Opinión Salud Selección del editor

SAVIA Salud EPS ¿qué hacer?

En 2018 SAVIA Salud EPS ha sido el tema de discusión pública de mayor importancia tanto para el Gobernador y la Asamblea de Antioquia como para el Alcalde y el Concejo de Medellín; y era de esperarse, hoy la empresa mixta (dado que COMFAMA también es socio) reporta pérdidas por 773 mil millones de pesos (sin contar las reservas de $200 mil millones que debe provisionar) y deudas con sus acreedores superiores a los 632 mil millones de pesos.

A favor de la empresa puede decirse que hoy tiene 1.700.000 afiliados, recibe anualmente $1.5 billones por la UPC (Unidad de Pago por Capitación) y le deben $190 mil millones del “No POS”, deuda que anda en un ping pong entre el Departamento de Antioquia y el Ministerio de Salud, mientras se resuelve jurídicamente quien la paga.

Legalmente como lo dijo la Revisoría Fiscal en diciembre de 2016, la empresa, dadas sus pérdidas acumuladas, se encuentra en causal de liquidación, pero liquidar a SAVIA no es tan fácil, siendo una SAS, le respondería a sus acreedores con el capital suscrito y pagado que es de $81.650 millones, lo que implicaría la quiebra y la caída (como un castillo de naipes) de importantes IPS como la IPS Universitaria, el Hospital General, Metrosalud, por mencionar solo algunas de las públicas, y en el caso de las IPS privadas varios de sus proyectos de ampliación de la infraestructura hospitalaria están respaldados en lo que SAVIA les debe.

¿Qué hacer?

Para empezar es menester reestructurar institucional y empresarialmente a SAVIA, esto requiere pensar creativamente, “fuera de la caja”, hoy en Antioquia quien tiene tiempo y misión para pensar por fuera de la caja es Ruta N, quien le ha propuesto a SAVIA la implementación de la Plataforma de Innovación para Transacciones en Salud PITS, un módulo tecnológico que evitaría los reprocesos de información, tanto con los proveedores como con los afiliados a SAVIA, esto sería parte de la solución pero no el todo, SAVIA debe renegociar sus deudas, establecer acuerdos y tarifas de pago más competitivas por los servicios y medicamentos que compra, cobrar lo que le deben y exigir capitalización, más que de sus socios, del Gobierno Nacional, que la animó a surgir, la propició y a la hora de la verdad solo le brinda apoyos morales y no reales, en definitiva al actual gobierno nacional sus buenas intenciones se le quedaron solo en anuncios.

Hoy tenemos una situación fáctica real: el Gobernador de Antioquia Luis Pérez Gutiérrez oficialmente solicitó a los demás socios, al Ministerio de Salud y a la SuperSalud proceder con la disolución de SAVIA, el Alcalde de Medellín Federico Gutiérrez por su parte ha dicho que SAVIA no se puede liquidar, dado que más que un modelo económico, la EPS representa un modelo social para Medellín y Antioquia, COMFAMA ha salido a hacerle coro a la voz del Alcalde.

Frente a este problemático y previsible choque de trenes, propongo:

Que el Departamento de Antioquia enajene a título gratuito el 36,65% de sus acciones en SAVIA a favor del Municipio de Medellín, permitiendo así que la Alcaldía asuma el control accionario mayoritario.

Esto permitiría:

1. Que no se liquide a SAVIA.

2. Que la EPS siga siendo mayoritariamente pública.

3. Que la Gobernación no sea juez y parte en SAVIA, dado que le corresponde misionalmente la Inspección, vigilancia y control de esta entidad.

Ahora bien, frente a esto el Alcalde me ha preguntado: ¿Y las deudas?

Habrá que filtrar y estabilizar la deuda, y una vez la deuda sea cierta, el Departamento podrá cubrir lo que le corresponde de ella (proporcional a su participación accionaria), priorizando el pago a los Hospitales Públicos del orden departamental a los que les debe SAVIA, pagándoles a través del financiamiento de la infraestructura hospitalaria.

Pago de la deuda = más infraestructura hospitalaria departamental.

Esto resolvería por el momento la nube de liquidación que se cierne hoy sobre SAVIA, sin embargo, para el futuro de ella y de las demás EPS, y en especial, pensando en que el nuevo gobierno nacional se instala el próximo 7 de agosto, queda el reto de modificar el actual modelo de Salud, pensando quizás en volver a un modelo Universal de Salud, manejado ojalá por los trabajadores, los empresarios y el gobierno en un paralelismo funcional a lo que hoy son las Cajas de Compensación Familiar, recordemos que la salud es parte del modelo de Seguridad Social