Suicidarse para tener derecho a vivir

“Utilizar un arma homicida como suicida para poder vivir, para poder estudiar.”


Después de un tiempo prudente de meditación y silencio,  pude identificar que, a pesar de los actos que de mi parte pretendieran indicar lo contrario, he tomado esa misma actitud: «meditación y silencio» con cada acontecimiento reciente de carácter nacional. Rápidamente me debatí «Pero lo he hecho todo bien» me decía arguyendo mis críticas acompañadas de vehemencia, sordidez, ira, ironía y en ocasiones vulgaridad, hay que mencionarlo, al desprecio del gobierno por la gente, al descaro sin límites, el despotismo hacia el que se siente inconforme con el status quo y el hedor a sangre joven que en el Cauca, Valle del Cauca y Nariño, por mencionar lugares del país donde recién se cometieron de los más viles y atroces crímenes dirigidos a niños y jóvenes; masacres ocurridas por coincidencia ¿tal vez? ¿Justo después que Álvaro Uribe Vélez utilizara el concepto «Juventudes FARC(1)» adjetivo con el que tilda a los jóvenes de Colombia, que no están de acuerdo con él, como guerrilleros, (con aquel corto entendimiento que concluye con pereza mental: si no es blanco, es negro) dirigiendo los cañones de sus fervientes fanáticos, fogosos, fumigadores, hacia los infantes y mancebos? La ONU ha registrado 33 masacres en lo corrido del año(2), triste es para el país la imposibilidad de descontar esa cifra.

He estado en cacerolazos, avivando con aliento enérgico las arengas, pidiendo el micrófono en las plazas para decirle a mis compatriotas que: «No es exageración decir que nuestra vida está en peligro de muerte víctimas de un Estado Asesino», porque sus Soldados bombardean civiles y niños en sus «Exitosas» operaciones militares(3), violan niñas(4), le disparan a estudiantes(5), cuando no son los militares los que disparan o violan, es la policía nacional(6), abuso del poder de manera criminal por parte de los agentes del Estado, señor ministro Carlos Hollmes Trujillo, ¿esos son los criminales con los que pretende reducir la criminalidad? Cuando sus unidades de inteligencia se dedican a realizar interceptaciones ilegales a periodistas, activistas pro derechos humanos y opositores al gobierno con recursos enviados por Estados Unidos para la lucha contra el Narcotrafico desviados ilegalmente para fines delictivos(8), no se puede acudir a usted para una respuesta sincera, concreta, real, a la pregunta ¿están verdaderamente las unidades de inteligencia, ejército y demás instituciones militares, subordinadas al poder civil? Es su responsabilidad política la acción u omisión de éstas. Qué gran contradicción, dan ganas de llorar y se llora porque la gente muere y sigue muriendo de vivir en Colombia.

Contradicciones profundas que duelen y apuñalan la esperanza: ¿alcanzar la paz? ¿Acabar el crimen? Entre otras millones de cosas la esperanza de la verdad histórica escapa de nuestras manos: ante nuestros ojos se desbara un proceso de paz mientras sucede y se fragua otro genocidio, firmas la paz para no morir en el monte y te disparan saliendo del monte(8), así ¿Cuál paz? Y ¿como pretender acabar con el crimen? metiendo un ejército corrupto desde la institución y criminal por naturaleza para que mate civiles y viole mujeres en las zonas rurales, donde sabe estar ausente la justicia, como en los límites del Cauca y Nariño donde se disputan las rutas del transporte de droga y el monopolio de la violencia: los Narcotraficantes, las Bacrim (Los paramilitares post «Ley Justicia y Paz»), insurgencia, disidentes, llueven balas de los asesinos del Estado, ContraEstado, ParaEstado, NarcoEstado bañan al pueblo en sangre y nos dejan en el peor estado.

Contradicciones fatales, incluso con los más tristes y desgarradores suplicios que puede pasar la humanidad: el hambre, generalmente utilizada como un arma homicida por parte del estado asesino(9), porque la destrucción no es la causa por la que mueren los niños en la Guajira, ésto sería como decir que a un hombre lo mató un arma y no quien disparó, tal vulneración, sin justificación y totalmente desproporcionada, de los derechos humanos, la convierte directamente en un arma disparada por la inacción y corrupción del Estado. Pero se equivocaron quienes concluyeron rápidamente que la contradicción radica en que el hambre no sea tomada en cuenta por éste gobierno indolente como condición que te hace vulnerable, sino como un arma para inmolar al miserable, se equivocan. Para notar la contradicción de éste caso particular hay que fijar la mirada y atención a otro evento simultáneo y con igual atención que la cifra de 15.600 niños que, Según la Ensin, sufren desnutrición aguda severa en el territorio nacional(10), es decir poca atención; sucede que los jóvenes de esta nación, con la barriga vacía de alimento, con la boca repleta de gritos y el corazón lleno de valor, exigen derecho a la educación con huelga de hambre(11), horrible contradicción que en Colombia, para exigir el derecho a la educación para en un futuro, entre otras cosas, trabajar y no morir de hambre, haya que amenazar con morirse de hambre, desgarradora contradicción: utilizar un arma homicida como suicida para poder vivir, para poder estudiar.

