Opinión Recomendados Selección del editor

Un encargo dudoso: el autoplagio, un nuevo mérito para ser director

Imagen: Shutterstock

Suena descabellado pensar que en pleno año 2021, en una universidad pública existan profesores que desconocen la diferencia entre lo ético y lo legal, que todos los días “educan” a las generaciones de profesionales del futuro, pero por el otro lado se ven enfrentados a procesos disciplinarios, por presuntamente incurrir en conductas de autoplagio de sus propias obras académicas y de investigación con el fin de obtener puntajes en su escala salarial para subir de categoría en el escalafón docente o aumentar con creces su sueldo; es donde uno se pregunta si en realidad quienes forman a las generaciones futuras cuantas con las condiciones éticas para ser llamados profesores, o mejor tener dicha dignidad en su trasegar de la vida.

Tal es el caso del profesor Edwin Andrés Monsalvo Mendoza, del Departamento de Historia y Geografía de la Universidad de Caldas, a quien desde el mes de abril de 2016 el portal plagios.org (portal que se dedica a investigar casos de académicos en Latinoamérica que vulneran los derechos de autor) publicó en su portal web el estudio de caso No. 15, que hacía referencia detalladísima al presunto autoplagio que cometió dicho docente en más 4 artículos de su autoría que se encuentran publicados en revistas como HistoReLo o Caribbean Studies, encargadas de la divulgación de conocimiento en Historia tanto a nivel nacional como internacional.

La investigación pormenorizada que realizó Plagios SOS detalla por ejemplo que: “…Al comparar los contenidos de las dos publicaciones, se presenta que existen 58 párrafos (de 58 totales) de Monsalvo (2012), de los cuales 33 son copia textual y 25 son copia casi textual, en 25 páginas efectivas de contenido (páginas 14 y 38), los cuales ya habían sido publicados en 50 párrafos (de 53 totales) de Monsalvo (2005) (Anexo 4)…”, haciendo referencia a los artículos “Entre leyes y votos” (Monsalvo, 2005) y “Entre leyes y votos” (Monsalvo, 2012) publicados ambos en las revistas académicas Historia Caribe e HISTOReLo respectivamente con 7 años de diferencia y por el mismo autor; así mismo existe evidencia clara y precisa sobre otros dos artículos que evidenciarían la responsabilidad directa del profesor frente al posible autoplagio.

Como consecuencia de esta investigación, el portal Plagios SOS puso en conocimiento de su caso de estudio a los organismos de control (Procuraduría y Contraloría entre otros) para que de encontrarlo procedente investigaran si dichos hallazgos relacionados con el autoplagio eventualmente implicaban alguna clase de conducta contraria al ordenamiento jurídico, disciplinario o fiscal. De allí que, en el año 2017, el Grupo Formal de Trabajo Disciplinario de la Universidad de Caldas comenzara con las subetapas del proceso disciplinario, ya que el señor Edwin Andrés Monsalvo Mendoza es profesor de planta de la mencionada institución de educación superior.

En julio de 2019 este ciudadano solicitó información a Control Interno Disciplinario de la Universidad de Caldas indagando de la etapa procesal de dicho proceso; a lo cual informaron en su momento que el mismo se encontraba en la etapa de investigación disciplinaria ya vencida por el alto volumen de procesos que se encontraban pendientes de decisión.

Continuando con esta particular situación, a finales del año 2020 el profesor Edwin Andrés Monsalvo Mendoza fue nombrado director del pregrado de Historia de la Universidad de Caldas en encargo mientras su titular cumple en la actualidad funciones como Decano (e) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Caldas. Es de tener en cuenta que dicho nombramiento corresponde a una provisionalidad que hace el rector de la institución mientras se celebran las elecciones para elegir el nuevo decano, lo que haría que el actual decano (e) volviera a su titularidad como director de programa titular una vez se realicen las elecciones.

Le llama la atención a este ciudadano que teniendo el departamento de Historia y Geografía de la Universidad de Caldas varios profesores de planta tanto hombres como mujeres preparadísimas, con más años de experiencia que el profesor Monsalvo Mendoza y sin un solo proceso disciplinario vigente, haya sido este último el seleccionado por el rector Alejandro Ceballos para ocupar el encargo de la dirección del pregrado, pese a la actual investigación disciplinaria que pesa en su contra. Con esto no quiero decir que el profesor Edwin Andrés Monsalvo Mendoza esté inhabilitado o cometa una falta disciplinaria al ocupar dicho cargo, ya que fue el poder nominador y discrecional que tiene el rector el que lo tiene allí; sino que para la actual administración de la Universidad de Caldas la imagen de transparencia es el bastión de su gestión y no le queda muy bien que haya nombrado a un profesor[1] que aún tiene pendiente responderle no solo a las autoridades de control disciplinario, sino también a la academia regional y nacional; así como también a sus alumnos las denuncias presentadas por el Portal Plagios SOS frente a su presunto autoplagio desde hace varios años.

A principios de este mes, nuevamente al indagarle al Grupo Formal de Trabajo Disciplinario de la Universidad de Caldas por el estado actual del proceso disciplinario, dicha dependencia contestó que el proceso aún se encuentra pendiente de la evaluación de la etapa de investigación disciplinaria; la misma etapa en que se encontraba en julio de 2019. Cabe recordar que en vigencia de la Ley 734 de 2002, el límite que cuenta Control Interno Disciplinario para proferir una decisión de fondo es de 5 años, límite que vence este año 2021.

Esperemos que con prontitud la Oficina de Control Interno Disciplinario nos resuelva este caso que ha generado nuevamente cuestionamientos de carácter ético, educativo y profesional en la comunidad universitaria; ya que la gravedad de este caso no solo radica en el presunto autoplagio del profesor, sino en los puntos salariales que eventualmente obtuvo ante el Comité de Asignación de Puntos Salariales – CIARP por estos artículos, que se ven traducidos en aumento de su escala salarial actual.

Citando a Johann Wolfgang Goethe: “Nadie sabe lo que hace mientras actúa correctamente, pero de lo que está mal uno siempre es consciente”.

 


[1] Que por demás lo cobija la presunción de inocencia.