Opinión

¿REALMENTE SOMOS SUBDESARROLLADOS POR SER MENOS QUE LAS GRANDES POTENCIAS?

Esta es una pregunta que se responde fácil, la respuesta es no. Todos somos inteligentes, todos tenemos habilidades y facultades para progresar, entonces ¿cuál es el problema? ¿Porque nuestro continente no deja de ser un semillero de las grandes potencias, para cosechar lo que ellos cultivan y se convierta en una potencia más?

La publicación de ´´las venas de América latina´´ nos relata esta problemática. Es un libro escrito de manera sencilla, para que todos pudiésemos entenderlo, un libro en el cual se encuentran, no las verdades  manipuladas por los que han vencido siempre, o por los que quieren ocultar la verdad, si no por la verdad relatada en las experiencias de todo un continente que ha tenido que sufrir las consecuencias de un subdesarrollo. su auge en ventas es debido a la importancia que le dieron las dictaduras para prohibir su venta, dándole gran importancia con el fundamento de que éste libro era un corruptor de menores, cuando este texto son todas aquellas cosas reales que sucedían en ese entonces y que eran de tal injustas que su divulgación era necesaria.

La gente al no tener un éxito rápido y contundente, tiende a culpar a todo el mundo y a todos por su falta de éxito, por eso surgen argumentos como: es que las costumbres y la religión no me dejan progresar; el clima agobiante y las desgracias de toda nuestra historia nos tienen de esta manera, Falso, si bien hay causa y efecto los seres humanos somos la causa, no por eso los actos pasados condenan nuestro futuro y nuestro presente, aunque repercuten según sea el caso, por ello conocer nuestra historia de fuentes reales, no de aquellas que se manipulan para que todos los ciudadanos vivamos a una realidad no nuestra y que nos oprime a vivir como la supuesta realidad lo concibe. Conocer la historia real es importante para no cometer los mismos errores y saber más de nosotros mismos, nuestros logros, fracasos, tragedias en fin todo lo que nos caracterizo tanto a nosotros como a nuestra cultura. Por ello para cambiar se necesita conocer lo que fue para perfeccionar lo que será.

A lo largo de la historia, nuestro continente suramericano ha sido tachado por ´´  países en vía de desarrollo´´ ¿Por qué? Simple, porque nuestro progreso se basa en captar y conseguir el desarrollo de los demás, aumentando nuestra mediocridad, acrecentando económicamente a los demás y volviéndonos más estupidependientes de aquellos que se creen superiores a nosotros. Nuestro título de ´´  países en vía de desarrollo´´ ha tenido una historia triste y cruel, con la falta de voluntad de nuestros mandatarios y nosotros mismos, hemos dejado que un sistema gobierne y acreciente el hambre y el miedo, la redistribución inequitativa de los recursos, dejando a una minoría en grandes lujos y a una mayoría en una miseria total y una supuesta ´´redistribución regresiva del ingreso´´ que se traduce en el empobrecimiento de la clase trabajadora, sin duda un factor más que permite que los ricos cada vez sean más ricos y los pobre cada vez sean más pobres. ´´Sin lugar a duda uno de los grandes promotores para parar esta realidad son los mercados internacionales´´, déjenme reírme un rato.

 Los mercados internacionales nos ponen al servicio de sus productos como esclavos de su labor. Su intención monopolista alcanza un grado de poder, tal que son capaces de controlar el dominio en la oferta, en los créditos y en las inversiones, haciéndonos a nosotros autodependientes de ellos.  Así se ha visto la dictadura de las corporaciones multinacionales que operan en muchos países controlándolos y haciendo de ellos su total control. Ni un más remoto cambio es capaz de acabarlas, como se vio en 1973 con la subida del alza de países árabes al petróleo, no se afecto la industria petrolera de exxon o la gulf ni se pudo crear una industria petrolera árabe propia, su impacto no fue controversial y antes por esta medida las potencias hicieron que los árabes fueran los emisores de la inflación de la desocupación obrera de Europa y Estados Unidos.

 Pero cuando el crudo estaba en una cotización baja y su costo no era mucho, las empresas internacionales se lucraron de esto, pues la materia prima era económica pero sus productos fabricados por las mismas iban en aumento acaparando muchos recursos. Las empresas internacionales cambian a su antojo los precios de los productos sin preguntar y sin más los suben y bajan a su antojo, controlan todo el flujo y valor de las cosas que ellos producen y como mundialmente son apetecidas y ´´necesarias´´, son de gran demanda por lo que no importa el precio con tal de conseguirlo, así sea robando, endeudándome o morir por tenerlo.

