¡Vivir Sabroso!

“En Colombia los únicos que están viviendo sabroso es el gobierno y los políticos que se alimentan como hienas de los recursos públicos y que en consecuencia están convirtiendo a todos los ciudadanos en pobres y miserables”


No hay nada más repugnante en las sociedades que un gobierno dilapide los recursos de los ciudadanos, los malgaste en viajes, cenas ostentosas y crea que los impuestos y el presupuesto nacional son caja menor del presidente y su gabinete. Esa malversación de recursos públicos, a mi juicio, raya con lo criminal.

En Colombia se halló que la vicepresidente, Francia Márquez, utiliza los recursos públicos para beneficio propio, cree fielmente que como ella es la vicepresidente de Colombia, es negra, viene de origen humilde y supuestamente la han discriminado tiene el “derecho” de malgastar el dinero de los ciudadanos. Se equivoca profundamente, ninguna condición le da derecho a robarse la plata de los colombianos.

La señora vicepresidente cree que el Estado es su padre y madre y por lo tanto deben darle de comer, vestirla, movilizarla y darle todas las prebendas posibles bajo el falso argumento de que es “negra, pobre y discriminada”. Eso no es así, la condición de pobreza no significa que cuando se supera se tenga que saquear las arcas del Estado y robarles a las demás personas.

En mi país, Colombia, el que los políticos se roben la plata no extraña y menos cuando los que están el poder dicen defender a los pobres porque inmediatamente le hacen creer al país que ellos son los defensores de la gente humilde y de la menos favorecida. Luego nadie se dará cuenta o no le ponen atención que son precisamente los que hablan de defender a los pobres los que más roban y afligen a una sociedad.

Inaudito que la vicepresidente desde su posesión el siete (7) de agosto de 2022 hasta marzo de 2023 – según investigaciones – se haya gastado casi tres mil millones de pesos (3.000.000.000) en solo viajes innecesarios, utilizando aeronaves de la Fuerza Pública y ocasionando serias lesiones al medio ambiente, tema que ella tanto dice defender.

Se supone que en un país serio, donde las cosas se hacen bajo la racionalidad y no bajo la ideología y el rencor, las aeronaves del ejercito y de la policía están al servicio del país para proteger la seguridad interna y la soberanía nacional no para transportar a la vicepresidente porque ella dice que es “negra y pobre” y se lo merece. Las aeronaves del Estado son para proteger a los ciudadanos no para transportar políticos con manías de dictadores.

Es apenas lógico que para salir del país se utilicen aviones o que para ir a lugares lejanos del territorio nacional se tengan que utilizar helicópteros, pero otra cosa muy diferente es utilizar helicópteros para ir de una ciudad a otra o, pero aun, para ir de una ciudad hasta su casa privada como lo hace la vicepresidente Francia Márquez.

Para más columnas como esta síguenos en: Twitter – Facebook – Instagram

Creen – Francia Márquez, Gustavo Petro y su séquito – que por estar en el poder pueden hacer lo que quieran con la plata de los ciudadanos trabajadores, que dicho sea de paso, les toca “moler” día y noche para pagar los inconcebibles impuestos que no son otra cosa que un asalto al bolsillo de las personas. Se equivocan enormemente, la presidencia y la vicepresidencia no son cargos para sentirse reyes y dueños del país, Colombia no es una finca y Francia Márquez no es la dueña de la Nación.

Tanto dinero que se malgastan – dinero ajeno, dinero de la gente productiva, dinero que la gente se gana honestamente sin robarle nada a nadie – es simplemente un robo a escala mayor. Digo y sin temor a equivocarme que el ladrón más odioso y oprobioso no es aquel que asalta en la calle a una persona, sino aquel político que a manos llenas se malgasta los recursos públicos, simplemente son unos criminales a escala universal.

Con la plata que despilfarra la vicepresidente en viajes onerosos e innecesarios se habrían podido construir muchas escuelas y hospitales en las zonas más alejadas de Colombia que verdaderamente lo necesitan y lo llevan reclamando muchos años, pero no, este gobierno que prometió el cambio está haciendo cosas que hacen que sean peores que los anteriores gobiernos.

En Colombia los únicos que están viviendo sabroso es el gobierno y los políticos que se alimentan como hienas de los recursos públicos y que en consecuencia están convirtiendo a todos los ciudadanos en pobres y miserables.


Todas las columnas del autor en este enlace:  https://alponiente.com/author/forero-orjuela/

Aldumar Forero Orjuela

Nací en Bogotá de una familia de origen campesino. Soy técnico en gestión administrativa y estudiante de ciencias económicas de la Universidad de La Salle, de igual manera cuento con un diplomado en cultura democrática de la Escuela Superior de Administración Pública. Soy un ciudadano que le interesa los temas nacionales, esto es, temas políticos, sociales y económicos, pero también interesado en la coyuntura política internacional.

Comentar

Clic aquí para comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.