Usted señor presidente

Opinion

De los cuentos de un pelao de provincia.

 

Usted señor presidente si está de acuerdo
que acaben los campesinos de su nación
sí sabe que es un esfuerzo el que están haciendo
para no morir de hambre con su opresión
Máximo Jiménez del álbum EL BURRO LEÑERO 1976

Es increíble que viajara todo el océano atlántico para que en una tertulia en un lugar llamado la parceria en Madrid España, alguien me recordara mis raíces, si señores soy campesino, en 1976 el indio Sinuano como era conocido Máximo Jiménez, compone e interpreta usted señor presidente, sin duda el sentir del pueblo más olvidado de este gran pedazo de tierra llamado Colombia.

El hecho de como la cultura se volvió un proceso metalizado, dejo de ser y ojo esto es muy mi percepción un proceso para contar y decir los dolores y quejas de un pueblo, para ello debe estar el vallenato de verdad para contar como es levantarse a labrar la tierra para alimentar a los que porque así lo quiso la vida terminamos viviendo en las grandes montañas de cemento de las urbes alrededor del mundo.

Y es avanzando en la letra de este vallenato autentico de lo que es esta expresión folclórica de los que por gracia de la vida tuvimos la fortuna de nacer donde las historias no se narran si no que se cuentan, donde las mariposas son amarillas y el agua corre en medio de piedras que parecen huevos prehistóricos, allí donde la brisa se combina con el agua el mar y la grandeza de ríos como el Sinú, el Magdalena, el San Jorge entre otros muchos más, un hombre campesino seguía escribiendo:

Usted si se ha dado cuenta como es que viven
y lo que manda en miseria para esta gente
eso es lo que hace usted señor presidente
y así le quita lo poco que ellos consiguen.

El país hoy pasa por una reforma agraria, ojala no solo se reconozca al campesinado como sujeto de derecho, ojala se pase el show mediático de la entrega de tierras de que un día a sangre y vale le quitaron a los que con sus manos nos alimentan y son los que menos ganan en la escala de producción agropecuaria de nuestra querida Colombia, ojalá podamos  pasar la página de estas letras tan sentidas de un vallenato de protesta a que en algún rincón de este pedazo de tierra este un poeta, una cantaora, un compositor o un cantante vallenato preparando unas letras que digan usted señor presidente nos cumplió, usted señor presidente revindicó nuestras raíces, volvió a enamorar a los jóvenes de las montañas de donde nacieron y que el azadón sea un el arma de una paz total, de justicia y sostenibilidad para quienes salimos un día del campo y vemos en el la oportunidad de hacer patria en la provincia.

About the author

Candido Novoa Oviedo

Ingeniero industrial, especialista en proyectos.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.