Opinión Selección del editor

Vacuna: un llamado a la esperanza

El 2021 nos sorprendió con un repunte del Covid-19, lo que ha obligado a varios departamentos y ciudades a volver a tener cuarentenas sectorizadas, y a implantar toques de queda para controlar el aumento exponencial de los casos y así evitar que colpase nuestro sistema de salud, teniendo como consecuencia el aumento de decesos.

No obstante este panorama, hay que destacar la labor del Gobierno Nacional, quien en cabeza del Presidente Iván Duque, ha anunciado que en pocas semanas empezará un plan de vacunación en todo el país, proeza loable, máxime cuando la demanda mundial por la vacuna es tan alta y según la OMS, tan solo 10 países están concentrando el 95% de las vacunas contra el Covid-19.

Es necesario decir también que Colombia ha llevado a cabo negociaciones con laboratorios serios y cuyas vacunas han demostrado ser exitosas contra el virus, y no ha incurrido en la tentación de inoculaciones tempranas con inyecciones que dejan tras sí un manto de duda o no cuentan con respaldo científico internacional.

Esto es importante anotarlo porque en un año preelectoral, muchos le jugarían a una vacuna sin respaldo con tal de conseguir votos o apostar por el fracaso de la estrategia de inmunización del Gobierno para hacer política a costillas de las víctimas del Coronavirus,  pero otros como el Presidente Duque, piensan en el bienestar colectivo por encima de cálculos políticos.

Por tal razón, celebro la proyección inicial de vacunación del Gobierno que presentó el Ministro de Salud Fernando Ruiz la cual contempla 850 mil dosis en febrero; Marzo: 3.862.900; Abril: 1.800.000; Mayo: 7.968.900; Junio: 3.360.000; Julio: 8.431.567; Agosto: 6.382.667; Septiembre: 3.779.567; Octubre: 7.212.900; Noviembre 3.212.900 y finalmente diciembre con 2.097.011, recalcando que este es un gran reto que debemos asumir como país, no solo desde la logística de distribución y conservación de la cadena de frío, sino también para comunicar la importancia de la vacuna para generar la llamada inmunidad de rebaño.

Leer:

https://idm.presidencia.gov.co/prensa/Rigor-cientifico-y-seriedad-acompanan-plan-de-vacunacion-Duque-210115

En este sentido, son importantes las campañas de concienciación y que los líderes mundiales y del país pongan el ejemplo al recibir la vacuna, para despejar cualquier duda en la comunidad generada por noticias falsas o incluso por la “rapidez” que se logró al conseguir un medicamento para combatir el virus.

Finalmente quiero resaltar que el hecho de la inminente llegada de la vacuna, no debería ser aliciente para dejar de aplicar los protocolos de bioseguridad como el uso de tapabocas, gel antibacterial, el lavado constante de manos, distancia social y el uso de tapabocas. Hasta no alcanzar la inmunidad, no debemos arriesgar la salud y la vida.

No obstante, es preciso señalar que a la hora de tomar decisiones que impliquen confinamientos o cuarentenas por sectores o comunas, es importante socializar las decisiones con el tiempo necesario para que la población se prepare, y concertar las medidas con comerciantes y empresarios, porque no nos podemos dar el lujo de perder la actividad económica diaria de la que viven miles de familias, ni más empleos que representan el sustento de los hogares colombianos.

En nuestras manos está protegernos, cuidar a nuestra familia y recuperar nuestra economía. #SíSePuede

PD: Recibí con inmensa tristeza la noticia de las cientos de fiestas clandestinas en las que tuvo que intervenir la Policía durante el inicio de año nuevo. Si no tomamos consciencia  de la importancia del aislamiento preventivo para preservar la vida, tampoco esperemos una solución mágica. Colombia necesita de la inteligencia colectiva de todos sus ciudadanos en estos momentos de crisis.

PD: En conversaciones con la Personería de Medellín, la entidad señala que el sistema de salud necesita más personal médico especializado para poder ampliar las Unidades de Cuidado Intensivo en la ciudad. Esto raya con las diversas noticias de agresión a nuestros profesionales de la salud, quienes han sacrificado sus vidas para salvaguardar las nuestras. Este es el momento de rodear a nuestros médicos e incentivar una mayor remuneración por su trabajo.

Esto fue escrito por

Lina García Gañán

Lina García Gañán es Concejal de Medellín, Especialista en Derecho Constitucional y Maestranda en Estudios Urbanos Regionales en la Universidad Nacional. Fue Gerente de la Empresa de Vivienda e Infraestructura de Antioquia - VIVA y diplomática de Colombia en Sevilla (España).

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.