Requiem por Isagen

Isagén pasó de ser el gran activo de una Nación a ser botín de guerra ofertado públicamente por una lanza hincada
Hoy en las horas de la mañana el gobierno nacional vendió a la empresa canadiense Brookfield su participación del 57.6 % en una de las empresas más queridas por los colombianos, Isagen.

Hoy en las horas de la mañana el gobierno nacional vendió a la empresa canadiense Brookfield su participación del 57.6 % en una de las empresas más queridas por los colombianos, Isagen.

Es incomprensible la torpeza con la cual el gobierno nacional se empecino en llevar a cabo dicha operación, una empresa que goza del afecto y aprecio por parte de toda la ciudadanía, muy merecida además, por ser una de las pocas empresas del estado manejadas con criterio técnico y objetivo, lo que permitió que se constituyera en una de las llamadas joyas de la corona por parte del estado colombiano.

Digo torpeza porque además del gran error de despojar a la Nación de uno de las empresas más valiosas y productivas del país, difícilmente se podría haber ideado una forma y un momento, más inconvenientes para proceder a la enajenación de un activo tan preciado por la ciudadanía, de una importancia estratégica fundamental, como ente regulador de las tarifas de energía en el mercado, en medio de un fenómeno del niño, uno de los más severos que se conocen en las últimas décadas, y ante el anuncio oficial de aumento en las tarifas de energía

Las razones expuestas para la venta, por parte del presidente Santos, y el ministro de hacienda Cárdenas son de una pobreza conceptual y técnica, vergonzosas por decir lo menos, pues la argumentación expuesta no convence a ningún sector de la sociedad, ni a los especialistas, a los partidos políticos y menos a la opinión pública, son diversas y de público conocimiento, las alternativas que pudo utilizar el estado para adquirir los recursos necesarios para la construcción de las obras de infraestructura a las que se destinarían dichos recursos, sin necesidad de despojarse de un activo de interés estratégico tan importante para el país.

El efecto logrado por esta absurda medida, puede tener unos efectos adversos para el gobierno, inimaginables, pues ha logrado lo que nunca en la historia reciente de este país, había ocurrido, unificar a todos los sectores políticos de todos los matices, derecha, centro e izquierda, a toda la sociedad civil, e incluso hasta la guerrilla, en contra de semejante disparate.

Esta equivocación  podría constituirse, en un plebiscito nacional anticipado, que puede poner en riesgo entre otras cosas, hasta el propio proceso de paz, propósito de esta administración y de todo el país, que con tanto esfuerzo se viene adelantando, al generar un rechazo generalizado por parte de todos los estamentos sociales y la opinión publica hacia su gobierno, desgastado y envilecido ante estos, y ante cuya instancia espera someter a aprobación un referéndum para la terminación del conflicto armado que agobia a nuestro país.

Constituye esta acción, un acto reprobable, mezquino y abyecto para con el país, pero sobretodo es un acto de irresponsabilidad enorme, no dimensionar el alcance que pueda tener una medida de esta naturaleza sobre el proceso de paz en este país que es el anhelo y el fin supremo de todos los colombianos.

Pocas esperanzas quedan para que el Consejo de Estado, pueda deshacer dicha operación, es por ello que invocamos un réquiem por Isagen, y por el país.

 

Luis Simón Zuluaga Ruiz.

Tags

About the author

Editor

Editor general de Al Poniente. El contenido de esta columna es de propiedad de su autor, y no necesariamente refleja las opiniones del equipo editorial de Al Poniente.

3 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • I simply want to mention I’m newbie to blogging and really enjoyed this blog. More than likely I’m want to bookmark your blog . You definitely come with very good articles. Thanks for sharing with us your blog site.

  • Hands down, Apple’s app store wins by a mile. It’s a huge selection of all sorts of apps vs a rather sad selection of a handful for Zune. Microsoft has plans, especially in the realm of games, but I’m not sure I’d want to bet on the future if this aspect is important to you. The iPod is a much better choice in that case.