Se eligen para gobernar y proyectar desarrollo

Iniciamos un año muy álgido en materia electoral, pero más allá es una posibilidad valiosa de la consolidación de sendas de desarrollo para algunos territorios y en otros casos de enderezar su rumbo, nunca perdiendo de vista que los avances de las sociedades son en tracto sucesivo y se debe construir sobre la construido.

Cada momento de la realidad nos impone nuevos retos, donde se deben capitalizar las oportunidades y enfrentar las dificultades y limitaciones.

Es imperioso no caer en el error recurrente de muchos mandatarios, el mal de “Adán” y pensar que detrás de mí “no había nada”, todos suman y construyen en sus justas proporciones.

Un llamado muy importante es a concebir las obras públicas y proyectos sociales como un activo colectivo de las comunidades y no de los que gobiernan, llegar a parar las obras sin juicio solo por no ser parte de su gestión es reprochable, así es como muchas quedan paradas indefinidamente y otras asumen unos sobre costos que hacen casi inviables su culminación.

Las actuaciones deben ser equilibradas y siempre pensando en el bien común ante el menor daño a la administración pública.

Cómo lo manifestó en un aparte Balmore Gonzales en el Portal – El Correo: “Las obras públicas hay que terminarlas y no dejarlas empezadas creando espejismos sobre ellas y sus autores y tratando de demostrar que no fueron proyectadas con buen criterio, que no fueron totalmente financiadas o lo que es peor, simplemente porque el capricho de un nuevo servidor que quiere beneficiar o favorecer a alguien en especial con su culminación “

Todos los que emprenden el camino de pretender regir los destinos de sus municipios deben tener un conocimiento previo de la realidad de sus territorios, sus finanzas, sus ejecutorias, sus circunstancias jurídicas y demás, que les permita medir sus capacidades cuando el 01 de enero del 2024 asuman la responsabilidad directa, en ese momento las excusas de lo que hizo o dejó de hacer su sucesor no puede ser la moneda de cambio frente una comunidad que creyó en sus propuestas y posibilidad de realizaciones futuras.

Visionar el futuro, fortalecer lo bueno, ajustar procesos, direccionar más acertadamente y trabajar en aspectos de mejora deben ser las premisas innegociables que los nuevos gobernantes deben potenciar, al final de sus mandatos serán evaluados y medidos como este año ocurrirá con los que en su etapa final terminan su periodo de gobierno, allí no hay tiempos extras, ni de adición, el partido termina el 31 de diciembre del 2023 implacablemente, sólo lo realizado y ejecutado quedara, también sus propuestas de desarrollo y horizontes trazados si esto logró romper la barrera de la inmediatez y se pensó en mejores y más oportunidades para todos.

Buen viento y buena mar, para todos los que valientemente estarán bajo las reglas de la democracia con el ánimo constructivo de liderar sus territorios y regiones de Antioquia y Colombia.


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/alexzuluaga/

About the author

Alexander Zuluaga Zuluaga

Alcalde Municipio de #Támesis 2016 - 2019. Promotor de la primera Provincia de Colombia #ProvinciaCartama Administrador de Empresas y Esp. Gerencia Estratégica

1 Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Lamentablemente, vivimos una cultura donde el olvido hace presencia. Sólo interesa lo personal y los intereses políticos de quiénes se consideran dueños de un sistema camino al fracaso. El futuro del estado depende en un alto porcentaje de desiciones programáticas, que son las que marcan el futuro desarollo.