Calidad del aire: ¿Estrategias eficaces?

Dichos componentes traen diferentes efectos negativos sobre las células que las hacen nocivas; lo que convierte a la calidad del aire en un asunto de salud pública”


Cada día, en el Valle de Aburrá se habla acerca del problema del aire. Que la contaminación, que el humo, que los carros. Son las quejas diarias por parte de ciudadanos. Analizando la situación, es un fenómeno que no solo pasa en el Area metropolitana, sino en todas las ciudades con un número de población grande y donde el aumento de vehículos motorizado, junto a las emisiones de diversas fuentes fijas, muestran las consecuencias que se generan en la calidad del aire. Todo esto se conoce y se tiene detallado.

Hablando del tema de la salud, las consecuencias que genera el material Particulado de 2.5 micras (PM2.5) son enormes. Químicamente, estas partículas están compuestas de diversas sustancias altamente tóxicas. Algunas de ellas son: los sulfatos y nitratos, metales como el plomo y cromo; y el más peligroso de todos, el carbono negro u hollín. Dichos componentes traen diferentes efectos negativos sobre las células que las hacen nocivas; lo que convierte a la calidad del aire en un asunto de salud pública.

Según un estudio epidemiológico realizado por el Área Metropolitana del Valle de Aburrá en el año 2018, la disminución del 30% en la concentración de PM2.5, entre el año 2017 y 2018, contribuyó a evitar la muerte de 1587 personas mayores de 18 años. El mismo estudio indica que durante dos episodios de contaminación atmosférica ocurridas en el año 2015, los incrementos diarios de 10mg/m3 en PM2,5 aumentó el riesgo de infección respiratoria aguda aumentó en un 3,6% (AMVA,2018). Lo anterior enseña el impacto que la calidad del aire genera en la salud, además de las graves consecuencias económicas y sociales que conllevan.

Por otra parte, el sistema de medición y monitoreo que se tiene en la región es sinónimo de ejemplo y, gracias a ello, el problema ha sido visualizado y estudiado a profundidad. Pero surge la pregunta: ¿Cuáles han sido las medidas que se han tomado a partir de estos? ¿han sido eficientes? Aparente las medidas han sido muchas, teniendo en cuenta que se tiene un plan operacional para enfrentar episodios críticos y un plan integral de gestión de calidad del aire, los cuales han contribuido en la disminución de emisiones. Sin embargo, el problema aún persiste.

Todavía se presentan episodios críticos de contaminación atmosférica y algunas estaciones permanecen en color naranja la mayoría de días al año, superando los límites permisibles establecidos por la norma. Los datos e informes muestran reducciones en las concentraciones de contaminantes, pero la percepción ciudadana es diferente, puesto que grupos organizados han generado diversas acciones, donde manifiestan que las estrategias que se han planteado no son suficientes y que solo son “pañitos de agua fría”; mostrando que el aire es un asunto de preocupación ciudadana, pero, aun así, los carros aumentan y las empresas siguen produciendo de manera insostenible.

Por lo tanto, es hora de reflexionar si las estrategias realizadas hasta el momento si busca el objetivo que tener una mejor calidad del aire, o si, al contrario, solo son acciones tibias y coyunturales que no resuelven el problema de raíz. Para que las acciones tengan gran impacto, es necesario que haya una corresponsabilidad empresarial y ciudadana; en esto, es fundamental la educación para el aire. Por otro lado, se debe realizar seguimiento a los planes existentes y, de ser necesario, ajustar. Por último, la ciudadana debe seguir empoderándose y realizando esa labor de control social, en ayuda con las universidades; buscando soluciones que ayuden junto al estado, lograr una región sostenible con un aire limpio.


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/sarua19/

About the author

Sergio Rúa Alvarez

Ingeniero químico, especialista en temas ambientales y en formulación de proyectos.

Actualmente consultor en temas de sostenibilidad y gestión de proyectos, además de docente. Con más de seis años de experiencia trabajando asuntos ambientales tanto en entidades públicas como privadas.

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.