Robert Owen: el fracaso de una ilusión

Opinion

Robert Owen, es la historia de un fracaso, de una obstinación, de una ilusión, en últimas de una utopía. Sin embargo, su proyecto de una nueva sociedad y de una nueva humanidad, tuvo un estruendo tan aparatoso, que aún se escuchan los ecos”.


Sabemos que nadie se apodera del mundo con la intención de dejarlo. El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo. No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura. El objetivo de la persecución no es más que la persecución misma. La tortura sólo tiene como finalidad la misma tortura. Y el objeto del poder no es más que el poder

George Orwell.


Robert Owen, es la historia de un fracaso, de una obstinación, de una ilusión, en últimas de una utopía. Sin embargo, su proyecto de una nueva sociedad y de una nueva humanidad, tuvo un estruendo tan aparatoso, que aún se escuchan los ecos. El galés tenía un afán por realizar un proyecto, en el cual, se estableciera un modelo ilustrado de organización industrial, a pesar de lo incipiente del modelo de desarrollo cultural, económico, político, jurídico y social que instauraría el capitalismo, avizoró algunos de sus efectos y optó por la acción en favor de la naciente clase obrera, desprovista de garantías laborales; así como, las difusas restricciones en la edad de inicio de la vida productiva de los infantes, configurándose la educación en los menores y alejarlos prematuramente de la fábrica como pilar fundamental en el modelo de Owen, pero no solo un modelo ideal sino la concreción de este en New Lanark y más tarde en New Harmony, lo advierte Peter Gordon: “Su visión de sistema de educación para los pobres y las clases trabajadoras se basaban en la doctrina  de que “el Estado que posea el mejor sistema nacional de educación será el mejor gobernado”” (Gordon, 1993).

Es en el mismo corazón de la máquina, del engranaje, el hombre va perdiendo su humanidad, para darle paso al discurso actual del crecimiento económico, en la determinista ecuación: a mayor productividad mayor crecimiento económico, no obstante, este no refleja mayor bienestar social, lo que se salvaguarda no es el mercado al servicio de la humanidad, por el contrario, la inversión perversa del capitalismo, procurar en mantener el sistema económico no como medio para, sino como fin en sí mismo, produciendo una nueva clase social, caracterizada por la acumulación capitalista, con intereses en detrimento de los intereses de los obreros. Por lo tanto, Owen, siendo un empresario, concebía, una forma otra de modelo económico y con ello se hizo una crítica contra su época, la “revolución industrial proponía, en la mayoría de los casos una concepción del hombre como máquina para el trabajo y dejaba a un lado la dignidad de la persona humana” (Díaz, Ospina, & Franco, 2016), esto tuvo como consecuencia, reconocer garantías laborales para sus trabajadores y los menores.

[Owen] se preocupó por sus trabajadores y les concedió una serie de beneficios impensables para la época. Se preocupó por sus trabajadores, como residir cerca de su trabajo, pensar no solo en cómo trabaja, sino en cómo vivían, prohibió el trabajo infantil, estableció licencias por enfermedad e inclusive creó el primer preescolar en Reino Unido (Arciniegas, 2019).

Se colige de lo anterior que, la propuesta revolucionaría sin revolución de Robert Owen, pretendía una reforma moral con miras a nuevo mundo, diversas estructuras sociales, económicas y políticas, “al final de New Lanark o New Harmony, de Orbiston o Icaria, no estaba la separación o la autosuficiencia, sino la inauguración de un nuevo mundo moral” (Kumar, 1992). Este proyecto se lograría por medios pacíficos, con el apoyo del mismo Estado, prescindiendo de la violencia y modificar sustancialmente las estructuras del Estado, “Owen no tuvo en cuenta las realidades del orden político, en la creencia de que el socialismo cooperativo acabaría desplazando simplemente al capitalismo mediante el ejemplo y la educación” (Gordon, 1993). Lo que el autor inglés buscaba era sustituir la competencia por la cooperación, lo señala con énfasis José Luis Manón: “Robert Owen, puede ser considerado el máximo representante inglés del socialismo reformista y cooperativistas y propuso un cambio completo del orden social y económico existente a partir del cooperativismo: Sustituyendo la competencia por la cooperación” (2003).

Ahora bien, con insistencia propuso replicar su experimento social de New Lanark, en Indiana, Estados Unidos, en un proyecto denominado: New Harmony, el cual, solo duro aproximadamente tres años y después fracasó. Owen, declaró que las razones de este fracaso consistían en que las personas que conformaban New Harmony no estaban preparadas. Lo que cuenta, lo desarrollado en el transcurso de su vida, permitió garantías laborales, propuestas educativas, la emergencia de cooperativas y de los sindicatos obreros. En consecuencia, todavía se escucha ecos, tintineo sutil de Owen, como un hombre nunca perdió la esperanza que un día, una nueva aurora, diera inicio a una nueva humanidad.


Otras columnas del autor en este enlace: https://alponiente.com/author/frayesteban-atehortuaaguirre/

Referencias. 

  1. Gordon, P. (1993). Robert Owen. Perspectivas: revista trimestral de educación comparada24(1-2), 1-15.
  2. Díaz, L. F. R., Ospina, J. D. J. H., & Franco, L. F. L. (2016). El cooperativismo y la economía solidaria: génesis e historia. Cooperativismo & Desarrollo24(109).
  3. Arciniegas, C. H. G. (2019). La ciudad ideal de Robert Owen. Un escenario planificado del socialismo utópico. Revista de la división de ingenierías y arquitectura, 64-79.
  4. Kumar, K. (1992). El pensamiento utópico y la práctica comunitaria: Robert Owen y las comunidades owenianas. Política y sociedad11, 123-143.
  5. Campos, J. L. M. (2003). El cooperativismo en la historia de la literatura económica. CIRIEC-ESPAÑA, Revista de economía pública, social y cooperativa, (44).

About the author

Fray Esteban Atehortua Aguirre

Abogado y estudiante de filosofía de la Universidad de Antioquia, especialista en Cultura Política: Pedagogía de los Derechos Humanos

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.