YO TAMBIÉN ME PONGO MINIFALDA, SEÑOR JARAMILLO

Queridísimo Andrés Carne de Res Jaramillo, que se llena los bolsillos con el consumo de un pueblo ciego, porque dice que es el mejor restaurante del país… Créeme un buen restaurante también incluye calidad de seres humanos y ya está demostrado que usted no lo es.

¿A qué está jugando usted Andrés Jaramillo con sus comentarios de misógino? Un misógino como usted no merece que tanta gente lo quiera y le siga, para su información porque seguro no sabe, misógino es aquel que  tiene una aversión u odio a las mujeres, o la tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar a la mujer como sexo y con ello todo lo considerado como femenino. Mi pregunta mayor es ¿de dónde vino usted? Hablo obviamente de la concepción, al parecer lo trajo al mundo un ser que no es  mujer.

Señor Andrés, quisiera saber que se le estaba pasando por la cabeza cuando se le ocurrió decir esas hermosas palabras que salían casi cantadas en su discurso otorgado a una emisora radial tras un evento muy lamentable que ocurrió en las instalaciones de uno de sus restaurantes, donde una mujer de 19 años fue abusada sexualmente en el parqueadero de su localidad y su hermosa y brillante respuesta fue «¿A qué está jugando una niña que llega en minifalda?» yo si sé a qué está jugando, a ser una mujer, libre de derechos, donde se puede vestir como quiera y así fuera desnuda, señor Jaramillo, eso no significa que quiera que un homínido, porque eso son los brutos hombres carnales, la viole y que peor aún para su defensa un señor dueño de un establecimiento tan prestante y tan “cache” salga a responder como un homo erectus.

También le puedo decir a qué juego yo cuando me pongo minifalda, obviamente no me visto para seducir a un hombre ni mucho menos busco que cuando salga por la ciudad sea violada por cómo me visto, lo hago porque me gusta, porque el clima favorece, porque considero que la ropa que me pongo, incluida la minifalda es de mi agrado. Así que señor Jaramillo yo a usted no lo conozco y usted a mi tampoco, no sé nada de usted, sólo que tiene un restaurante donde venden comida y licor, que de esos servicios que usted presta la gente que va a sus restaurantes, sale con menos dinero y usted con los bolsillos llenitos.

Le agradecería mucho que cuando piense lo haga con el cerebro, aquel que está metido dentro de la cabeza y no con el estomago, donde al parecer salen gases de su boca que intoxican a los oyentes con palabras tan ofensivas e irracionales.

Por:

María Camila Aristizábal Sorza 

Comunicadora Social – Periodista

 

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

4 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Excelente Maria Camila tus valores y cultura estan bien marcados para defender la dignidad de una mujer por encima de lo que sea. Asi se habla!!!!!

  • No puede ser que sólo percibiste de una respuesta tan bien concebida, esta pequeñez. Parece Muribe, que te centras más en hacer auditoria de redacción y no en el contenido de este valioso artículo, que engrandece la dignidad de la mujer, frente a las palabras sosas de un ser que no valora la dignidad de la mujer.

  • También percibí mucha rabia y resentimiento, no sólo dirigido a salvaguardar la dignidad de la mujer, soy mujer y mi dignidad no depende para nada de las palabras sosas de otro ser. Sí mi dignidad se viera violentada por cualquier comentario insulso, tendría con premura que entrar a cuestionar muy seriamente los cimientos en que la baso.