Estudiar así no se tenga cómo, porque a parte del desespero que causa la asfixiante tos que los pobres sobrellevamos en la noche con aguadepanela, yerbas y limón, a ver si se puede dormir o siquiera descansar con coronavirus, ya que atención médica no se tiene, mucho menos un número asignado, una cifra en las estadísticas de contagios, que aumenta como esta horrible presión entre el pecho y la espalda, sentir asfixia, dolor al respirar, dolor de vivir, dolor porque el virus entró a tu casa como lo tenía planeado el gobierno nacional con su estrategia de contagio paulatino(12), dolor porque no eres asintomático pero tu pareja presuntamente sí, o tus hijos, o tus padres, lo cual hasta ahora es el mayor alivio de de tu alma, a parte de eso; a parte del desespero de ser un nómada obligado al sedentarismo por la emergencia de salud, no poder trabajar, ser una cifra más en la cifra de desempleados, ser una cifra que aumenta en los necesitados, pero ¿cuándo se dejará de ser una cifra para ser una persona, un ser humano? Desesperación asfixiante de eso y de no saber por una prueba si eres positivo para coronapollos, porque lo más recomendable es alejarse de la masa virulenta que con rostro pálido y triste se ahoga a la entrada de los abarrotados hospitales en las regiones del país, la mayoría con síntomas respiratorios más graves o leves que los que te agobian, que te han impedido ir a hacerte el diario (jornal) porque caminar unos pasos te quita el aliento que respiraste sobre el seno de tu madre cuando te dio de su alimento, porque estás enfermo y la vecina está en el hospital y su esposo volvió anoche sin diagnóstico aún pero con el mismo tratamiento para diagnóstico positivo para Covid-19 que están ofreciendo unos profesionales discriminados, humillados(13) y más héroes aún que los soldados del Ejército Nacional de Colombia porque los héroes no violan; a parte de esa desesperación y que a los jóvenes los asesinen en el Cauca(14), en el Valle(15), en Nariño(16) y en todo el territorio nacional, ellos deben amenazar con suicidarse para tener derecho a estudiar de manera virtual así no se tenga siquiera una computadora propia o acceso a Internet(17), porque las telecomunicaciones y el acceso a la tecnología sigue siendo un negocio del mercado, beneficio que se obtiene con dinero y no un derecho que propenda por resolver las necesidades esenciales de los más necesitados.

Fueron esas mismas contradicciones magnánimas, «plus ultra» porque en todos nuestros antepasados hay hijos de violadores, que me hicieron notar que a parte de la «meditación y silencio», así gritara, mi actitud queda a eso reducida cuándo no he sido tan valiente como esos líderes y lideresas, personas que han tomado verdadera acción, que admiro y por su actitud sé que he podido hacer algo distinto a verlos llover asesinados por la ventana de las noticias en este invierno de muerte que se ha cernido sobre el país, porque si tuviera tan sólo una quinta parte de su valor estaría transformando con trabajo, con ejemplo, activamente, como ellos lo hacen: la comunidad; o igual que ellos también tendría un quinto en la cifra de alguna muerte violenta, que los cobija y nos cobija como si fuera parte del destino de ser colombiano.

En conclusión, ya no es suficiente la inconformidad, los cacerolazos, la gritería, las tendencias en twitter para detener este baño de sangre cuyo grifo abrieron los amantes de la muerte y el olvido. Lo que se necesita seriamente es que todos, cada uno de nosotros se revista de todo tipo de valor y decida ser líder social, gente que no «Lucha por la paz» personifica la paz, cómo la personifican los estudiantes que matándose de hambre exigen derecho a la educación, porque si todos fuésemos líderes sociales les quedaría más difícil matar a los poquitos que hay, si todos fuésemos líderes sociales les quedaría más duro el despojo, más berraco el narcotráfico, la minería/ganadería/tala ilegal, el trabajo infantil, la reclusión de menores en la guerra, degollar niños en Cali, que asesinen a los niños cuando van a la escuela(18), acabar con los recursos naturales o destruir nuestra diversidad cultural y ancestral con total impunidad, premeditación, alevosía y ventaja. Si todos fuésemos líderes sociales @juanes, @Shakira, @JBalvin, dejarían de liderar de manera hipócrita sólo listas musicales, para denunciar al mundo las masacres a su gente y en su tierra, que «es una y nada más…». Necesitamos ser líderes sociales para vivir, no en la esperanza de un cambio, sino ser, sin mayor espera, el cambio mismo, personificarlo, para que algún día paren las masacres o se sucumba de un momento a otro, de manera inocente, sencilla y simple en otra de tantas, o de Covid-19.


Referencias:

  1. «Gracias a Dios superé coronavirus, gracias estimados médicos, gracias Sura, espero superar rezago de debilidad física.

