Una vida color de Rosa

En parte, nuestro destino es compartir la vida con una persona que nos ame y que amemos profundamente. Siempre estaremos con diferentes personas, conociéndolas y conociéndonos a nosotros mismos; en ocasiones ese amor llega pronto o en otras se puede pasar mucho tiempo mientras llega la indicada.

 

En esta ocasión les quiero contar la historia de Don Ricardo y Doña Rosa. Como me dijo ella con una sonrisa en su rostro:
— ¡Siéntese mijo yo le cuento el chisme completo!

 

Ella, nacida en Marinilla creció en Manrique con una tía y tenían un puesto en el que vendían empanadas. En uno de esos días vio que allí se encontraba un hombre sentado solo.

— Yo lo vine a distinguir cuando estaba sentado solo comiendo empanada con Coca-Cola.

 

El tiempo pasó y Doña Rosa se casó 2 veces, con su primer marido duró 7 años, luego con el segundo fueron 13 años; viuda de ambos.

 

Ella ahora vivía en Rionegro y cada mes iba a El Peñol a visitar a su mejor amiga, que por cierto es la hermana de Don Ricardo. Así fue como comenzaron a charlar.

— ¡Ay mijo, la hermanita de él era la que nos hacía los cuartos!

 

Un día Don Ricardo viajó a Rionegro a pintarle la casa a Doña Rosa y desde ese día viven juntos.

— ¡Amor usted fue a pintarme la casita, se quedó viviendo allá y esta es la hora en que no la ha pintado!

 

Allí vivieron en una finca por 4 años aproximadamente, vivían muy bien y como dice Don Ricardo: «Teníamos de todo, nosotros vestíamos muy bien». Su felicidad acabó cuando fueron amenazados y por consiguiente les tocó salir corriendo de aquél lugar.

 

Llegaron a una finca que les prestaron en El Peñol, pero les tocó salir de allí porque el dueño la vendió.

 

El papá de Don Ricardo los recibió en su casa en el barrio Florencia (Medellín), allí vivieron por 1 año hasta que una prima de Doña Rosa los llevó a trabajar a una finca en Manizales.

— Oiga Camilo, allá cogíamos café, caña, frijoles, papa y un montón de cosas. Nos tocaba trabajar bastante pero estábamos muy bien.

 

Luego de 7 meses, tuvieron muchas complicaciones y les tocó volver a Medellín a la casa del papá de Don Ricardo. Pero luego de tantas vueltas, una amiga les ayudó a conseguir un ranchito en el barrio Altos de Oriente dos.

Actualmente ella tiene 67 años y él tiene 58 años. Ella tiene problemas de motricidad y su bastón es una escoba, por lo cual no puede hacer mayores esfuerzos. Él no tiene un trabajo estable, ayuda por ahí haciendo mandados y viven de la ayuda de sus vecinos. Su ranchito está hecho con madera burda, ubicada en un barranco, por ello está levantada en la parte de atrás pero el piso está por ceder; el techo está lleno de rotos y la casa llena de baldes para recoger agua, la cual utilizan para lavar su ropa y los trastes ya que no tienen agua potable en su vivienda.
— Los niños de por acá me preguntaron una vez que por qué mantenía barriendo, pero es que este es mi bastón…

 

Ellos viven felices y mientras conversábamos me daba cuenta que el amor que hay entre ellos es muy grande a pesar de todas las dificultades. Se molestan, ríen y se refieren siempre el uno al otro como «amor»; siempre que hablan parece que esa llamada época de jóvenes enamorados nunca se ha ido y disfrutan de su compañía.

Ellos pueden tener pocas cosas materiales, pero amor les sobra para estar siempre juntos en las buenas y en las malas.

“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”. – Antoine de Saint-Exupery.

Color de rosa

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-frc1/t1.0-9/1966769_366192540187128_237698538_n.jpg[/author_image] [author_info]Camilo Andrés Ángel Marulanda nacido en Jardín, Antioquia. Actualmente es estudiante de Comunicación Audiovisual del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid. Trabaja como voluntario en la organización TECHO. Amante de la fotografía, de la naturaleza y del trabajo social. Ver sus fotos. [/author_info] [/author]

 

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.