Testimonios de la memoria

La construcción de memoria en Colombia deviene no del recuento de las ganancias sociales históricas, ni del orgullo de relatar y enumerar los derechos logrados por el pueblo o la ciudadanía: más bien, sucede del dolor, la vulnerabilidad y del asombro compasivo ante los hechos desgarradores del conflicto armado. Esa ha sido nuestra suerte. Algunos períodos del conflicto han terminado en acuerdos formales, en reparticiones elitistas del poder o en un proceso constituyente, que en su parte fundamental, hoy se encuentra inconcluso. Pero las balas siguen dividiendo territorios y materializando excepcionalidades. De aquí y de allá han eliminado vidas: dados de baja, héroes de guerra, N.N…

Al momento de reconstruir los hechos, la memoria sale cuestionada como referente de verdad. ¿Qué fue lo que realmente sucedió, quiénes fueron los actores involucrados, los culpables, sobre quiénes recae el derecho de contar la historia? Ésta pretensión de verdad sólo tiene sentido si se entiende desde el testimonio. El testimonio encierra protagonismo, sentimientos y acontecimientos personales. También denuncia y desenmascara arbitrariedades institucionales. Testimoniar no es solamente un proceso de reivindicación individual sino de elaboración de memoria colectiva.

Primo Levi, ingeniero químico y escritor italiano, testimonió su paso y sobrevivencia por diferentes campos de concentración nazi. La Trilogía de Auschwitz es el testimonio de hombres que no fueron así considerados. Dice Levi: “los personajes de éstas páginas no son hombres. Su humanidad está sepultada, o ellos mismos la han sepultado, bajo la ofensa súbita o infligida a los demás…todos los escalones de la demente jerarquía querida por los alemanes, están paradójicamente emparentados por una unitaria desolación interna”. Después de 1945 Levi era otra persona. El resto de su vida lo dedicó a testimoniar y a narrar sus vivencias bajo el poder y la ideología de un grupo de alemanes. Primo Levi usó su lenguaje y reconstruyó dolorosos años para la humanidad.

Levi nos recuerda la necesidad de escucharnos como sociedad. Termina: “por encima de toda nuestra experiencia hemos sido colectivamente testigos de un acontecimiento fundamental e inesperado…ha sucedido…puede volver a suceder: es la esencia de lo que tenemos por decir”.

Hablar del conflicto armado en Colombia no es anacronismo. Hemos y seguimos siendo testigos de un país vulnerado hasta la saciedad. Textos como Los escogidos de Patricia Nieto, me dejan sinsabores que tal vez me hagan más consciente del contexto en el que habito o me permitan entender lo que hasta ahora es incomprensible. A Javier, Lucy, Hernán, Carmen, Harold, Ciro, Wilder, Saúl, César, Francisco Luis, Hismenia, Nelson… Patricia Nieto los ha testimoniado. Ésta narrativa del dolor si bien desnuda casos particulares, es evocadora de un contexto del sufrimiento y del conflicto. Aquellos que en algún momento fueron excepcionados y violentados por la norma, aquellos que fueron víctimas de poderes locales y regulaciones paralelas…aquellos resurgen en el testimonio, adquieren vida en los relatos de Patricia.

Los escogidos es valor literario y valor testimonial. El dolor y la sensibilidad que despierta este libro, es fundamental para sabernos como sociedad que se sigue construyendo, como barrio o como país que reclama cesación de violencia; es un testimonio con fina memoria y derivador de pensamientos sobre lo que queremos como humanidad.

El testimonio como célula de nuestra apuesta por la memoria nos presenta una dicotomía que seguiremos pensando: ¿Recordar es ahondar en el remordimiento, en la creación mitológica de sucesos y en el retraso del proceso de reconciliación nacional o recordar es construir el presente nacional reconociendo un pasado, representarlo, superarlo y no repetirlo? En esa construcción de la memoria colectiva el testimonio no es un relato más. Es incluso, una reformulación de nuestros valores sociales. El testimonio, reinventado o no, es autobiografía, fotografía social y es reclamo humano.

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-c-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash3/t1/1794546_1408925892698605_1221194799_n.jpg[/author_image] [author_info]Cristian Zuluaga Politólogo. Estudiante de Derecho en la Universidad de Antioquia. Leer sus columnas. [/author_info] [/author]

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.