Clientela burocrática

Famosa y apetecida por muchos que buscan perdurar en lo político. Es de los temas que más analizan los que se denominan analistas políticos. Pareciera fuera de las prácticas más sanas en la política de siempre. Nunca se acabará. Se trata de ese favor para congraciarse con algunos, otros dirán que con todos, no siempre funciona, toda regla tiene su excepción, no todo gira en el entorno de ayúdame y te ayudaré. Pareciera fuera un trueque, un cambio, algunos se conforman con la gorra, la camiseta, el estrechón de mano y el tamal del día. Aquí algunas de las características más comunes que se encuentran:

1.   Clientela burocrática, en muchos casos aferrada al propio aparato estatal desde lo nacional, departamental y lo local, allí, en el municipio más olvidado, está la burocracia, a ese proceso que en plena campaña, ante el padrinazgo, que predomina en cada uno de los asuntos de encargos públicos, está la clientela buscando laborar y apoyar las gestiones del que tiene la potestad de nombrar.

2.   Todos los cargos, bien sea técnicos, tecnológicos y profesionales tienen que ver con la clientela burocrática, la secretaria de confianza, el representante de una institución  descentralizada, el funcionario de libre nombramiento tiene su padrino.

3.   Logrando la victoria electoral, salen a relucir inmediatamente, todos los cargos para nombrar, se otorgan las recompensas, primero se llaman a los de más confianza y manejo confidencial, a bien desempeñando un cargo por encargo o en uno de los oficios que tenga afinidad con los requisitos que exige la vacante.

4.   Actualmente, se tiene presente la meritocracia, aquellos cargos que son de concurso público y que tiene por objetivo estructurar la nómina del estado dando cumplimento a normas y leyes que se facultan a través de la constitución política. Todos los cargos no se ocupan y hay municipios de sexta categoría, que escasamente tienen 7 a 9 cargos en carrera administrativa, en comparación con los 90 que se destinan, a la clientela burocrática, cada cuatro años.

5.   «botín estatal» clientela burocrática, es la manera de consolidar una votación para perdurar y consolidar un porcentaje de votantes para las elecciones en lo local, departamental y nacional, se intercambia la posibilidad electoral, con cargos que cumplan los que hacen parte del equipo de colaboradores más cercanos. Continuará…

About the author

Diego Calle Pérez

Especialista en Gestión Pública. Escuela Superior de Administración Pública ESAP
Especialista Gerencia Educativa con énfasis en Proyectos. Universidad Católica de Manizales.
Historiador - Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín - Analista Político
Miembro fundador de columnistaslibres.com

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.