Somos una historia

Hacemos cosas o las dejamos de hacer según encajen o no con el guión que hemos creado para nuestras vidas, es decir; en la vida real nosotros somos portadores de un gran relato, la historia de nuestra propia identidad, gracias a nuestro relato nos conocemos en el espejo cada mañana; sin embargo construimos, modificamos e interiorizamos nuestra historia cada día.

Nuestra narración personal cuenta con un principio, una trama, una serie de acontecimientos, nuestro primer beso, un karaoke con los amigos, conflictos, y en todos ellos hay personajes principales , secundarios y extras que vienen y van, escenarios aburridos, excitantes, mágicos y divertidos.

Nosotros se supone somos «los directores» que escribimos el guión, elegimos los personajes, montamos escenarios, organizamos la trama, según nuestro criterio de la búsqueda del sentido de nuestras vidas.

Así que regresando al principio, si en nuestra historia personal somos unos ciudadanos ejemplares y modelos de conducta,  todo el relato de esta historia nos hablara de como no tiras la basura al suelo, que cumple con los  deberes en el hogar y fuera de el, que ayudas al su prójimo etc. etc…

Por otro lado, si nuestro relato nos considera una persona malvada, esa historia nos revelara todo su prontuario

Las personas con las que te relacionas son a la vez coguionistas, personajes y publico, también son críticos de tu relato, ellos una vez te promocionan  con tu historia y otras veces te censuran.

Si en nuestro relato somos pobres víctimas del destino, será claro que los demás serán nuestros verdugos.

Si en nuestra historia somos maravillosos bailarines, a los demás les tocará hacer sonar los instrumentos musicales

Siempre es bueno recordar que la identidad la construimos en base a la identificación o la oposición, es decir

Para algunos hinchas del Madrid, ser anti Barcelona es parte de la esencia de un buen madridista y viceversa.

Lo mismo ocurre en los partidos políticos, las empresas  o las tribus urbanas.

Los adolescentes por ejemplo, encuentran en los iconos musicales una historia que imitar, colgar un póster de Karol G, Camilo o Maluma en el cuarto es tener un manual de instrucciones  a mano para construir el relato de su identidad

al final nosotros escribimos nuestra historia de principio a fin

💥Apóyanos en 👉 fundación Mi llave , con la compra de un seguro, estarás sirviendo con tus recursos a las familias mas desprotegidas de Colombia

About the author

Alvaro Jorge Acosta Peña

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.