¿Qué congreso vamos a elegir?

Me pidieron que escribiera una predicción para las elecciones legislativas del domingo. Como no quería decir cualquier número por decirlo, quise investigar un poco en encuestas para poder hacerme una buena opinión al respecto. La tarea resultó imposible: hay muchas encuestas, pero todas fallan en numerosos aspectos (como lo conté en mi primera columna) y solo miden el voto de opinión, que tiende a incrementarse en el país pero que aún cede espacio al voto de maquinaria.

Las encuestas sirven como base para conocer las tendencias que predominan, pero para poder conocer más el voto de maquinaria era indispensable saber los resultados de las elecciones anteriores. Me dediqué a buscar en internet los resultados de los comicios de 2006  y 2010  para tener referencias de cómo funcionan las maquinarias, pero es demasiado complejo analizar cada departamento y cada partido. Para colmo de males, los políticos colombianos se mueven de un partido a otro en poco tiempo, lo cual hace aún más difícil la búsqueda.

Sin encuestas ni resultados previos, no queda más remedio que plantear escenarios e intentar acertar. Estas elecciones tienen dos factores que las hacen muy difíciles de predecir: el primero es que la campaña de voto en blanco para la elección de presidente podría repercutir en la elección del domingo. El segundo, la presencia del Centro Democrático como oposición desde la derecha por primera vez en la historia reciente del país implica una separación entre maquinaria y opinión que no existía en 2010. Como es más fácil predecir senado que cámara, casi todo lo que escribo aquí está orientado al senado, pero es posible que muchas cosas apliquen también para la cámara de representantes.

¿Cómo saber cuántos votos de opinión le quitará el Centro Democrático al Partido de la U o al conservador? ¿Cuántos votos de maquinaria mantienen los partidos de la Unidad Nacional? Es casi imposible saberlo ahora. Por los lados de la izquierda, se presenta un problema semejante ya que algunos políticos se han movido del Polo al Partido Verde, pero no sabemos eso cuántos votos representa. Uno diría a simple vista que la crisis del Polo en Bogotá mueve muchos votos capitalinos de izquierda hacia los verdes, pero no se puede ignorar que el Paro Agrario del año pasado fue aprovechado mucho mejor por el partido amarillo, lo que le puede traer nuevos votos entre campesinos de ciertas regiones. Lo más fácil y seguro es decir “el Polo pierde votos en Bogotá y gana votos en Boyacá y el Eje Cafetero”, sin dar cifras concretas.

Otro escenario predecible pero no cuantificable es el del Mira. En las elecciones pasadas obtuvieron el 2,94% de los votos para el senado. El porcentaje mínimo para obtener puestos en el senado era del 2%, pero como lo lograron superar alcanzaron a elegir 3 senadores. En 2014 el porcentaje sube al 3%, de modo que para sobrevivir, el Mira necesita crecer un poco. El escándalo reciente no logrará quitarle sus votantes fieles que provienen de la iglesia de la pastora Piraquive, pero si les impedirá crecer como necesitan. El resultado este año depende de cuánta gente haya convertido a su secta en los 3 años anteriores, porque en estos meses les debe haber quedado muy difícil conseguir nuevos votos. Si Mira no supera el 3%, no saca ni un senador y las curules pasan a otros partidos, con mayor probabilidad de que pasen a los movimientos más grandes.

Sobre cuáles serán los partidos más grandes, las encuestas revelan una tendencia clara. Aunque difieren en el orden, los partidos que aparecen siempre en los primeros tres lugares son La U, el Centro Democrático y el Partido Liberal. El Partido de la U ha venido bajando desde el primer lugar hasta el tercero en las encuestas mientras que el Centro Democrático ha venido subiendo desde detrás del Partido Conservador hasta el primer lugar, que ocupó en las últimas dos encuestas realizadas. Mientras la U bajaba y el partido de Uribe subía, el Partido Liberal ocupó el primer puesto en varias encuestas. Es muy posible que la tendencia de las últimas encuestas se mantenga y se amplíe esta semana, pues la campaña de Uribe arrancó muy tarde por culpa de la negación varias veces del logotipo en el CNE.

