Opinión Selección del editor

Quintero Calle y su complejo de Adán

Adán, aquel personaje bíblico y de otras religiones que desde pequeños hemos escuchado, se supone que fue el primer hombre creado por Dios, tenía todo por descubrir y hacer en la tierra. A raíz de la condición de Adán, se ha usado popularmente en el mundo empresarial y político algo denominado “El complejo de Adán” para referirse a aquellas personas que se presentan como fundadores de todo, que gracias a ellos todo empezará de cero, se hará bien y mejor que lo que dejaron los antecesores.

Al parecer, el alcalde de Medellín Quintero sufre de dicho complejo un cada tanto, solo es ver sus trinos diciendo que ahora la ciudad le pertenece a ellos y ellos son el futuro o cuándo anunció que “(el) Plan de Desarrollo es una herramienta de reactivación económica, y por eso también el plan de desarrollo más ambicioso de las últimas dos décadas” o cuando afirma que con ellos se ha acabado la corrupción, la politiquería, la violencia, etc y todo lo que han dejaron los alcaldes anteriores no funciona o funciona mal.

Durante la semana pasada, la ciudad estuvo involucrada en un nuevo escandalo gracias a Quintero Calle, quien decidió dejar a mas de 40 oferentes del programa Buen comienzo por fuera, inventándose un nuevo requisito que no fue comunicado a tiempo.  Al parecer con este nuevo requisito tenía el fin de direccionar la contratación a una cuestionada corporación perteneciente a un Clan político del municipio de Bello y que cuenta con varios escándalos de corrupción, según lo denunció el concejal de Medellín Daniel Duque. La defensa del alcalde fue desconocer el éxito del programa y tildar de corruptos a las anteriores corporaciones y fundaciones compuestas por miles de madres cabeza de familia que han entregado su amor y trabajo por miles de niños y niñas de nuestra Ciudad.

De igual forma, en sus declaraciones sobre el Metro de la 80 ha dicho que gracias a ellos se ha logrado un cierre financiero para iniciar las obras, pero se olvida, que dicho proyecto es el trabajo y esfuerzo de varias administraciones municipales, en especial la de Federico Gutiérrez quien dejo más de 600.000 millones de pesos para realizar la obra. También es importante mencionar que el cierre financiero se debe al cumplimiento de una promesa de campaña del presidente Iván Duque a la ciudad de Medellín.

Para terminar, me gustaría mencionarle al señor Daniel Quintero, que Medellín ha sido reconocida durante años por su fortaleza institucional, su buen gobierno, su relación empresa-estado-academia y el manejo eficiente y eficaz de los programas, proyectos y recursos que van siempre enfocados en construir una mejor ciudad. Esto se ha logrado gracias a que los dirigentes anteriores decidieron construir sobre lo ya construido y no creerse Mesías, ni salvadores o superhéroes; asumieron con responsabilidad, respeto y amor liderar la ciudad, algo que usted no ha podido lograr.