Seis momentos en los que Charly ha sido simplemente Charly

Genio, transgresor, auténtico y polémico. Así es Charly García, quien hoy cumple 65 años bien vividos. Como muy pocos, Charly ha pasado de la gloria a la decadencia de forma tan acelerada, y sin embargo ahí sigue demoliendo hoteles con su explosiva música.

Además de componer varias canciones que se han quedado grabadas en la mente de generaciones, el cantante ha protagonizado hilarantes momentos en los que ha mostrado su nato virtuosismo, pero también una locura incontrolable. Hacer una lista de todos ellos nos llevaría hasta tres páginas web, por lo que a continuación les presentamos seis momentos en los que Charly, nuestro rock star latino favorito, ha sido simplemente Charly.

Un Charly sin bigote concede su primera entrevista

En mayo de 1976, y tras la separación de Sui Generis,  Charly García se embarcó en un nuevo proyecto musical al que llamó La Máquina de Hacer Pájaros. Para ese entonces contaba con apenas 24 años, llevaba el pelo largo, no tenía su característico bigote bicolor y era un joven soñador, pero poco conocido en los medios de comunicación.

Hace pocos días fue publicada en las redes sociales la que sería su primera entrevista televisiva, realizada por el Canal 9 de Argentina. Tranquilo y fumándose un cigarrillo, Charly habló de su música, a la que definió como “popular”, así como de su nueva banda y del respeto que tenía por los Beatles y Bob Dylan. Un testimonio revelador del que más adelante se convertiría en el máximo exponente del rock en español.

Le gritan “puto” y se baja los pantalones

charly-pants

En diciembre de 1983 Charly García realizó un concierto en el Estadio Atenas, ubicado en la ciudad de Córdoba (Argentina), como parte de la gira promocional de su álbum Clics modernos. El estadio estaba a reventar y pese al calor insoportable Charly cantó a todo frenesí “Nos siguen pegando abajo”. La gente aplaudió entusiasmada, pero alguien del público empezó a gritarle al músico “¡Puto!”.

Charly puso su guitarra sobre un teclado y mientras un reflector lo apuntaba empezó a bajarse los pantalones ante la mirada atónita de los presentes. Acto seguido se agarró el pene con las manos y mirando al autor del insulto le gritó “¿Puto? ¡Esssssta puto!”. Tras esta inesperada empelotada hubo risas, aplausos y el concierto siguió sin más interrupciones.

Charly brillando en el Show de las Estrellas. Sí, el de Jorge Barón

Para 1989 Charly era toda una celebridad sudamericana. Sus canciones ocupaban los primeros lugares y a cada lugar que llegaba desataba la locura entre sus fans. Colombia no fue la excepción y ese año el argentino realizó su primera gira por nuestro país. Fue un éxito, varias ciudades colombianas vibraron al ritmo de su música, siendo el concierto en la Plaza de Toros La Santamaría de Bogotá el más recordado.

Pero Charly no podía abandonar suelo colombiano sin antes hacer una parada en el show más estelar y sensacional de la televisión criolla: ¡El Show de las Estrellas! Alegre y maravillado con la belleza de las mujeres colombianas, Charly conversó con un barbado y jocoso Jorge Barón (el presentador más carismático y octogenario que haya conocido colombiano alguno) e hizo un show doblado en el que interpretó sus mejores éxitos. Momento épico de nuestra televisión, sin duda.

Una tensa entrevista con Lanata que casi termina en pelea

La relación de Charly García con los medios ha sido tan tensa como la que quizás tendrán una pareja de esposos que votaron por el SÍ y por el NO en el pascado plebiscito. Son bien conocidas sus agresiones a la prensa, pero en la mente de muchos quedó una tensa entrevista que en el año 2000 le concedió al célebre periodista Jorge Lanata para su programa Día D.

La entrevista empezó con el pie izquierdo y se puso complicada cuando Lanata lo cuestionó por la visita que en 1999 le hizo al entonces presidente Carlos Menem a la Quinta Presidencial de Olivos. El músico le respondía con titubeos y preguntas tales como “¿A vos te parece que soy artista?”. “Yo creo que hiciste grandes cosas y que después empezaste a copiarte a vos” dijo en tono desafiante y García, mirándolo a los ojos, le respondió: “¡Vos sos un pelotudo!” De ahí en adelante hubo un tire y afloje en el que el uno trataba de aporrear el ego del otro. La discusión, por fortuna, no pasó a mayores y Charly hizo un pequeño número musical antes de que Lanata lo cortara.

De cómo tirarse un clavado desde el noveno piso de un hotel

Muchos creían que Charly ya lo había hecho todo, hasta que el 3 de marzo de 2000, mientras se encontraba en la ciudad de Mendoza, quiso probar suerte como clavadista. Pero en vez de un trampolín,  decidió que lo mejor era lanzarse a la piscina del Hotel Aconcagua desde el noveno piso de la edificación. Días antes de su temerario clavado Charly hizo junto a Mercedes Sosa un concierto gratuito y fue llevado a prisión por haber agredido a una de sus fans, aunque luego obtuvo la libertad bajo fianza.

A las 12:30 M. de aquel 3 de marzo, Charly subió a la terraza del hotel descalzo, vestido con una pantaloneta roja y llevando dos muñecos en las manos. Le gritó a un joven salvavidas qué tan profunda era la piscina y antes de que le dijera tres metros, pero que recién la estaban llenando, el músico se arrojó desde una altura de casi 16 metros y cayó a la piscina de espaldas. Algunas personas que pasaban por el hotel lo vieron lanzarse por los aires y se imaginaron lo peor. Pero él salió ileso de su osadía y se puso a nadar como si nada hubiera pasado. “¡Sólo la vi, y me atreví! Hay que ir más allá, además yo no me voy a morir nunca y mi capricho es ley”, dijo años después sobre este incidente.

Charly despotricando del actual rock argentino

Durante una rueda de prensa realizada el 22 de febrero de este año por el Instituto Nacional de la Música (INAMU) con motivo de la recuperación del histórico catálogo discográfico del sello argentino Music Hall  – el cual quebró en 1993 y dejó a varios de sus discos en un limbo jurídico que impedía a los artistas trabajar sobre ellos ­– Charly García, sentado en una silla de ruedas y luciendo una chaqueta negra con brillantes, afirmó con toda honestidad y sin ninguna sutileza que “el estado musical argentino da lástima”.

“Prendés la tele y es horrible, tanto líricamente, musicalmente e ideológicamente. Así que yo quiero desear que esto funcione”, agregó Charly con voz un tanto débil, pero muy seguro de sus palabras, que fueron celebradas con un sonoro aplauso por los asistentes a esta rueda de prensa en la que también se encontraban otros astros del rock argentino como David Lebón, León Gieco y Miguel Mateos.

About the author

Felipe Sánchez Hincapié

Medellín, 1989. Artista plástico, periodista, melómano y fumador empedernido. Ha participado en diferentes exposiciones realizadas en Medellín como Castilla pintoso, organizada por el colectivo venezolano Oficina # 1, en marco del Encuentro Internacional Medellín 07 (MDE07). Hizo su práctica en el periódico El Mundo de Medellín y ha publicado sus textos en publicaciones como Cronopio, Revista Prometeo, Cartel Urbano y Noisey.

1 Comment

Click here to post a comment