Elecciones en el Consejo de Derechos Humanos: Chile y Costa Rica electos dejan por fuera a Venezuela

El pasado 11 de octubre, se realizó en Naciones Unidas la elección, en el seno de la Asamblea General de Naciones Unidas, de varios nuevos integrantes del Consejo de Derechos Humanos (14 en total).

Por América Latina y el Caribe tres Estados presentaron sus respectivas candidaturas (Chile, Costa Rica y Venezuela) para suplir las dos vacantes dejadas por Brasil y por Venezuela (este último Estado postulándose para un segundo mandato consecutivo o «reelección» en este 2022).

Tres Estados para dos vacantes

Tuvimos la ocasión en una nota anterior de detallar el alcance de estas tres candidaturas, así como la postulación de Perú que desistió en algún momento de la contienda: véase nuestra nota titulada «América Latina ante las elecciones en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (período 2023-2025): breves apuntes«.

Es de notar que mientras Perú hizo anuncio oficial de su candidatura en febrero del 2022 (véase comunicado), seguido por Chile en mayo del 2022 (véase comunicado oficial), ningún comunicado oficial de Costa Rica refirió a su candidatura. No fue sino con el discurso de su canciller en la Asamblea General de Naciones Unidas a finales de septiembre del 2022 (véase nota de prensa del programa radial Amelia Rueda) que se hizo oficial la candidatura costarricense: una estrategia de (no) comunicación bastante atípica, cuyas razones o motivaciones sería de interés conocer.

La carta de candidatura oficial de Chile en Naciones de mayo del 2022 puede ser revisada en este enlace oficial, así como la de Costa Rica (véase enlace) y la de Venezuela (véase enlace): se trata de un documento de cierto interés para organizaciones de la sociedad civil que pueden observar el grado de compromiso de sus respectivos Estados con los derechos humanos. Desde ya hay que advertir que las organizaciones costarricenses no encontrarán ninguna referencia al Acuerdo de Escazú en la misiva oficial presentada por Costa Rica en este 2022. Una omisión más que destacable si revisamos la carta oficial de candidatura presentada por Costa Rica a estas mismas elecciones en el año 2019 en la que sí se refirió al Acuerdo de Escazú (véase documento, punto 16).


Le podría interesar: Las elecciones en el seno del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas (para el período 2023-2025): breves apuntes

Los números obtenidos: breves apuntes

En el conteo de votos dados a conocer este 11 de octubre, Chile obtuvo 144 votos, Costa Rica 134, mientras que Venezuela solamente logró reunir 88 votos a su favor (véase nota de ElMostrador de Chile del 11 de octubre del 2022).

Con relación a Costa Rica y Venezuela, que habían competido en las elecciones del 2019 con Brasil (este último postulándose para un segundo mandato o reelección), sus cifras alcanzadas en este 2022 pueden ser comparadas a las obtenidas en octubre del 2019: además de Brasil que consiguió 153 votos, Venezuela había obtenido 105 votos y Costa Rica tan solo 96, quedando fuera Costa Rica del Consejo de Derechos Humanos (véase nuestra breve nota sobre la elección del 2019).

Cabe precisar que la no reelección de Venezuela para un segundo mandato en este 2022 recuerda que Costa Rica en el 2014 tampoco logró ser reelecta, perdiendo frente a las candidaturas de El Salvador (151 votos), Bolivia (144) y Paraguay (139), al reunir tan solo 120 votos a su favor la diplomacia costarricense.

Contrario a lo inferido por algunas autoridades costarricenses en octubre del 2014 para intentar explicar el traspié sufrido por la diplomacia costarricense, la reelección es una práctica consolidada en el Consejo de Derechos Humanos, tal y como lo demuestra la reelección de Argentina en el 2021 reuniendo 175 votos, de México (en el 2020, con igual marca de 175), la precitada relección de Brasil (2019, con 153 votos), la de Cuba (2016 con 160 apoyos obtenidos) o la de Venezuela (2015, con 131 votos): postularse para un segundo mandato en el seno del Consejo de Derechos Humanos es una opción perfectamente factible para un Estado.

De manera a tener una idea de los números alcanzados en las elecciones de este 2022, cabe precisar que las marcas más altas de un Estado de América Latina para integrar el Consejo de Derechos Humanos son las obtenidas por Paraguay, electo en el 2021 con 185 votos, seguido luego por Brasil con 184 votos en las elecciones del 2012, y de Perú, con 180 votos reunidos en el año 2017.

A modo de conclusión

Como bien se sabe, el Consejo de Derechos Humanos constituye la máxima instancia dentro del organigrama de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, compuesto por 47 Estados.

El pasado 7 de octubre, optó por crear un mecanismo de investigación sobre la represión en Rusia contra los ciudadanos rusos que se oponen a la denominada «operación militar especial» emprendida en territorio de Ucrania desde el pasado 24 de febrero del 2022: la resolución que crea este mecanismo fue adoptada con 17 votos a favor, 6 en contra y 24 abstenciones (véase al respecto nuestra breve nota detallando el voto de los Estados de América Latina).

A partir del 1ero de enero del 2023, por América Latina y el Caribe (que disponen como región de 8 puestos) sesionarán en el Consejo de Derechos Humanos los siguientes Estados: Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Cuba, Honduras, México y Paraguay.  En octubre del 2023, serán no dos, sino tres la vacantes a suplir en el Consejo de Derechos Humanos por parte de América Latina y el Caribe, al llegar al término de su mandato  en este 2023 Cuba, Bolivia y México.


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/nboeglin/

 

About the author

Nicolás Boeglin

Profesor de Derecho Internacional Público, Facultad de Derecho, Universidad de Costa Rica (UCR)

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.