Corazón de oro I

     

“Hernando Chala Ipus”

Una noche que se prepara para luna llena, son sus vísperas un cielo estrellado para el misterio que aguarda mirar hacia adentro…

Viento frío de los Andes que me abrazan y a la tierra echo raíz observando un atardecer en la montaña, siento tanta energía correr en mi cuerpo que mi mente al fin se aclara tras rozar en el abismo del deseo por descansar sobre la nada. Canta armónica la vida del Valle de la Esperanza y sopla a mis oídos que para morir faltarán cien mil mañanas, hace frío más yo ardo porque aprendo, siento en mí que el mensaje es alentar.

Un espacio para actuar:

Mis raíces, sangre ancestral y besamos occidente evolucionando tejidos, para tejer, que es pensar. Háblame de los límites ¡A pensar! ¡A pensar! LA VIDA, SÍ. LA VIDA DE MI RAZA, DE MI TIERRA. Vida Sagrada, Vida Ancestral.

Nazis existiendo es una masacre mental, desequilibrio y colapso #SOSColombiaNosEstánMatando nada te ha valido la vida porque al parecer a la vida no le has valido nada, vuelve hermana Marta Lucía, mira que el tirano es un bravucón que ante la Corte Penal Internacional lo están procesando. Consciencia oscura y conozco el odio, amor enfermo, orfandad, te perdiste y cuan pirata buscas tesoros. No contaminan tus balas.

JUSTICIA ANCESTRAL

Salvar mi casa impidiendo que arda, encontré la madre, la tierra que me parió, en su paz nos salva, el fuego es entendimiento que quema. 

Perturbada porque al amor no encontraba, vi una novia bella y encantada. Recibió el corazón de oro, cuán guerrera encantada ¡Imagina morir ahora que añoras vejez, sabiduría, con esperanza!

Soñé un día de niña escribir una historia de la mágica medicina que nos salva y reconforta para limpiar místicamente la vida, descentralizar Jesucristo en la conciencia, templanza y sin cinismo, EL GRAN AMOR QUE NOS SALVA, At mont ded at ath tish out.

De encontrar a mis ancestros, vi que también sonreían. España sagrada preñó una india madre, muy buena. Negro sonríe y Epicuro le da templanza ahora que el amor de una judía le desesclaviza para formar en los pródigos Andes un seno familiar donde el amor apremia y tierra fértil provee, cultiva. Baja de Reinos sagrados el Cauca en mis venas. Hijos del corazón del Putumayo en Bogotá le tuvieran. Aplauso, aplausos, honra el Valle del Cauca con mi abuela paterna. 

Las palabras vibraban porque la tierra es sabia, la tierra piensa ¡GUARDIA GUARDIA! ¡FUERZA FUERZA!

About the author

María Camila Chala Mena

Poeta y abogada, activista. Lo personal es político, y mi palabra favorita es Utopía.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.