Opinión Selección del editor

Fallar en la protección de un niño es fallar todos como sociedad

Hace poco se hizo pública la denuncia del abuso sexual a 14 menores en un jardín Buen Comienzo de la comuna 2 en Medellín, el sábado 3 de julio hubo una marcha de antorchas para denunciar no solo este hecho, sino también la violación de una menor de 15 años a manos del ESMAD, no voy a entrar en los detalles de ambos hechos, no es necesario apelar a tal  atrocidad  para ilustrar el punto que pretendo mostrar en esta columna, para eso hablan mejor las cifras, que bastando con ser buscadas en Google, se hallan en una plétora de artículos al respecto, alarmantes y coincidentes acerca de la recurrencia de tal aberrante fenómeno. Todas concordantes en que el subregistro debe ser grande y más que suficiente para comprender que como sociedad estamos fallando estrepitosamente en proteger a los menores de edad.

El 2 de diciembre de 2020 El Tiempo reportaba que entre enero y octubre de ese año, se habían practicado unas 13 mil pruebas de presunto abuso sexual en menores[1], aproximadamente unas 43 pruebas diarias; pese a que el país cuenta con herramientas jurídicas para combatir este flagelo que van desde la Ley 765/2002 que “aprueba el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de los niños en la pornografía” hasta la resolución 6022/2010 que “aprueba el lineamiento técnico para el programa especializado de atención a niños, niñas, adolescentes víctimas de violencia sexual con sus derechos inobservados, amenazados o vulnerados.” Pese a esto, los esfuerzos en el país aun son insuficientes para combatir este flagelo, prueba de esto está el informe técnico dado a conocer por la fiscalía en el mes de marzo del 2021[2] en el que se detalla que 1181 menores habían sido abusados sexualmente en los dos primeros meses del año y que Medellín continuaba como una de las ciudades con mayor prevalencia de este delito junto con Bogotá y Cali. Es probable además que el fenómeno se haya agravado durante el confinamiento y que los esfuerzos en los que se había avanzado se vean perdidos dadas las consecuencias económicas y sociales de la pandemia y del paro nacional.

Por ahora las acciones adelantadas en Medellín evidencian un fallo en todo el protocolo de atención y protección a menores en caso de abuso, son 14 menores abusados, probablemente existan más y no es claro porque un auxiliar de cocina tiene ocasión de hacer un daño tan profundo sin que las personas que deben estar al cuidado de los niños se percaten, no es claro porque no se activó antes el protocolo de atención y se notificó con mayor celeridad a Infancia y Adolescencia  para avanzar en el proceso de restablecimiento de derechos, la tardanza en cerrar el Centro Buen Comienzo y la falta de claridad sobre la necesaria revisión de los protocolos diseñados para proteger a los niños y que evidentemente fallaron, es algo sobre lo que tampoco se ha pronunciado la Alcaldía, además, como cereza de este amargo pastel, COOMULSAP el operador no solo de la sede en la que se presentó el abuso, sino de 57 sedes mas se enfrenta a la posibilidad de dejar de contratar por 5 años con el estado, pírrica consecuencia para éste considerando la gravedad de lo sucedido. El presunto abusador enfrenta una pena de hasta 20 años de prisión, pero de reparación a estas víctimas y sus familias poco o nada se ha dicho, todo se ha visto reducido a tibios comunicados condenando el hecho, como si el condenar sin emprender revisiones, modificaciones y sin que aquellos que habiendo podido hacer algo no lo hicieron asuman su responsabilidad, y si sirviera para algo, devolviera en alguna medida la dignidad que le arrebataron a estos menores y sus familias o ayudara a evitar que esto suceda en otras sedes de Buen Comienzo.


[1] https://www.eltiempo.com/justicia/delitos/cifras-de-abuso-sexual-de-menores-de-edad-en-colombia-en-lo-que-va-de-2020-552229

[2] https://www.rcnradio.com/ /mas-de-mil-menores-han-sido-victimas-de-delitos-sexuales-en-2021-en-colombia-fiscalia

About the author

Jony Alexander Higuita Flórez

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.