Los mercados internacionales inundan nuestras calles  y derriban poco a poco nuestra industria nacional, acapara nuestros recursos, los agotan sin cesar, emplean nuestra gente con míseras pagas, haciendo así que los volvamos ricos a ellos y nosotros nos condenemos a la pobreza y dependencia de ellos. Por ejemplo, Venezuela no compartió en un aspecto, el petróleo. Venezuela determino que no seguiría dependiendo de empresas internacionales que acabaran sus recursos más preciados y caros en su época y la actual que es el petróleo, creo en el nacionalismo en la refinería petrolera dijo Chávez, haciéndose no independiente pero si menos dependiente de lo internacional, fortaleciendo así un país más sólido y que progrese de por si por sus experiencias y funcionamiento, no por las miserias de otro país ajeno al venezolano.

Aunque ser ´´ independientes´´ es bueno, no significa que sea el sistema perfecto, pues el estado puede consolidarse económicamente, pero también lo tiene que hacer en la parte social, redistribuyendo las riquezas, fomentando la conciencia del ahorro y la prudencia, y de la destrucción de barreras entre ricos y pobres, uno no puede morir de hambre o de exceso de comida, hay que tener un equilibrio.

Los países subdesarrollados vivimos en ese término, pues adoptamos y captamos el modo de vida de las grandes potencias, hacemos nuestro, lo que no es de nosotros y lo que es de nosotros lo despreciamos y no le damos valor. De esta manera nos estamos clavando una soga al cuello, porque cada vez más estamos siendo más dependientes y estamos logrando que estas grandes multinacionales y naciones, nos dominen  a su antojo y hagan con nosotros lo que quieran, controlando así nuestras vidas, tiempo y años a servicio de su creciente e ´´indestructible´´ estructura. No nos damos cuenta que poco a poco los recursos se van gastando y que cada vez se vuelven más costosos e irrecuperables.

El problema se ah venido solucionando por muchos países, si se quiere solucionar algo se deben crear reformas sociales y económicas como lo trato de hacer el general Alvarado y también con su reforma agraria  que consistía  en recuperar los recursos usurpados por el capital extranjero, pero si bien es cierto, hubo posible remedio para solucionar la problemática, también hubo problemas y eventos que marcaron sin duda la creciente solides de países extranjeros y los monopolios. Como por ejemplo en Bolivia, el dictador Hugo Banzer decía no a la amnistía de los presos, los exiliados y los obreros despedidos, creando gran conmoción a nivel nacional, fomentando una multitudinaria huelga de hambre en contra de la dictadura a lo cual el gobierno reacciono castigando, amenazando pero no tuvo efectividad pues la voz del pueblo es la voz de Dios y cuando un pueblo se une, derrota cualquier reforma y cualquier ley y mandato, logrando así el arraso de la amnistía.

Sin duda este caso es un por menor de todas las atrocidades cometidas por los gobiernos latinoamericanos por las influencias extranjeras. Como en un caso extremo de Uruguay y Argentina  quienes se encarnaron disque en una tarea de desinfección por parte de las fuerzas armadas convocadas por las clases dominantes para arrancar las raíces de izquierda. Perpetuando así el orden interno de privilegios, económicos y políticos de las empresas extranjeras y los poderes dictatoriales de estos países con el fin de que el país volviese a un estado normal en donde los trabajadores fueran mansos y débiles y que cobrasen cualquier salario para acrecentar la utilidad de las empresas y el gobierno.

La población para esta naciones se convirtieron en un enemigo que había que arrasar, pues para ellos las huelgas y demás eran desequilibrantes para la nación, porque sabían que lo que alegaban era una realidad que al gobierno no le convenía revelar. Por ello se dieron miles de secuestros, muertos, heridos y millones de familias envueltos en la pobreza absoluta, creando así un estado terrorista, que proponía paralizar a las personas y sembrarles miedo para obtener de ellos trabajo y beneficios para seguir manteniendo su estructura y sin que ellos se quejaran ni del trato ni de la paga. A los estados unidos se le acusa de impulsar todas estas injusticias, pues a él le convenía de cierta manera tener nuestro continente dominado para así después usurparle todo hasta acabarlo, sacándole los mayores provechos tanto en materias primas y mano de obra por tiempo ilimitado a cambio de una supuesta ayuda sin esperar nada a  cambio.

