¿Reforma Tributaria Necesaria?

“El gobierno tiene plata, sin duda, hay como enfrentar la recesión que se viene, ¿para qué otra reforma tributaria?”


Lo primero que hay que decir es que no se necesita una reforma tributaria, pues el mayor recaudo por concepto de impuestos (ingresos corrientes) le permiten a este gobierno un alto margen de operación fiscal en el gasto y la inversión para el desarrollo del país.

De acuerdo con estimaciones del Ministerio de Hacienda, para 2022 el recaudo este año crece en 24,8% y solamente por concepto de impuestos le corresponden $202.5 billones. En solo impuesto de renta para 2023, sin reforma, el recaudo aumentará el 51%, con un valor de $122 billones.

Desde 2019, las personas naturales declarantes del impuesto de renta aumentaron en 1.139.166 contribuyentes; con un crecimiento del 109,2% desde 2015, en renta personas jurídicas desde 2015 hasta 2021, el crecimiento fue del 39,0%, al pasar de 444.000 a 617.600. En 2021, el plan de choque contra la evasión y el contrabando permitió un recaudo por $24.18 billones. En 2021 se recaudaron $11.57 billones adicionales, con un cumplimiento del 107,7% de la meta fiscal del año.

A agosto de 2022, la Dian ha comunicado un recaudo por valor de $152.07 billones, la meta en lo corrido del año ya sobrepasa en 17,2% el valor esperado, es decir a la fecha hemos recaudado el 117,2% de la meta esperada y eso equivale a un crecimiento del 36,8%.


Le podría interesar: Efectos del proyecto de reforma tributaria: Afectación grave al Mercado de Valores


Al presupuesto general de la nación, con motivo de la recuperación económica y el mayor dinamismo de recaudo, le permitió una adición por $14.2 billones, el 56% de lo que se espera recaudar con la reforma, tenemos plata, para nadie es un secreto, el gobierno tiene suficientes recursos, sin nombrar las utilidades de Ecopetrol ($17 billones primer semestre) y los recursos que estaban presupuestados y que ya no se pagarán al FEPC, se dejará de subsidiar la gasolina y se aumentará gradualmente.

La reforma tributaria no puede ir en contravía de uno de los avisos que el mundo está dando; el eventual retorno a una recesión económica afectada por la inflación y la subida del tipo de interés que desaceleran el consumo de los hogares, rebajan expectativas de crecimiento (1.8% para 2023) y cambian las expectativas de la población frente a su condición económica para el próximo año.

Las reformas hay que hacerlas en el mejor momento y siempre que vayan en la vía de mejorar la confianza en la economía, las expectativas de consumo, la tranquilidad de los mercados y la protección de los ingresos.

Por ahora, la reforma va a afectar directamente la demanda efectiva de los colombianos, puede reducir significativamente la velocidad de la inversión (sobre todo tecnológica y digital) en el país, y tambalea la informalidad, con una tarifa efectiva de hasta el 90% para las empresas, ningún empresario tendrá estímulos para crecer. Es tiempo de decirle a los colombianos que tal como está la tributaria, con apenas ajustes pequeños entre tarifas, vamos a tener escenarios muy lentos en la producción, el empleo y el consumo. Parece que esta vez, el multiplicador va a ser cero.

Por último, es importante tener en cuenta el coctel mortal que se está preparando para la economía, el empleo, el consumo y el crecimiento. Un posible aumento nuevamente de dos dígitos en el salario mínimo, aumentos en la gasolina, reforma tributaria, inflación, tasas de interés altas, decrecimiento de las economías del mundo. Bebiéndonos todo esto al mismo tiempo tengamos por seguro un fuerte guayabo. Después no digan que no les avisamos


Otras columnas del autorhttps://alponiente.com/author/ciroaramirez/ 

About the author

Ciro Alejandro Ramírez C.

Abogado egresado de la Universidad Javeriana; especialista en derecho minero-petrolero de la Universidad Externado de Colombia, derecho contractual de la Universidad del Rosario y derecho de sociedades de la Pontificia Universidad Javeriana. Magister en Gerencia Pública de la Universidad de los Andes, escuela de gobierno Alberto Lleras Camargo. Actualmente, cursa programa de Doctorado en Derecho en la Universidad Santo Tomás.
Representante a la Cámara por el Departamento de Boyacá para el periodo constitucional 2014-2018, miembro de la Comisión tercera constitucional de la Cámara de Representantes. Actualmente es Senador de la República, por el partido Centro Democrático.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.