El Partido Conservador tiene un nivel de voto de opinión secundario al de los tres partidos que mencioné anteriormente, pero la maquinaria es muy grande, y como el voto conservador tiende a ser más rural, a veces en las encuestas no se registra su importancia. Los conservadores perderán mucho en departamentos como Antioquia, donde Uribe les quitará gran parte de sus votantes, pero en otras regiones se mantendrán fuertes. Es posible que ocupen el cuarto lugar, o si les va muy bien, que superen a la U y queden terceros.

Después del Partido Conservador, y cerca a los verdes y al Polo, quedaría Cambio Radical, que comparte con el Partido Conservador la característica de que en las encuestas no le va tan bien pero en las elecciones muestra mejoría. El voto de opinión de Cambio Radical es el que deriva de Vargas Lleras, que muy tarde ha entrado en la campaña, mientras que la maquinaria es fuerte en algunos departamentos. Cambio Radical, los verdes y el Polo tendrán menos de diez senadores pero muy probablemente superarán el umbral del 3%.

El comodín de la elección es Opción Ciudadana, antes llamado PIN. Este partido podría arruinarme todo el esquema, pues puede quedar en cualquier posición entre el cuarto lugar y el último. El voto de opinión de este partido es casi nulo, y el de maquinaria es distinto a los demás, pues está muy relacionado no solo con la burocracia y la mermelada sino con compra de votos, narcotráfico y otros factores que son imposibles de predecir. En las encuestas que mas registra aparecen con el 3%, casi nadie lo conoce pues sus congresistas no son muy visibles, pero en 2010 quedaron cuartos en Senado y quintos en Cámara. Lo más viable es que conserven una cantidad similar de votos y curules esta vez, pues en estos cuatro años no han sufrido casi ninguna baja por parapolítica o asuntos similares.

Ya con cada partido repasado, finalmente me atrevo a dar números de lo que creo, va a ser el próximo Senado. No soy profeta, ni adivino, ni analista político; hago una apuesta, como si intentara adivinar el resultado de todos los partidos del mundial. Aquí puede haber mucha subjetividad de por medio, porque como lo señalé más arriba, no pude encontrar buenos datos que me ayuden a predecir. Son 102 senadores, de los cuales 2 son elegidos por las comunidades indígenas y los otros 100 por el resto del país. En 2010 la U sacó 28 senadores, seguida por los conservadores con 22 y los liberales con 17. Esos se podría decir que fueron los tres partidos ‘grandes’. Luego seguían los ‘medianos’: Opción Ciudadana con 9, Cambio Radical y el Polo cada uno con 8. Los dos partidos ‘pequeños’ fueron el Verde con 5 y el Mira con 3. Sin tener en cuenta el efecto que pueda tener el voto en blanco, me atrevería a dar los siguientes rangos para cada partido:

 

Centro Democrático: Entre 20 y 25 senadores. Le pongo 24.

Partido Liberal: Entre 15 y 20 senadores. Le pongo 20.

Partido de la U: Entre 15 y 20 senadores. Le pongo 15.

Partido Conservador: Entre 10 y 15 senadores. Le pongo 14.

Partido Verde: Entre 5 y 10 senadores. Le pongo 10.

Opción Ciudadana: Entre 5 y 10 senadores. Le pongo 7.

Cambio Radical: Entre 5 y 10 senadores. Le pongo 5.

Polo Democrático: Entre 5 y 10 senadores. Le pongo 5.

Mira: Entre 0 y 3 senadores. Le pongo 0.

 

Hago las siguientes aclaraciones de lo que pienso que puede suceder:

  1. En los partidos que creo que más fácil me equivoco son los verdes y Cambio Radical.
  2. Si hay mucho voto en blanco, los grandes beneficiados van a ser los candidatos del Centro Democrático, que podría aumentar hasta a 30 senadores.
  3. Las encuestas mas recienten ponen muy por encima al Centro Democrático sobre el Partido Liberal. La maquinaria liberal podría acercarse a los uribistas, pero puede ocurrir lo mismo que pasó en 2010 en la última semana de campaña: así como Mockus se desinfló muy rápido y los indecisos en mayoría fueron por Santos; en 2014 podría haber muchos indecisos que a última hora decidan votar por un político popular como Álvaro Uribe, elevando a mas de 30 los senadores del Centro Democrático.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-prn2/t1/1450680_10202473183650216_1393131758_n.jpg[/author_image] [author_info]José Miguel Arias Mejía Medellinense. Estudiante de Medicina de la Universidad de Antioquia. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.