Ciudad Región Opinión

Realidad de la Minería informal

Firma: Mesa Minera Remedios – Segovia

La minería en Colombia goza de una antigua tradición, de la cual todos deberíamos sentirnos orgullosos, pero no es así.

En redes sociales, noticieros y documentales, en términos generales, nos tratan como delincuentes y somos mostrados como grandes contaminantes de la flora y fauna, esto gracias a la desinformación y manipulación de la realidad de nuestro gremio.

Las multinacionales manejan grandes capitales, que tiene su génesis en la extracción de minerales de nuestra tierra, una pequeña parte del dinero lo dejan en el país y es utilizado para desprestigiar nuestra labor y comprar conciencias. Sólo retribuyen en las zonas de influencia de su actividad, con ínfimas inversiones que son magnificadas para dar la sensación de ayudar a la comunidad que habita la zona.

Muy a pesar de ser nacidos y criados en la tradición minera, hemos sido testigos generación tras generación, de su manipulación y la creación de leyes que nos van desfigurando y nos estigmatizan frente a la sociedad en general.

Por más de 500 años hemos ejercido la minería ancestral con gran tesón, nuestros pueblos mineros experimentaron grandes bonanzas y un progreso económico, que para el caso de Segovia dejó de existir con la llegada de la Zandor (hoy Gran Colombia Gold). Ellos han librado una batalla jurídica con cada una de las unidades mineras de la región, ofreciendo contratos leoninos e iniciando procesos judiciales que presionan el cierre de las minas que no aceptan sus imposiciones. Quienes aceptan sus contratos y condiciones son denominados mineros legales y quienes no aceptan y exigen mejores condiciones contractuales, son denominados mineros ilegales.

Actualmente cursa una nueva reglamentación minera, impulsada por esta manipulación de la realidad, que pretende desaparecer a los mineros de hecho o tradicionales (como nos reconoce nuestra Corte Constitucional), de ser aprobado ese proyecto de ley sería el fin de la pequeña y mediana minería en nuestro país, en favor sólo de las multinacionales que se han valido de su poderío económico y político para presionar estas normas y lograr su aprobación en el congreso.

Nuestra mayor motivación es que las personas entiendan la realidad: existe la minería de tradición y ancestral, todos los días estamos luchando por mejorar nuestras prácticas de manejo de residuos peligrosos sin el apoyo del estado (hemos disminuido el uso de mercurio en casi el 80%), generamos riqueza para nuestros pueblos y la comunidad donde habitamos. Lo anterior, porque no somos extranjeros, no contamos con los beneficios de doble tributación de los que se usufructúan las multinacionales, es decir nuestros impuestos son para el país, así como el empleo e insumos que demandamos. Todos podemos participar de manera responsable en la actividad minera, ¿por qué desaparecer nuestras tradiciones?

Esto fue escrito por

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.