Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH): Un debate por la soberanía energética en Antioquia

 

La energía eléctrica ha sido una de las revoluciones más significativas de la historia, su utilidad comercial se convirtió en una herramienta imprescindible frente al desarrollo económico, la industria y el comercio.

Entrega 1:

En Colombia, las primeras fuentes de generación de energía fueron hidráulicas, y si bien no contaban con la suficiente potencia para generar corriente continua, en la primera mitad del siglo XX se logró aumentar su capacidad de transmisión a través de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH), con la utilización de generadores de corriente alternas que fueron creadas y aprovechadas por empresas del sector energético.

A raíz de los métodos de interconexión y planificación del sistema energético nacional y la prestación del servicio de energía eléctrica, junto a la monopolización de este servicio por parte del Estado, se dio lugar a fuertes ineficiencias técnicas que en conjunto con un alto nivel de endeudamiento arrastraron al sector energético a la precarización, y a mediado de los ochenta se vislumbró una insolvencia notable en las mayorías de empresas del sector.

En 1991 como producto de la situación del sector energético del país se creó una estrategia de reestructuración que proponía cambios elementales, a través de la regulación, control e inspección de las empresas estatales suministradoras de energía. El control de este esquema regulado de prestación de este servicio conllevó a una mayor eficiencia técnica y económica que logró ubicar en un escenario favorable los proyectos de centrales hidroeléctricas en el país, lo que claramente se vio reflejado en la demanda de energía eléctrica en un mercado ascendente y oferente.

Actualmente, Colombia posee potencial de generación de energía eléctrica en pequeña escala, se aproxima a 2.5 veces la potencia instalada en el país; este factor abre un espacio importante para explotar estos recursos, por lo que utilizarlos son una herramienta imprescindible frente al desarrollo socioeconómico de muchas regiones en lo que respecta al mejoramiento de la calidad de vida, servicios públicos, mejoramiento tecnológico en industrias: agrícolas, pesqueras, ganaderas entre otros; además de preservar el medio ambiente al cuidar la cuenca, la cual es la fuente energética.

Colombia posee recursos hidrológicos y características topográficas facilitan la creación de pequeñas centrales hidroeléctricas P.C.H. bien sea para interconexión al sistema o para el suministro de energía, el cual provee energía al 40 % de éste, alimentando grandes centros de consumo con un reducido abastecimiento a la población rural, es decir, que son una ventajas en los escenarios energéticos contemplados, debido a que son más seguras, rentables y económicas, y además causan una menor afectación al ambiente, lo que hace que se visualicen como una alternativa viable en la generación futura de energía en Colombia.

Asimismo, su capacidad para llegar a Zonas No Interconectadas (ZNI) denota un aprovechamiento hidroenergético determinante en el desarrollo de muchos territorios, que permiten el mejoramiento de la calidad de vida de la población, pues en la medida en que se fortalece la productividad económica se evidencia un aumento generalizado en términos de calidad educativa, alimentaria, sanitarias, etc.

En Antioquia, según Santiago Ortega, docente universitario y director de innovación de Emergente Energía Sostenible, “100 de los 125 municipios del departamento son de sexta categoría; es decir, no tienen capacidad financiera para costear un proyecto de esta naturaleza. Por eso con el esfuerzo del Idea, la institucionalidad y hasta los privados, las PCH pueden tener cabida y beneficiar a los municipios”, y de esta manera constituir una tecnología energética prometedora para el departamento, con un gran potencial hidroeléctrico inutilizado, con características topográficas y de caudales que le permiten garantizar un óptimo potencial capaz de llevar energía a todo el territorio.

Es por ello, que el plan de desarrollo de Antioquia Unidos por la Vida 2020-2023 en su línea 2, expone qué: «pensando en la contribución de energía hidráulica al mercado eléctrico nacional con un 17,0% de la capacidad instalada, la Empresa Hidroeléctrica Ituango S.A E.S.P., emprendió en marzo de 2011, por conducto de Empresas Públicas de Medellín, la construcción del proyecto Hidroeléctrico Ituango», proponiendo asimismo que se gestionaría y cofinanciaría las PCH o alternativas de generación de energía con el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), Empresas Públicas de Medellín (EPM), la Empresa de Generación y Promoción de Energía de Antioquia GEN+, con empresas privadas y las administraciones municipales del área de influencia de los proyectos.

Del mismo modo, el informe de avance de  la implementación de los ODS en Antioquia en su página 96 infiere qué: “Para alcanzar la meta ODS, cabe señalar algunos de los esfuerzos institucionales desarrollados,  como el dado durante la vigencia 2020 en la gestión del convenio interadministrativo marco con las Empresas Públicas de Medellín (EPM) cuyo objetivo fue: “Aunar esfuerzos tendientes a lograr la estructuración y/ o ejecución de proyectos de servicios de energía eléctrica mediante fuentes convencionales y/o alternativas en las zonas rurales del departamento de Antioquia que contribuyan a la universalización del servicio de energía y al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes” a partir del cual se realizarán de manera conjunta intervenciones que permitan ampliar la cobertura de energía eléctrica en las zonas rurales de Antioquia, asimismo, expone como un reto masificar el uso de fuentes alternativas de energía, reconociendo una oportunidad notable en el mercado, mejorando así la eficiencia en el uso de energía, a través de «la ampliación de  la matriz energética, la protección del medio ambiente y el crecimiento económico del departamento» (Informe de avance de  la implementación de los ODS en Antioquia, 2021).

Sin embargo, tras las recientes intenciones del gobierno departamental, a través de Julián Vásquez, gerente del IDEA, quien proviene de sector financiero como gerente regional de Banca Pública y Gobierno en Bancolombia, se ha presentado la intención de enajenar las PCH: La Cascada en Abejorral y Santa Rita en el municipio de Andes, es pertinente preguntarse por qué tras la importancia que representan estas frente a la soberanía energética y económica del departamento y el país se está renunciando de modo tajante a las acciones de estas fuentes de energía neurálgicas para el territorio antioqueño, ¿o a caso se están evaluando únicamente los criterio financiero a corto plazo de este proyecto?

Es menester de los entes gubernamentales defender la soberanía energética, garantizar y salvaguardar el aporte hidroeléctrico que brindan las PCH del departamento al país, que además le permiten a los empresarios de la región el aprovechamiento de las condiciones ambientales favorables y los incentivos entregados por parte del Estado.

Por ello, es un claro desacierto emprender la venta de las PCH: La Cascada y Santa Rita, por lo cual hago un llamado incisivo a la Gobernación de Antioquia a emprender un estudio serio y riguroso frente a la verdadera situación de las pequeñas hidroeléctricas en el departamento, en aras no solo de dar cumplimiento a las intenciones expuestas por la gobernación de Antioquia en el año 2020 , en el que señalaba que las PCH eran rentables, e iban orientadas a las ODS, porque aprovechan las cascadas de agua para la generación de energía, presentando menores costos e impactos ambientales, sino también por la importancia de guiar el desarrollo del departamento a través de los objetivos de desarrollo sostenible propuestos por la ONU  en numeral 7 , en el cual invita a “garantizar el acceso a una energía, asequible, viable, sostenible y moderna para todos”

About the author

Andrés Mesa

Diputado de Antioquia. Abogado, profesor universitario y expresidente del Partido Liberal en Medellín.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.