Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH): patrimonio energético de Antioquia en riesgo

Andres-Mesa-Diputado-Antioquia

En Colombia, las primeras fuentes de generación de energía fueron hidráulicas, y si bien no contaban con la suficiente potencia para generar corriente continua, en la primera mitad del siglo XX aumentaron su capacidad de transmisión a través de las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH). Su capacidad para llegar a Zonas No Interconectadas (ZNI) o de difícil acceso, convirtieron las PCH en un recurso energético determinante para el desarrollo nacional, el acrecentamiento de los índices de calidad de vida como repercusión de la productividad económica se vieron reflejados en el progreso educativo, sanitario, tecnológico y alimentario de los territorios.

Una Pequeña Central Hidroeléctrica (PCH), es una unidad generadora de energía de menor capacidad que aprovecha los recursos hídricos por medio de un afluente, esta utiliza la energía potencial y cinética de pequeños flujos de agua, que al pasar por el conjunto turbogenerador transforma la energía mecánica en eléctrica

En Antioquia, según entrevista de Julián Vásquez (Gerente del IDEA) en El Colombiano:  “100 de los 125 municipios del departamento son de sexta categoría; es decir, no tienen capacidad financiera para costear un proyecto de esta naturaleza. Por eso con el esfuerzo del IDEA, la institucionalidad y hasta los privados, las PCH pueden tener cabida y beneficiar a los municipios”, y de esta manera constituir una tecnología energética prometedora para el departamento, con un gran potencial hidroeléctrico inutilizado, con características topográficas y de caudales que le permiten garantizar un óptimo potencial capaz de llevar energía a todo el territorio.

Por ello el plan de desarrollo de Antioquia “Unidos por la Vida 2020-2023” en su línea 2, propuso qué: «pensando en la contribución de energía hidráulica al mercado eléctrico nacional con un 17,0% de la capacidad instalada, la Empresa Hidroeléctrica Ituango S.A E.S.P., emprendió en marzo de 2011, por conducto de Empresas Públicas de Medellín, la construcción del proyecto Hidroeléctrico Ituango», expresando que se gestionaría y cofinanciaría las PCH o alternativas de generación de energía con el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), Empresas Públicas de Medellín (EPM), la Empresa de Generación y Promoción de Energía de Antioquia GEN+, con empresas privadas y las administraciones municipales del área de influencia de los proyectos.

En esta misma línea, el informe de avance de  la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS en Antioquia (2021) sugirió qué: “Para alcanzar la meta ODS, cabe señalar algunos de los esfuerzos institucionales desarrollados,  como el dado durante la vigencia 2020 en la gestión del convenio interadministrativo marco con las Empresas Públicas de Medellín (EPM) cuyo objetivo fue “Aunar esfuerzos tendientes a lograr la estructuración y/ o ejecución de proyectos de servicios de energía eléctrica mediante fuentes convencionales y/o alternativas en las zonas rurales del departamento de Antioquia que contribuyan a la universalización del servicio de energía y al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes” a partir del cual se realizarán de manera conjunta intervenciones que permitan ampliar la cobertura de energía eléctrica en las zonas rurales de Antioquia”.

El pasado 31 de agosto el gobierno departamental por medio del gerente del IDEA, Julián Vásquez, obtuvieron el aval de la mayoría en la Asamblea Departamental para emprender la venta de las PCH: La Cascada en Abejorral y Santa Rita en el municipio de Andes, a través del proyecto de ordenanza número 19, “Por medio de la cual se autoriza la enajenación de la totalidad de la propiedad accionaria que posee el INSTITUTO PARA EL DESARROLLO DE ANTIOQUIA -IDEA- en las empresas generadoras La Cascada S.A.S E.S.P y generadora Santa Rita S.A. E.SP.: autorización de enajenación de acciones reglamentada por la Ley 226 de 1995 y es competencia de la Asamblea Departamental”.

