio, Al Poniente, publicaremos 10 razones para votar y 10 razones para no votar por cada uno de los candidatos presidenciales que hoy aspiran suceder al actual presidente Juan Manuel Santos. Buscando ir más allá, en el portal publicaremos además, 10 razones para votar en blanco y en contraposición,10  razones para no votar en blanco; 10 razones para votar este 27 de mayo y 10 razones para no votar este 27 de mayo.

 

10 razones para votar por Petro:

1. Al hablar de políticas de la vida y políticas de la muerte, Petro nos invita a superar la clásica división derecha/izquierda y a pensar en términos de políticas que preservan la vida humana y políticas que priorizan el negocio sobre la vida. El futuro de la humanidad depende de que los dirigentes políticos opten por políticas preocupadas con el cuidado de unos recursos cada vez más escasos. Esta preocupación es transversal al programa de la Colombia Humana de Gustavo Petro y Ángela María Robledo.

2. Mitigar el cambio climático, proteger la biodiversidad y, en general, lograr una sostenibilidad ambiental, está en el corazón de la Colombia Humana. Esto significa superar la visión cortoplacista de la política tradicional y reemplazarla por una política preocupada por la justicia prospectiva o derechos de las futuras generaciones, como quedó establecido en el Acuerdo de Paz. Enfrentar el desafío del cambio climático implica disminuir el uso de energías fósiles y comenzar la transición hacia energías renovables. Petro es el candidato que ha liderado la discusión sobre la necesidad de esta transición energética.

3. Al tomar como eje de su programa la preservación de la vida, Petro nos propone también una transición hacia un modelo económico que no dependa exclusivamente de la minería y de la extracción de hidrocarburos y otros recursos no renovables. Se trata de fortalecer la agricultura, reindustrializar sectores estratégicos de la economía y fomentar el desarrollo científico y tecnológico, entre otras razones, para evitar la ‘enfermedad holandesa’. Cambiar la base económica: de dineros fáciles –excedentes del carbón, del petróleo y de la cocaína–, a dineros trabajados. Esto disminuiría la rapiña de los políticos por los dineros públicos y, por lo tanto, se integra a las propuestas de lucha contra la corrupción.

4. Es el único candidato que no sólo habla de reducir la pobreza o pobreza extrema como lo hacen los tecnócratas en todo el mundo, sino que habla también de reducir la brecha de desigualdad de uno de los países más desiguales del mundo, lo cual nos pone a discutir sobre los aspectos estructurales de una sociedad que permite que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. A diferencia de los demás proyectos políticos, el propósito de la Colombia Humana es no seguir consolidando una sociedad que tolera y estimula la desigualdad social.

5. Retoma un hilo histórico fundamental que explica las tensiones sociales generadas por la desigual concentración de la tenencia de la tierra en el país. Colombia es el país latinoamericano más desigual en acceso y distribución de la tierra y las raíces de nuestro conflicto se encuentran allí. Los frustrados intentos de reforma agraria a lo largo del siglo XX han demostrado que alrededor de la propiedad de la tierra se han consolidado verdaderos focos de violencia. Su propuesta de impuesto al latifundio improductivo y democratización del acceso a la tierra es una forma de empezar a saldar esa deuda histórica.

6. Si hay un candidato que encarna la lucha contra la corrupción, es Gustavo Petro. A diferencia de los demás candidatos, él no es ningún teórico de la corrupción. Al contrario, su biografía nos demuestra que ha arriesgado su vida para denunciarla y combatirla. Denunció los cupos indicativos de los parlamentarios; la relación entre el paramilitarismo y la clase política tradicional o “parapolítica”; los falsos positivos; las interceptaciones telefónicas ilegales del DAS; el carrusel de la contratación en cabeza de Samuel Moreno, entre otros hechos de corrupción. La lucha contra la corrupción de la Colombia Humana no es un eslogan de campaña.

7. Es el único candidato que ha demostrado interés en construir unas Fuerzas Armadas para una era de paz. Han sido los hijos de las familias más pobres de Colombia los que han sacrificado sus vidas en la guerra; después de más de 50 años de entrenamiento para derrotar a la insurgencia, se hace necesario que a ellos también les toque la paz. Petro piensa en unas Fuerzas Armadas que no tengan que combatir a un enemigo interno, sino que cumplan otros roles: cuidar las fronteras, los mares, los bosques, la selva, el espacio aéreo, en fin, que puedan tener otras oportunidades e ir a la Universidad si así lo desean.

8. La relación entre hombres y mujeres tiene una base material: la división social del trabajo entre los sexos o división sexual del trabajo. Esta división se ha organizado de tal manera que se cree que hay trabajos exclusivos para hombre y trabajos exclusivos para mujeres y que el trabajo del hombre vale más que el de la mujer. La Colombia Humana es el único proyecto que entiende esta relación desde el punto de vista político, es decir, la actividad que llevan a cabo las mujeres en el espacio doméstico es considerada también como un trabajo. En este sentido, la familia ya no es vista como una institución separada del sistema económico, sino también como lugar de realización de un trabajo que ha sido invisibilizado y que las mujeres han ejercido siempre de forma gratuita en nombre del amor o del deber maternal.

9. Torpedear la gestión de Petro como alcalde de Bogotá era una necesidad política si no se quería que ésta lo catapultara a la presidencia de Colombia. A pesar del ataque mediático, ahí están los indicadores y los datos para confirmar que Petro mejoró la calidad de vida de los habitantes de Bogotá: garantizó el mínimo vital de agua a los estratos más bajos; bajó la tarifa de Transmilenio; desarrolló un programa que trató a los drogadictos como enfermos y no como criminales; redujo los homicidios en la ciudad; luchó contra los carteles de la contratación; aumentó el presupuesto para la educación; implementó medidas de protección para los animales; dignificó la labor de los recicladores; garantizó el pluralismo mediático con la programación de Canal Capital; protegió a la comunidad LGBTI, entre muchos otros logros.

10. Las propuestas de la Colombia Humana no son de “extrema izquierda”, son tareas pendientes del Estado colombiano. Representan la transición que el país necesita en este momento si se quiere preservar y consolidar el Acuerdo de Paz. Los demás candidatos, o quieren «hacer trizas» el Acuerdo, o seguir las mismas políticas que se han implementado hasta ahora, las mismas que han exacerbado la violencia y las desigualdades sociales en el país. La Colombia Humana es la Colombia olvidada por el Estado: la de los colonos; la de las marchas campesinas; la de los sobrevivientes de la Unión Patriótica; la de las mingas indígenas; la de los afrodescendientes; la de los excombatientes; la de los falsos positivos. La Colombia Humana es el proyecto que integra a la nación a la Colombia marginada.

 

También puede leer las 10 razones para NO votar por Petro

About the author

Sara Tufano

Italocolombiana. Socióloga de la Universidad de París 7, con una Maestría en Sociología de la Universidad de São Paulo. Se ha especializado en el estudio del conflicto armado colombiano y de los procesos de paz desde una perspectiva histórica.

6 Comments

Click here to post a comment