Economía Opinión Recomendados Selección del editor

Colombia en carne y hueso

“Una sociedad no se define como desarrollada por la riqueza que tiene, sino por la pobreza que no tiene” JORGE MAJFUD


Explorando mis redes sociales, me encontré con una imagen que me pareció emblemática en el siguiente tweet:

La fuente del tweet no hace alusión a ningún autor y agradezco su contribución indirecta para la siguiente reflexión:

Como les venía comentando, en una lectura rápida, en la imagen hay un hombre que sostiene la bandera de Colombia invertida en gesto de protesta, hasta ahí, el señor está ejerciendo su derecho; ahora desmenuzando el contenido el personaje de esta imagen es un hombre mayor, el cual trabaja para una empresa con presencia en cuatro países de América Latina, es una empresa con gran crecimiento y aceptación por los consumidores, además tiene comerciales muy divertidos (Bravosnews, s.f.), no es un gran ejecutivo, pero es un vendedor, emprendedor, dueño de su tiempo, que gana diariamente aproximadamente $8.000 pesos colombianos ( Herrera, s.f., citado por Economía, 2019), por un lado podríamos ver como esta gran empresa ha tenido un crecimiento económico gracias a la mano trabajadora de vendedores que están en la calle trabajando al sol, al agua y por encima de cualquier pandemia; por otro lado, estos vendedores han encontrado una alternativa de ingreso para sobrevivir, donde algunos medios de comunicación sugieren que los colombianos somos emprendedores, pero queda en discusión si Juan, Pedro, María y otros vendedores se enriquecerán de hoy a mañana al ser dueños de estas franquicias.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística [DANE] expone que “la proporción de ocupados informales en las 13 ciudades y áreas metropolitanas fue 47,8% para el trimestre enero – marzo 2021. Para el total de las 23 ciudades y áreas metropolitanas fue 49,0%” (DANE, 2021, p.3), lo que sin duda es parte de un crecimiento de la ocupación informal en el país, ya sea como domiciliarios, conductores, entre otros servicios que no cuentan con garantías de seguridad social, salud o pensión, mientras estas empresas incrementan sus cuentas bancarias sin responsabilidad o conciencia social por quienes les sirven.

Volviendo a la imagen, entonces es un hombre mayor que manifiesta su descontento con el gobierno, ya que la foto es en un contexto del Paro Nacional que se da por estos días, donde en el grito con la bandera en las manos seguramente parte de la inconformidad con su realidad, ya que una persona dedicada a la venta de estos productos en Colombia, por lo general pertenece a la población en estado de pobreza económica en el país, donde seguramente no tendrá derecho a un servicio de salud de calidad, ni a pensionarse; un hombre que entre sus pocas posibilidades de lograr un ingreso debe ocuparse en este tipo de trabajos o la mendicidad, entre otras actividades nunca bien retribuidas.

La bandera invertida en sus manos en señal de protesta, de lo que sea que muestre que hay una desorganización en el poder, un grito desde el hambre y la necesidad, uniéndose a los jóvenes, donde no hay miedo a nada, ni a la pandemia porque cada día tiene que “salir a guerrearla”, ¿hasta cuándo la desigualdad y la corrupción serán razones camufladas en parte del enriquecimiento en el país?, ¿hasta cuándo se tomara conciencia de legislar frente a las verdaderas necesidades del pueblo?, quizá hasta cuando el hambre, la enfermedad o la política no tengan que más quitarle al pueblo. 


Referencias bibliográficas

Bravosnews (s.f.). Marcas BONICE. https://bravosnews.com/index.php/marcas/698-bonice

DANE (11 de mayo de 2021). Boletín Técnico Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) Enero – marzo 2021. DANE. https://www.dane.gov.co/files/investigaciones/boletines/ech/ech_informalidad/bol_geih_informalidad_ene21_mar21.pdf

Economía (21 de enero de 2019). ¿Cuánto gana (realmente) un vendedor de Bonice y Popetas en Colombia? Pulzo. https://www.pulzo.com/economia/cuanto-gana-vendedor-bonice-colombia-PP628209