Haití es uno de los países con pobreza extrema más altos del mundo, con una tasa del 90% de la población que no sabe ni leer ni escribir pero que  increíblemente es el país que más produce pelotas de beisbol en el mundo ,más  el beisbol no se practica en ese país. Su mercado de pelotas es controlado por industrias extranjeras que solo le dan un pequeño porciento a los trabajadores, de un dólar por día y generando para ellos una utilidad gigantesca. Pero aquí el menor asomo de huelga es motivo de muerte o cárcel, sus condiciones cada vez son más precarias y su producción nacional va dirigida a satisfacer a mercados internacionales y no abastecerse a sí mismo.

Nuestra historia nos ha dejado huella de las fatalidades que se han cometido como: en la dictadura de Pinochet, la dictadura uruguaya y demás que nos han enseñado que el poder  se ejerce por la fuerza, que la industria internacional no solo hay que promocionarla si no apoyarla y fortalecerla y que nuestra gente, terreno y recursos son tan valiosos que los extrajeros nos dan una pequeña parte de lo que verdaderamente cuesta, pero a pesar de todos estos reflejos y a pesar de que aprendemos un poco se nos olvida y optamos por el camino más rápido y fácil que es regalar todo lo nuestro, con tal de que vivamos bien por un tiempo.

Es increíble como hemos aceptado que quienes producimos lo más importante, la materia prima, materia con la cual es el fundamento de todo, permitamos que recibamos solo una pequeña ganancia como es un caso que conozco de un señor que vive por mi finca, el señor cultiva zanahoria y un bulto de 10 kl lo vende a 3000 pesos con lo cual no alcanza ni para pagar trabajadores, abono, el tiempo y la comida para el hogar, pero el intermediario vende 1 kl a 2000. Permitimos que gradualmente se aprovechen de nosotros y lo que hacemos es acrecentando el poder de ellos para que ellos después de un tiempo nos esclavicen a nosotros.

 Hoy en día se habla de libre competencia pero es algo tan absurdo, mientras haya monopolios que quieran controlarlo todo, la desigualdad será existente y jamás menguara, las dificultades económicas seguirán ocurriendo y los problemas sociales jamás se resolverán. Sin duda en nuestra historia y actualmente hemos tomado malas decisiones ¿Por qué? Es simple, porque nuestra educación es pobre, no va más allá, se estanca y aprende de la copia de los proyectos de los demás, mientras países como Brasil inviertan en su presupuesto nacional para la guerra el triple que en educación jamás podremos salir de este problema. La toma de malas decisiones es por el desconocimiento de las que si son buenas.

La historia nos muestra todos aquellos sucesos buenos y malos pero ellos no determinan lo actual, si bien es cierto la historia se forja también se puede cambiar y mejorar. La historia nos muestra que tan brutal es la economía, por ello las intervenciones oficiales, muertes e intervenciones de países extranjeros para el hundimiento de protestas y huelgas, la ambición de muchos opaca a una gran multitud que tiene la esperanza de salir adelante. Estas ambiciones son tan grandes que al momento de no tener control hacen lo que sea así sea matar para recuperar dinero y así seguir manipulando el mundo. En tiempos en los cuales la economía no esta tan bien el estado democrático es una amenaza, por lo que se concreta una estado autoritario que tome medidas disque para controlar la crisis, cuando lo único que hace es volverse a estructurar y formar para seguir mandando.

Latinoamérica se sumerge cada vez más en la dependencia de las potencias al seguir pagando una deuda que ni siquiera muchos países decidieron sus habitantes tener, como en el caso de Bolivia quien su gobierno adquirió un préstamo en el 69 y el cual debía cada boliviano 139 dólares en ese entonces y que al pasar menos de una década ya debían casi que el triple. Una deuda que lo único que quiere es hacer es el  pago indefinible y que los países en vía de desarrollo jamás se desarrollen, es sin duda un claro objetivo de que las economías extranjeras fuertes quieren vernos a nosotros arrodillados por toda la vida.

 Y así seguirán sumergiéndonos pues además de pagar una deuda interminable, permitimos que la industria internacional se apodere de la nacional haciéndole competencia y derribando nuestra industria nacional logrando así la dependencia total de nuestra naciones a todos ellos, además de el regalo de recursos por migajas que nos dan las grandes potencias, brindándoles acceso a las materias primas y trabajadores por un lucro bajo que ni siquiera le da un salario digno a un trabajador, constituyendo así una Latinoamérica en subdesarrollo por forever y una dependencia total pues la desnacionalización de la industria, hace que dependamos de la tecnología que solo suministra las grandes empresas a muy altos precios y de segunda mano, siendo así el progreso mediocre a costo del esfuerzo de otro y acabando nuestras posibilidades de algo mejor, sellando un pacto imborrable de fidelidad y trabajo a las grandes potencia y mercado internacionales.

