UNA NOCIVA INGENUIDAD

Los últimos hechos ocurridos en el actual proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana han dejado un mal sabor, el viaje solapado de un grupo de jefes criminales de las FARC a Cuba es preocupante, sobre todo porque el terrorismo sigue y en nada se alivia la tensión a la que someten a los ciudadanos en las veredas y pueblos azotados por la insurgencia en Colombia. La salida de Alias Romaña, Pacho Chino, Pastór Alape y Carlos Antonio Lozada deja muy mal parado al gobierno. Comenzando porque se siguen transportando a escondidas criminales con más de 70 procesos penales como el señor Romaña, el célebre artífice de las llamadas “pescas milagrosas”, donde miles de colombianos perdieron sus bienes, su libertad y varios hasta su vida. El incauto dirá que eso es muy normal y que suspender órdenes de captura para que éstos se vayan de bacanal a Cuba a echar carreta y darse pantalla como héroes revolucionarios (mojito en mano) no es tan grave. Continúan diciendo que esto no es el Caguán.

El gobierno demuestra que sigue haciendo todas las concesiones  y esfuerzos posibles a cambio de nada, porque hoy sale la delegación del grupo criminal a decir a través de Pastor Alape que “no entregarán las armas”, nuevamente, según el líder terrorista “Conceptos como transición, desmovilización, y entrega de armas no existen en la gramática del acuerdo”. Como le queda el ojo a la socialbacanería, están negociando la política agraria y otros 4 puntos con estos señores y ni se sabe si se van a desarmar.  Y viene un referendo, el pueblo solo y sin armas y el terrorismo amedrentando y feliz.

Otro punto importante de la discusión es que este tipo de operaciones desorientan a las fuerzas armadas, porque mientras la inteligencia militar y nuestros soldados ponen el pecho a las balas para capturar a los “peces gordos” como Romaña o Alape el gobierno silenciosamente les salva la vida, porque hay que ser sinceros, Iván y don Timo si pueden ordenar la muerte de nuestros hombres pero el alboroto es grande si les tocan a alguno de sus camaradas. Hasta se desbarata la mesa.

Es comprensible que se quiera justificar la salida de estos criminales pero es preocupante que estos viajes se estén haciendo a las espaldas de los colombianos y mientras el terrorismo sigue, ahora son cada vez más frecuentes. También es gracioso que el ministro Pinzón diga que se van porque “huyen de las operaciones militares”, siendo que les falta carácter para capturarlos o darles de baja. Éstos viajes a hurtadillas no generan confianza, porque estos señores limpian cada vez más su imagen de criminales en los micrófonos,  donde dicen lo que se les da la gana, ya hablan hasta bonito, conceden y aparecen en entrevistas, y con ese lenguaje mentiroso y tapador disfrazan su delincuencia, el incauto hasta les cree. Continuando con el incauto éste posiblemente diga que la llegada de estos bandidos es un gesto de paz, la realidad lo desmiente, porque el mismo día en que con bombos y platillos, es más, como celebridades llegaban los “amigos de la paz”, también eran asesinados dos policías en el departamento del Cauca. Noticia sustentada hoy ya que cuatro guerrilleros de las FARC fueron capturados por éste hecho según confirmó el director de la policía nacional Rodolfo Palomino, no existió ni una nota de protesta desde casa de Nariño. Hace rato tienen las rodilleras puestas.

La ingenuidad del incauto que no padece el accionar criminal seguirá, está en su casa muy tranquilo, aplaudirá a rabiar todas las iniciativas de este gobierno debilucho, sin talante ni carácter, porque le comió el cuento facilista de que si no se hace la paz a placer de la insurgencia el bandidaje vendrá por nosotros, casi que nos vendieron al coco revolucionario, tápense con la sábana. Mientras tanto los “amigos de la paz” seguirán jalando más la pita a su favor, ya tienen todo montado como lo muestran los borradores publicados del acuerdo, para armar sus republiquetas y retomar el control de las zonas donde se encuentran, para así expandir su propaganda ya con la cara lavada y acceder al poder para realizar el sueño cubano-venezolano tan tarado en Colombia. En reiteradas ocasiones demuestran que no quieren la paz, quieren el poder. Seguramente con miles de muertos encima, y la fácil manipulación al incauto con lenguaje romántico y populista, el terrorismo la tiene clara.

 

@Rafaristizabal

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/v/t1.0-9/14271_1483422371915623_5337744746105607011_n.jpg?oh=86de84d93e8b4b44bca7340657559b8b&oe=548A6C44&__gda__=1419409593_0233513d710c6b8de21028364462c035[/author_image] [author_info]Rafael Aristizábal Bogotano. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Bloguero, con las metas claras y el sueño de una Colombia distinta y mejor. La lealtad antes que todo.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.