La (in)trascendencia de Nolan

Una de las expectativas más interesantes generadas alrededor de cada nueva película de Christopher Nolan es la guerra discursiva, y muchas veces emocional, entre fans y detractores. Ahora que se estrena Interstellar, sin dudas su obra más ambiciosa, vuelve al ruedo el ambivalente análisis: este director es el mejor de la década y sus films reinventan el cine, dicen unos; el británico es uno de tantos que conoce el público mainstream y lo aprovecha, la prepotencia lo consume y desea de cualquier suceso crear una hecatombe, dirán otros. Lo cierto es que hay tanto de exageración en esas afirmaciones como de inocencia. Pues Nolan no es ni uno ni lo otro.

Su nueva película, que cuenta con Matthew Mcconaughey y Anne Hathaway como protagonistas, es una historia de más ciencia que ficción donde un grupo de exploradores tienen la misión de encontrar un nuevo planeta habitable para la humanidad. El relato explora con fino detalle los indescifrables agujeros negros y agujeros de gusano, junto a la teoría/práctica de la gravedad y la relatividad. Un riego de temas llamativos pero de suma complejidad que a fin de cuentas son la excusa para indagar en el papel del ser humano en ese vasto y desconocido universo.

El noveno largometraje de su filmografía es indispensable porque muestra lo mejor y lo peor de Nolan: una montaña rusa de emociones sostenida por una carga visual y sonora aplastante (cuánto le debe Nolan a Hans Zimmer). El director de la trilogía de Batman es un contador de historias nato, capaz de sostener una sensibilidad coherente entre el inmensurable universo y la particularidad motivacional de los seres humanos. Hay escenas específicas -sin ánimo de spoiler- que llegan al límite de la sinergia: una propuesta arriesgada que confronta la exploración intergaláctica como una realidad cuantificable al tiempo que emociona con una visión esperanzadora de la vida. Curiosos por naturaleza que, a pesar de que el universo nos enseñe lo poco que somos, nos motivamos en darle un sentido a la supervivencia gracias a ese motor indisoluble que son las relaciones afectivas.

Hay referencias directas a Kubrick, Mallick y Cuarón. El sinsabor es que Nolan no alcanza el devenir evolucionista de Kubrick, ni el existencialismo de Mallick y ni siquiera la claustrofóbica-desoladora atmósfera de Cuarón. Interstellar es concebida para ser una obra maestra y aunque por pasajes lo hace parecer, la misma pretensión es la culpable de que termine siendo una mezcla de genialidad y torpeza. Pues el abuso de diálogos rebuscados e innecesarios pretenden traspasar una nueva intelectualidad, ahogándose en la insistencia a la fuerza y la reiteración de ideas un poco absurdas.

Asimismo, la soberbia de Nolan le vuelve a jugar otra mala pasada (ya le había sucedido con el final de Batman). Las libertades que se da le facilitan, y mucho más en temas de trascendencia humana, esa presunción de profeta que todo lo puede. Nolan quiere dejar más respuestas que preguntas -en esto sí se diferencia de los tres referentes mencionados- entregando más de lo que debería y replegando las ideas a nimiedades anecdóticas.

¿Que Nolan es diferente? De eso no hay duda. Es quizás la figura más representativa de ese Hollywood aún interesado en hacer piezas de calidad. Cada película es una nueva experiencia para él y para su público. Los desaciertos no deben opacar a un genio del entretenimiento y la creatividad que, si bien peca en excesos, se divierte con los límites de la capacidad humana. ¿Qué tan bueno es? El debate no deja de ser una cuestión subjetiva, y en este caso, inacabable. Lo que no se puede cuestionar es que su obra, en tiempos del blockbuster barato, es muy necesaria.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-b-mia.xx.fbcdn.net/hphotos-xpa1/v/t1.0-9/10356220_10152575733628112_5221994349825380317_n.jpg?oh=7131973ae7d67aa81c54d493a9deb9f6&oe=5460205C[/author_image] [author_info]Diego Pérez Torres Estudiante activo de Comunicación Audiovisual en la Universidad de Antioquia y de Comunicación Social en la Universidad EAFIT. Ha participado en la elaboración de diversos documentales y cortometrajes que han alcanzado presencia en diversos festivales de cine. Apasionado por el cine, la literatura y las artes visuales; con proyección en la realización e investigación cinematográfica.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • I just want to say I am beginner to blogging and site-building and honestly savored you’re blog site. Most likely I’m likely to bookmark your site . You amazingly come with tremendous well written articles. With thanks for sharing with us your blog site.

  • I just want to tell you that I am just beginner to blogging and truly enjoyed you’re page. Most likely I’m likely to bookmark your website . You surely have good article content. Cheers for sharing with us your web site.