Política Selección del editor

EPM Conectando las Américas 2022

Los Estados Unidos consideran asunto de su soberanía la generación y la transmisión de energía electrica en todo el continente. Eso los convierte en un mercado codiciado por grandes actores del sector como la multilatina Empresas Públicas de Medellín, con domicilio en una región de inmensos recursos naturales. La Mega de EPM es llegar a Norte América y hacia allá orientó la internacionalización, la interconexión electrica y la exportación de energía. En este marco, una hidroeléctrica de 11 billones de pesos no se construye para cobertura universal y bajos costos en barrios populares y veredas alejadas.

El proyecto “Conectando las Américas 2022” fue presentado en la VI Cumbre de las Américas realizada en Cartagena en 2012. La socialización estuvo a cargo de la administración Santos, con el respaldo de Hillary Clinton en representación de los EEUU y el Banco Interamericano de Desarrollo. El proyecto se justificó con la cifra de 30 millones de personas sin acceso a la energía eléctrica en América Latina y el Caribe, además del cáncer en las vías respiratorias atribuible al uso de leña para cocinar, largas distancias para conseguirla, la tala de bosques, el tiempo que dedican a esto los pobres. Con esta justificación se planteó la meta del acceso universal a la energía en América en 2022.

En el video oficial de apertura a la VI Cumbre se nota el protagonismo de EPM. El posicionamiento del sector generación y transmisión de energía eléctrica coincide con el interés estratégico de los EEUU al observar sus amenazas en el escenario cercano del debilitamiento de las energías fósiles. A partir de ahí se han realizado encuentros de seguimiento a los compromisos en materia de ambiente de negocios, inversión privada, infraestructura, tecnología energética y regulación del sector, temas que también habian sido agendados en el Tratado de Libre Comercio. En los eventos realizados en diferentes países siempre se resalta la participación del Departamento de Estado.

Según dice EPM, HIDROITUANGO genera energía a partir del 2022 y proyecta una participación del 17% del total del país lo cual genera grandes expectativas con los ingresos de la empresa. Si la hipotesis es cierta, veremos de inmediato una nueva iniciativa de macroproyecto que demandará macrorecursos. Y entonces quedan preguntas: ¿Cuándo se beneficia la región de las riquezas generadas por EPM? ¿Qué hacer con los excedentes de tan buenos negocios? ¿Otra obra? La región requiere nuevos recursos en la lucha contra la pobreza y si la hipotesis es verdadera, hay con que…

Es sobre estos recursos que también surgen diferencias entre la burguesía paisa industrial y la oligarquía bogotana financiera, si pueden llamarse así, dado el caracter transnacional de estos capitales. Dicho de otra manera, si bien esta competencia toma el rostro politiquero con actores de la parroquía, también es cierto que se trata de movimientos de grandes capitales compitiendo por la captura de los recursos públicos derivados de un negocio gigante y seguro como la mercatilización de los derechos de energía y agua. Pasará la pelea a cuchillo de quienes están haciendo el mandado y veremos qué queda.