Sin embargo, pese a la autorización dada por la duma, ni el gerente del IDEA ni el Gobierno Departamental, tuvieron siquiera la decencia de responder las inquietudes formuladas por el suscrito. Por ejemplo, es claro que se puede presentar una violación al acuerdo número 17 del Concejo Municipal de Andes, por medio del cual se autoriza la transformación de la empresa industrial y comercial del estado del orden municipal Generadora Santa Rita E. S. P. en el que se afirma que en la entidad transformadora solo podrán participar entidades 100 % públicas y mixtas con capital público superior al 50 %. Y sí, el IDEA tiene la obligación de ofrecer sus acciones a los otros socios, pero se conocen las dificultades financieras de estos municipios, el cual no podrá comprar, por lo cual es un saludo a la bandera.

Tras este acuerdo expedido por el Concejo Municipal de Andes, es oportuno preguntarse por qué enajenar estos activos, y si realizamos un escrutinio de los documentos expuestos por Fitch Group (Fitch Ratings) sobre la calificación GEN+ pueden hallarse otras razones por las que el IDEA propone conceder estos activos. Fitch Ratings afirma que el direccionamiento estratégico de GEN+ y la relación estrecha que mantiene su junta directiva con la administración departamental la hace de alguna manera vulnerable frente a cambios políticos, los que podrían derivar en modificaciones al direccionamiento estratégico de la entidad, y su desempeño operativo y financiero.

En este mismo informe en el ítem “Sensibilidad de la Calificación” se exponen los factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación negativa/baja de estas dos PCH:

  1. No vender sus proyectos en los montos y tiempos estipulados
  2. Financiamiento de su operación a través de deuda financiera;
  3. Debilitamiento del vínculo con el IDEA

A ello se suma la falacia argumentativa de la actual administración del IDEA según la cual esta entidad se encuentra regulada en un TODO por la Superintendencia Financiera, si ello fuera así, el IDEA debería tener todo un sistema administrativo para la administración de los bienes recibidos en dación de pago (argumento central del IDEA para la venta de las 2 PCH), generando los siguientes interrogantes que no fueron respondidos en el debate:

  • ¿Existe en el IDEA el sistema de administración de bienes adquiridos en dación de pago?
  • ¿Existe en el IDEA un informe de control interno sobre bienes adquiridos en dación de bienes?
  • ¿Existe un modelo para el cálculo de provisiones de bienes adquiridos en dación de bienes?
  • ¿La junta Directiva del IDEA ya definió el procedimiento para enajenar estos bienes adquiridos por medio de dación de pagos?

Es deber de los corporados de la Asamblea Departamental ejercer el control político y cuestionar cuáles son los criterios reales que obligan a poner en riesgo la soberanía y seguridad energética del departamento, por qué renunciar de modo tajante a las acciones de estas fuentes de energía neurálgicas para el territorio antioqueño, ¿acaso se están evaluando únicamente los criterios financieros a corto plazo? ¿o hay intereses privatizadores al enajenar estas Pequeñas Centrales Hidroeléctricas?


Le podría interesar: Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH): Un debate por la soberanía energética en Antioquia

 

Por estas razones expuse mi desacuerdo frente a este proyecto de ordenanza, proponiendo capitalizar con estas PCH a GEN+ en términos de mayor beneficio social, sin embargo, tras una votación final de 21 votos a favor y 3 en contra, la Asamblea de Antioquia le dio luz verde a la venta de estos activos.

Tras esta lamentable decisión de la duma antioqueña, es imprescindible en mi papel como diputado hacer un llamado incisivo al gobernador del departamento Aníbal Gaviria, además de extender una invitación a realizar una evaluación rigurosa sobre el valor real de estas dos PCH y revisar la viabilidad de vender las acciones de estas pequeñas hidroeléctricas a privados, renunciando a tan importantes recursos para el territorio.

Los diputados de la Asamblea Departamental tenemos el deber de defender el patrimonio de los antioqueños, de salvaguardar sus intereses y ejercer el debido control político sobre las intervenciones institucionales, en pro de garantizar la apuesta por la soberanía y seguridad energética del territorio.


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/andres-mesa/

About the author

Andrés Mesa

Diputado de Antioquia. Abogado, profesor universitario y expresidente del Partido Liberal en Medellín.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.