Navidad pasada por Pólvora y Política

     

El Instituto Nacional de Salud de Colombia (INS) informó que en lo que va de diciembre de 2021 se han presentado más quemados por pólvora que en los dos años anteriores. El aumento es de un 38% frente al año anterior cuando los lesionados fueron 406 personas, mientras que para ese día del año en curso ya se contaba con 561, entre ellos 192 menores (más de la mitad heridos en compañía de sus padres).

De acuerdo con Patricia Gutiérrez directora de la Unidad de Quemados del Hospital Simón Bolívar en Bogotá, pese a la pandemia y a las prohibiciones existentes, la celebración de navidad sigue dominada por esta “irracional” forma de celebración en la se que utiliza algo que “se inventó para matar, para herir”. Sin falta, “el 7 de diciembre por norma empezamos estas tragedias hasta el 15 de enero”.[1] Quienes más se queman son los niños entre 11 y 15 años, hijos de una cultura machista que los deja marcados y traumatizados de por vida, como puede atestiguar cualquiera que conozca a un colombiano adulto que se haya quemado en la niñez. En tono indignado y de incomprensión frente a esa “tradición” la médica afirma que esto no son casos aislados y regionales, sino que es una dinámica de todo el país que “se tiene que acabar […] esto es algo irreconciliable”.[2] Pese a los llamados anuales en noviembre a “quemados cero”, los lesionados y amputados en extremidades, ojos y torso constituyen una tragedia anunciada que pareciera de la naturaleza por lo incontenible, pero cuya verdadera dinámica es social y por ende transformable.

La pólvora que acompaña a las sociedades humanas hace siglos en tareas bélicas, productivas y festivas, hoy democratizada en Colombia con poco control, podría implicar un daño menor pero como se sabe, el siglo XXI no está obligado a ser más “civilizado” que sus antecesores así muchos lo presuman.

Antioquia tenía el 27 de diciembre el penoso primer lugar en el país con 58 lesionados por pólvora lo que implicó un aumento del 23% frente a los años anteriores,[3] seguido de cerca por Valle y Bogotá. De acuerdo con la Dra. Gutiérrez, aun faltando uno de los días en que más se usa pólvora en Colombia (el 31 de diciembre) “llegaremos a 700 quemados con pólvora antes del 2022”[4].

Además de esta “pandemia polvorera” que afecta no solo a los humanos sino a los animales, las plantas y la calidad del aire; en Colombia continúa la del Covid 19. De acuerdo con el reporte hecho por el INS para el mismo 27 de diciembre, el día anterior se habían presentado 3022 contagios, 32 muertes y se mantenían 17.374 casos activos.[5] De acuerdo con el reporte Bogotá tiene una ocupación UCI del 59,3% mientras que la de Medellín es el 87% y en el Valle 61%.[6] El 28 de diciembre se presentaron 35 muertes y otra vez en más cuatro meses, más de 4000 casos diarios teniendo Antioquia (SIC) el primer lugar en contagios por Covid.

Mientras tanto la clase política colombiana y la antioqueña principalmente (tanto en el poder como en oposición) han sometido a la sociedad a la división permanente. El día de las elecciones de 2018 no fueron el fin de las campañas, sino el inicio de una nueva fase de éstas, mucho más agresiva porque sometió la gobernanza del país a la política partidista cotidiana. En Medellín nunca envanairon el machete tuitero y hoy al grito de guerra #NoPasarán y #revocatoriaya, siguen enfrentándose, demostrando que los propósitos comunes ceden al interés sectorial. ¿Eso explicará el deshonroso primer lugar en temas gestionables como sociedad o será esa nuestra “naturaleza”?


[1]https://www.bluradio.com/nacion/llegaremos-a-700-quemados-con-polvora-antes-del-2022-jefa-unidad-de-quemados-del-simon-bolivar

[2] Ibid.

[3]https://www.bluradio.com/blu360/antioquia/antioquia-ya-completo-58-lesionados-con-polvora-23-son-menores-de-edad

[4] Op.cit.

[5] https://www.eltiempo.com/salud/covid-19-en-colombia-indicadores-de-contagios-en-las-distintas-regiones-641547

[6] Algunas de estas camas UCI están siendo usadas para otras patologías.

About the author

Jorge E. Suárez Gómez

Profesor Facultad de Ciencias Sociales y Humanas. Investigador en perspectivas memoriales, columnista sobre temas de coyuntura global/local.
UdeA

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.