Gran virus de magistrados Barceló y Reyes, juventud Farc, combatiéndolo con antibiótico de la verdad.

En aras de la libertad de Colombia hasta la cárcel.»

 

  1. ONU condena las masacres ocurridas en el país en las últimas semanas: https://www.eltiempo.com/politica/onu-colombia-condena-las-masacres-ocurridas-en-el-pais-en-las-ultimas-semanas-530134
  2. Renuncia el ministro de Defensa de Colombia: Guillermo Botero dimite en medio de la polémica por la operación militar en que murieron varios menores: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50326172

 

  1. Siete militares admiten haber violado a una niña indígena de 13 años en Colombia: https://www.elmundo.es/internacional/2020/06/26/5ef5c379fdddff785e8b4646.html
  • En qué va caso por violación de militares a menor indígena en Guaviare:

https://www.eltiempo.com/justicia/delitos/asi-va-el-caso-de-violacion-de-soldados-a-nina-indigena-en-guaviare-512444

 

  1. En video: Militares dispararon al aire en manifestación de estudiantes de la Uniatlántico: https://www.semana.com/educacion/multimedia/en-video-militares-dispararon-al-aire-en-manifestacion-de-estudiantes-de-la-uniatlantico/634133

 

  1. Fuerza Esteban: la vida del joven músico que perdió su ojo marchando por la educación:

https://www.semana.com/educacion/articulo/esteban-mosquera-el-estudiante-que-perdio-un-ojo-por-el-esmad/594858

  • Dylan Cruz, la muerte que inflama Colombia:

https://www.elmundo.es/internacional/2019/11/26/5ddd86fcfdddff51818b45bb.html

  • ¡Aterrador! Patrullero violó a una mujer en bus de la Policía en Bogotá:

https://caracol.com.co/emisora/2020/02/07/bogota/1581094106_300847.html

 

  1. Mucho más que manzanas podridas: hay que reformar la inteligencia militar colombiana.

 

  1. Van 216 excombatientes de las Farc asesinados: ¿cómo detener esta violencia?: https://www.semana.com/nacion/articulo/216-excombatientes-de-las-farc-han-sido-asesinados/685044

 

  1. “4.770 niños muertos en La Guajira es una barbarie”: Corte

https://www.elheraldo.co/la-guajira/4770-ninos-muertos-en-la-guajira-es-una-barbarie-corte-553890

 

  1. En 2030 seguirán muriendo niños por desnutrición en Colombia: https://www.elmundo.com/noticia/En-2030-seguiran-muriendo-ninos-por-desnutricion-en-Colombia/378111

 

  1. Matrícula Cero, petición de estudiantes de la U. Nacional en huelga de hambre:

Matrícula Cero, petición de estudiantes de la U. Nacional en huelga de hambre

 

  1. Esta es la realidad de la pandemia en Colombia: https://www.google.com/amp/s/www.eltiempo.com/amp/salud/coronavirus-situacion-de-colombia-comparada-con-otros-paises-529794

 

  1. En defensa de los héroes: los médicos sufren discriminación https://www.semana.com/nacion/articulo/discriminacion-a-medicos-y-trabajadores-de-la-salud-por-coronavirus/662655

 

  1. Denuncian otra masacre en el departamento del Cauca, Colombia: https://www.telesurtv.net/news/colombia-denuncian-otra-masacre-departamento-cauca-20200802-0014.html

 

  1. Los cinco del cañaduzal: detalles de la masacre que enluta a Cali https://www.semana.com/nacion/articulo/masacre-en-cali-detalles-del-asesinato-de-cinco-jovenes–noticias-colombia-hoy/694571

 

  1. Masacre en Samaniego: escalofriante testimonio de sobreviviente: https://caracol.com.co/radio/2020/08/19/nacional/1597794448_802126.html
  • Otra masacre en Nariño: tres indígenas awá fueron asesinados en Ricaurte

https://www.elespectador.com/colombia2020/pais/nueva-masacre-en-narino-tres-indigenas-awa-fueron-asesinados-en-ricaurte/

 

  1. Más de la mitad de alumnos sin clase por covid-19 no tiene computador: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/mas-de-la-mitad-de-alumnos-sin-clase-por-covid-19-no-tiene-computador-486794

 

  1. Dos menores iban a dejar la tarea al colegio y paramilitares los mataron: https://www.semana.com/amp/narino-asesinan-a-dos-menores-que-iban-a-dejar-tarea-al-colegio/693154

 

 

About the author

Edwin Tabima Morales

Aventurero que recorre Colombia en bicicleta con su novia y su perro haciendo arte, llevando color, música, malabares, cuentos y sonrisas a cada rincón. Campesino de ocupación en el marco de la emergencia nacional de salud pública, dadas las limitaciones de movimiento; decide volverse columnista para intentar hacer por el mundo, con sus letras, lo que los viajes han hecho por él: transformarlo.

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.