Carta abierta a los ciudadanos de Medellín

Estimados ciudadanos,

Hablemos un poco sobre nuestras empresas. En nuestra ciudad, millones de personas a lo largo de la historia han decidido emprender y han encontrado permanente apoyo en la sociedad. Estos empresarios han hecho que Medellín sea ejemplo en materia de innovación, transformación social y relación fraterna entre trabajadores y empleadores. Vale la pena recordar algunos ejemplos:

Gracias a la valentía y creatividad de Gonzalo Mejía Trujillo, se creó en nuestra ciudad una de las primeras aerolíneas de Colombia: la Compañía Colombiana de Navegación Aérea. Esto no solo permitió facilitar el transporte de pasajeros, también de alimentos y especialmente de brigadas de salud a las zonas más apartadas de Colombia.

Medellín no ha sido solo cuna de grandes negocios. También gracias a nuestros empresarios hemos tenido una profunda transformación social a pesar de las dificultades. En 1912, Don Alejandro Echavarría Isaza, fundó el hospital San Vicente de Paúl, con recursos privados y sin ánimo de lucro con el objetivo, en palabras de su fundador de tener “capacidad suficiente para albergar a todo hijo de Antioquia y del resto del país”. Obras como esta se han repetido a lo largo de la historia, y en tal cantidad, que podríamos escribir varios tomos para contarlas.

Nuestra ciudad también ha sido ejemplo de relación fraterna y colaborativa entre trabajadores y empleadores. Muchos de los sindicatos de las empresas antioqueñas hoy son ejemplo de buen sindicalismo. Es objeto de estudio, la relación de Sintraempaques con la Compañía de Empaques, donde colaboradores, directivos y propietarios buscan juntos el progreso de la empresa. Entienden que esto significa bienestar para los trabajadores y una mejor sociedad para todos.

Hoy algunos personajes quieren destruir lo que nos ha llevado siglos construir. El discurso en contra de los empresarios del alcalde Daniel Quintero busca dividirnos como sociedad, al tiempo que desconoce los avances que hemos logrado gracias a la visión, la inteligencia y el trabajo disciplinado de nuestros empresarios. El odio de clases que quieren imponer es contrario a las enseñanzas de colaboración y empatía que heredamos de nuestros abuelos.

Cada ataque a los empresarios es también un golpe a nuestros tenderos, sastres, dueños de ferreterías, farmacias, pero también a toda la sociedad.

¿Qué sería de Medellín sin sus empresarios?

Querido ciudadano, es momento de unirnos y respaldar a todas nuestras empresas, de todos los sectores y de todos los tamaños.

Recordemos que: Con la empresa, Colombia progresa.

Tags

About the author

Libertank

Tanque moderno de acción⚡️que promueve la libertad económica🗽 para influir en la opinión pública y contribuir a que Colombia 🇨🇴 sea un mejor país.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.