Opinión Política Selección del editor

La extrema derecha y extrema izquierda son dos gotas de agua idénticas

La extrema derecha y la extrema izquierda es más lo que tienen en común que lo que lo que las diferencia”

Voy a empezar este post algo diferente a lo habitual en mí. Antes de empezar, les voy a dejar un pequeño reto, a continuación, les voy a dar unos postulados, a los cuales ustedes deben decir si son de un movimiento de extrema derecha o extrema izquierda antes de continuar leyendo. Aquí vamos:

  • Justicia social para garantizar condiciones dignas para todos.
  • Educación pública, gratuita y de calidad.
  • Sanidad pública, gratuita y de calidad.
  • Viviendas de protección oficial.
  • Nacionalización de la banca.
  • Prohibición de la especulación.
  • Endurecimiento de la política arancelaria.
  • Investigación exhaustiva de las grandes fortunas del país.
  • Dignificación de la profesión y los profesionales del campo y del mar.
  • Impedir que los grandes distribuidores, decidan el precio de los productos agrícolas.
  • Fomentar los cultivos ecológicos, como modelo tradicional de agricultura, protegiendo especies y castas agrícolas autóctonas.
  • Dignificación laboral de los profesionales de la cultura y el deporte.
  • Fomento de una televisión pública educativa y de calidad.
  • Políticas de apoyo a las madres sin recursos.
  • Ayudas a familias numerosas.

Respuesta: son los postulados del programa presidencial de “la Falange” partido de extrema derecha español.

La extrema derecha y la extrema izquierda antes que antagonistas, son protagonistas de una misma historia, la del estatismo salvaje, el de la sumisión del individuo ante el todopoderoso Estado. Las diferencias entre estos dos extremos son pocas, aunque a simple vista parezcan contrarios, sus diferencias son más estéticas y superficiales que de fondo.

Tanto el término extrema derecha o izquierda, se ha convertido en el insulto de los políticos de diferentes espectros, para denigrar a sus rivales y generar pánico en los votantes usándolos indiscriminadamente, y en muchos casos hasta le hacen perder su verdadero significado.

Algunos considerarán que estoy diciendo una locura al afirmar que la extrema derecha e izquierda coinciden en 70% o más en sus postulados, pero la realidad es que sus diferencias son más bien pocas.

Fue mientras viví en España, donde aprendí que era verdaderamente extrema izquierda y extrema derecha, pues tanto en España, como en el resto de Europa hay partidos abiertamente de estas dos corrientes. En España está la Falange, que son verdaderamente un movimiento de extrema derecha sin lugar a dudas, a pesar de que no tienen ninguno de sus miembros ocupando ningún puesto público de elección popular (afortunadamente).

Por el lado de la extrema izquierda tenemos a Podemos, un partido político español bastante joven nacido prácticamente del 15 M, también conocido como el movimiento de los indignados. Podemos ha hecho todo lo posible para no verse como un partido de extrema izquierda, sino un partido demócrata muy preocupado por recuperar para los ciudadanos el poder arrebatado por la casta(oligarquía). El ideólogo y estratega de Podemos, Iñigo Errejon, hablaba de la transversalidad, lo que significaba que no eran de derecha, ni de izquierda, que en ellos todos los españoles estaban representados; pero todo eso fue su estrategia de marketing para ocultar lo que han sido, un partido de extrema izquierda, que en vez de decir nacionalizar o expropiar, utilizaban la palabra democratizar. Esta nueva fuerza política fue muy astuta, a tal punto de casi llegar a gobernar el país, a la final se han desinflando, aun así, tienen una buena cantidad de miembros ocupando cargos de elección democrática (por desgracia), el más importante la actual vicepresidencia del gobierno, ocupada por Pablo Iglesias.

En el siguiente vídeo pueden ver las similitudes en el discurso de la Falange y Podemos:

https://www.youtube.com/watch?v=l1SER2awh-c&t=101s

En España uno de los que fue el líder del partido político Izquierda Unidad (partido formado por la confluencia de varios movimientos de extrema izquierda, siendo su núcleo más fuerte los comunistas), Julio Anguita ha demostrado su admiración por José Antonio, uno de los intelectuales y fundadores de la Falange. A su vez en el sitio web oficial de la Falange a Julio Anguita se le hace una mención especial en este artículo http://www.falange-autentica.es/categorias/colaboraciones/1555-julio-anguita-ese-gran-hombre,  en el que lo felicitan por la lucha de sus propuestas políticas y económicas.

Lo mencionado anteriormente no es una excepción como se podría pensar, no es la primera vez que la extrema derecha y la extrema izquierda coinciden; por ejemplo, en Grecia, el movimiento de extrema derecha “Amanecer Dorado”, terminó apoyando al Partido de extrema izquierda Syriza, el cual ganó las elecciones en el 2014. También podemos apelar a las coincidencias entre Pablo Iglesias el líder de Podemos y Le Pen, líder del partido de extrema derecha francesa “Agrupación Nacional”, los dos son anti Unión Europea y anti euro, además de abocar por un Estado fuerte y todo poderoso que abarque todos los aspectos de sus ciudadanos.

Como vemos en temas económicos no distan mucho los dos extremos, los dos defienden la nacionalización de la educación, la salud, los servicios públicos, la banca, la cultura y el deporte. En el resto de sectores, la diferencia es mínima, mientras la extrema izquierda comulga más con los postulados socialistas de que los medios de producción deben pertenecer al Estado, en la extrema derecha,  si bien se permite tener la propiedad privada de los medios de producción, estos están sujetos al Estado, es decir que es él quien le dice a las empresas a quien vender, el precio, la cantidad y como; por lo tanto aunque haya una actividad económica privada, esta está subyugada al Estado, por lo tanto las empresas de facto son del gobierno y no de sus propietarios.  Vemos que los dos extremos a la final estén en contra de la propiedad privada y del libre mercado, que son las bases del capitalismo, que tanto odian los seguidores de extrema izquierda y de derecha.

En el lado de la libertad de expresión, vemos que estos dos extremos también recurren a las mismas prácticas censuradoras, pero con excusas diferentes: la extrema derecha suele censurar de forma conservadora, en donde todo lo que vaya contra el Estado o las buenas costumbres, es motivo de ser silenciado, mientras que la extrema derecha recurre a la censura tipo progresista, en la que todo lo que atente contra sus postulados, es llamado discurso de odio, por lo que también debe ser silenciado.

Tanto para la extrema izquierda como derecha los individuos somos despojados de nuestro individualismo para ser engranajes de sus proyectos políticos y económicos, la libertad se nos es arrebatada por un supuesto fin superior que justifica todas las atrocidades que cometan. Así que no nos dejemos engañar por los que a todo lo que ven le dicen extrema derecha o izquierda, por no estar en su misma línea de pensamiento, tanto un extremo como el otro pocas veces es conocido por quienes los nombran y usan como arma arrojadiza, por lo que pocas veces a lo que llaman en Colombia extrema derecha lo es, que es el caso más habitual, sobre todo cuando se habla de Uribismo o del actual gobierno al que califican de ser algo que remotamente son, para criticarlos no es necesario darles ese calificativo.

Esto fue escrito por

Alexander Ocampo Hernandez

Soy Ingeniero Eléctrico egresado de la Universidad Tecnológica de Pereira, con una homologación de Ingeniero Industrial en la Universidad de castilla la Mancha España. Soy un apasionado de la política y la economía de corriente libertaria, que ha sido tanto de derecha como de izquierda.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.