Latinoamérica no solo pasa por un momento decisivo si no también el mundo entero, la ambición de estas empresas son tan grandes que nos les importa destruir el planeta con el fin de que hasta el último momento sean considerados los controladores de todos, mientras unos prometen la plantación de árboles otras arrasan arboles en millones o una parte hace lo mismo a la vez, a este ritmo no solo Latinoamérica será subdesarrollados si no todo el mundo, por que el planeta en el que vivimos es uno y si no lo cuidamos y se daña traerá consecuencias a todos.

Si fuera poco a todo esto se le junta el problema social que si bien es cierto ya no hay traficantes de esclavos, si los hay de trabajadores, hoy en día no se les remunera a aquellas personas que se parten la espalda trabajando de la mejor manera, se les paga con cositas de nada como si las condiciones actuales dieran para vivir de nada, sus ocho horas reglamentarias son cambiados por 12 a 14 sin pago extra y a pesar de la creación del código civil, leyes, normas, las injusticias se perpetuán y se realizan día tras día, los problemas sociales aumentan, la violencia se acrecienta y la pobreza también, lo que sí es verdad es que si sigue habiendo la desigualdad con la que se ve hoy en día los problemas sociales  jamás tendrán fin.

El problema del subdesarrollo se acabara cuando primero nos demos cuenta que nuestra gente, recursos y terreno valen, que no hay nadie más inteligente y audaz que explotarlos  que nosotros mismos porque si nacimos aquí fue por algo, no creo en las casualidades.

Cuando creamos en nosotros y fomentemos una industria nacional fuerte que reviente la demanda de otros países y dejemos de depender de mercancías internacionales veremos un gran cambio, nadie nos dirá que hacer ni cómo hacer las cosas. La educación tiene que ser un objetivo primordial para cualquier gobierno, un ciudadano bien educado es un ciudadano potencial al mejoramiento de la sociedad, a la creación y a la decreciente toma de malas decisiones pues conoce las consecuencias y pro de ellas, cuando fomentemos una educación que nos enseñe que somos unos berracos, que nuestras capacidades nos dan más que para comprar artículos de otros y trabajar para otros ese día ese término de países subdesarrollados desaparecerá, cuando seamos capaces de poner un grito en el cielo y decir que todo está mal y presionar al gobierno a hacer cambios necesarios. si ese día no se presenta este presente jamás cambiara y acá lo mas importantes no es progresar y seguir con las injusticias sociales no jamás, es primordial después de progresar tener una redistribuciones equitativa, darle oportunidades de trabajo y educación para  todos y propiciar leyes claras para la regulación de la economía, el empleo, la salud, la educación y demás, ese día cambiara no solo el futuro si no el presente de una sociedad que cada vez mas decae y se sumerge en el juego de títeres de los que creen tienen el control total.

! Si algún día nos damos cuenta de esta realidad, ese día podremos no solo darnos calidad de vida a nosotros si no también a nuestros hijos a todo un país y al mundo entero!

Conocer me hace libre de las cadenas de la incredulidad y de la esclavitud de la ignorancia

LA EDUCACIÓN  NACIONALIZACIÓN  JUSTICIA Y VALOR DE IDENTIDAD PROYECTOS ESENCIALES PARA ALCANZAR EL ÉXITO

´´Derribar a sus dueños, país por país. Se abren tiempos de rebelión y de cambio. Hay quienes creen que el destino descansa en las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres´´

Si de la avaricia te has de dejar llevar es porque a los siete pecados capitales haz de alabar

Esto fue escrito por

Daniel Sierra Botero

Empresario y profesional del area de salud pública, asegurabilidad y administración en salud preventiva. Preocupado por los problemas sociales y de salud pública.

1 Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Totalmente de acuerdo. Hoy en día somos los actores de nuestra propia desvalorización como nación, sociedad, persona. Permitimos que los demás defienda sus intereses y nos manipulen a como más les convenga, nos falta ser más criticos a la hora de tomar decisiones o de formar una alianza para nuestro devenir. deberiamos pensar menos en si mismo y hacer más por los demás dejando a un lado la avaricia y el interés que lo unico que hace es que seamos esclavos del egoismo. Aceptemos que hay gente que hace lo que otros tal vez no son capaz de hacer y que merecen ser dignos, no esclavos de cualquier centavo. Tengamos más caracter, ignoremos la mediocridad, confiemos en nuestros propios talentos, habilidades; sobretodo seamos portadores de principios y valores si queremos un país y una sociedad mejor “aislada de los monopolios” que actualmente nos consumen.