Río Bogotá, la Reconversión

Pues si señoras y señores, esta es la historia de un Cuerpo de Agua, otrora símbolo de la hermosura de la tierra de Bochica, Chía y Sue; el mayor orgullo de las cachacas y cachacos que no están, es más, hasta El Dorado palidecía frente a su esplendor. Hoy en día, la belleza se ha ido dándole paso a la inmundicia rola, la aparición de residuos sólidos para favorecer los intereses de politiqueros quienes basan sus legados en la invasión de lotes para llevar a desplazados y pobres a sufrir las peores injusticias de la vida (Fetecuas, Marianos Porras, Marianos Porras, Morenos de Caros, Samuelitos, Iváncitos, Salamancas, entre otras mañas), ser el reflejo de crímenes y piques en el Distrito Capital, lugar de ahogamiento de animales que según la inconciencia humana, no son aptos para vivir en comunidad o están en pecado (al estilo de Procuradores, José Daríos y Concejalitos de Familila), constituyéndose como el peor absurdo del centralismo colombiano. Se refiere al Río Bogotá, considerado como el más contaminado del mundo, y con justa razón.

 

Del Consejo de Estado, luego de nueve años de estudio, cuyo objetivo principal fue el estudio de una demanda acerca de la situación del cuerpo acuoso (el magistrado encargado de este trabajo fue Marco Antonio Velilla); dictaminando al Estado Colombiano a realizar en un plazo de veinte (20) años una inversión mínima de 6 billones de pesos para la recuperación del río, desde su lugar de nacimiento hasta su desembocadura en el río Magdalena. Teóricamente, así sea en el papel, es la primera vez que el cuerpo acuoso es tenido en cuenta, para algo positivo, para despertar Conciencia Ambiental. ¿Qué ha pasado? Muchos aplausos frente a la decisión se han escuchado, pero a la hora de la verdad, se quiere evadir la obligación por parte de los gobiernos nacional, distrital y departamental (45 municipios cundinamarqueses), puesto que la platica podría servir para menesteres políticos, como mantener las locomotoras aceitadas, tratar de regresar a la alcaldía mayor a un supuesto presidente vitalicio, satisfacer las arcas de diputados, por no mencionar más. Sería bueno ver como sincronizan los egos de los representantes correspondientes, bien sea para hacer cumplir el fallo, o echarle tierra al río, para lotear y urbanizar a la brava.

 

Esta historia viene desde hace 50 años; cuando la urbe posbogotazo empezó a pensar en su expansión, los humedales fueron considerados pecado mortal y condenados a su relleno con residuos sólidos para dar paso a barrios lujosos (con moteles camuflados), porque el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenibles son enemigos del progreso y de la clase alta (como lo dicen en ciertos editoriales de corte uribista), y por ende, condenados al ostracismo. En la columna Río Bogotá – Pureza Imaginaria (01/12/11) ya se hizo un breve recuento del tema, de lo cual se trae:

1. ¿Dentro de toda esta inversión monstruosa habrán Programas de Concientización de la Comunidad acerca de querer, respetar y cuidar el Río Bogotá?

2. ¿Qué pensarán el Gobernador de Cundinamarca y el Alcalde Mayor de Bogotá que trabajarán desde el próximo primero de enero (Alvaro Cruz y Gustavo Petro, respectivamente) sobre este Plan Mancomunado?

3. ¿Cómo hacer que no se siga convirtiendo al Río Bogotá en un Foco del Crimen y la Inseguridad? Hay que recordar que a lo largo de su recorrido ha habido presencia de grupos ilegales.

4. ¿Habrá el suficiente nivel de confianza en la CAR, por cuanto su eficiencia ha sido cuestionada en los últimos tiempos? Inclusive la Contraloría General de la República abrirá una investigación al respecto.

5. La más importante: ¿Cómo lograr una Sintonía de Trabajo Banco Mundial – Presidencia de la República – Gobernación de Cundinamarca – Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.? A propósito, ¿es verdad que esta sede se encuentra construida sobre un Humedal? Si es así, terrible que el Opus Dei sea enemigo del Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible.

 

¿Qué ha pasado desde entonces? Nada bueno. En días pasados, como lo denuncia Noticias Uno, el Ministerio del Medio Ambiente por arte de magia, decidió reducir en 200 hectáreas el área forestal de la Cuenca del río en su parte alta (nacimiento). Dicen que busca crear una superficie para que una línea de conducción eléctrica pase por ahí; pero en realidad hay muchos intereses de lotear y construir, es que la finca raíz en una mina de plata en el país del Sagrado Corazón de Jesús. Es más, desde el Ministerio no hay explicación justa al tema. Mejor dicho, la Locomotora Industrial quiere desaparecer la Ambiental y Sostenible. Y ni hablar de ciertos agricultores (disfrazados en dignidades, muy amigos de los paros violentos), quienes consideran que los árboles estorban para sus menesteres y que el agua debería servir para sus riegos y nada más. A lo anterior, se suman las curtiembres e industrias pesadas, quienes vierten sus alimañas al río para que no tenga vida, para que siga siendo la cloaca actual con las consecuencias terribles que trae; que no vengan a decir que es un castigo de un Dios manoseado para intereses politiqueros (¿cierto Concejal Marco Fidel Ramirez?).

 

Todos deben contribuir al rescate del Río Bogotá, trabajar en plan preventivo y pedagógico, empezar su limpieza en su nacimiento, sus afluentes, impedir que la Planta del Salitre colapse (ya no da abasto con su misión y visión), y que cuando llegue al Magdalena, contribuya a la limpieza de este último.

 

PD1: Tienen toda la razón los UWAS para oponerse a la reparación del Oleoducto Caño Limón – Coveñas. Luego de todo el ruido con el fallido pozo Gibraltar – 1, les dejaron el abandono y los grupos al margen de la ley que se la tienen montada al tubo, con los nefastos efectos ambientales.

 

PD2: ¿Será que el gobierno se habrá dado cuenta de que Ruben Darío Lizarralde no es apto para el Ministerio de Agricultura?

 

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

3 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.