¿Quién es Gustavo Petro?

“A los tres grupos armados ya existentes (Farc, ELN y EPL) se suma el bandolerismo de la Alianza Nacional Popular: una mezcla entre las juventudes comunistas, los comandos urbanos de las FARC, y miembros de la ANAPO. Según declara Gilberto Vieira, el M-19 surge como brazo armado de la ANAPO para hacer respetar dicha organización política y para luchar en forma revolucionaria por sus derechos. “En realidad el M-19 surge dentro de la ANAPO pero fundado por antiguos dirigentes de la Juventud Comunista colombiana como Jaime Bateman, Luis Otero y otros… estos jóvenes planteaban que ellos querían la lucha armada y deciden vincularse a las FARC. Estuvieron un tiempo en las FARC -entrenándose-, pero no se acomodaron a la vida de esos guerrilleros en el campo y concibieron el plan de volver a la ciudad” e integrarse a la ANAPO porque “había una cantidad importante de antiguos militares ligados a Rojas Pinilla, algunos de los cuales pasan a integrar el M-19 y eso explica muchas cosas en esa organización…” como su experiencia militar. (Harnecker Marta, La combinación de todas las formas de lucha. Entrevista a Gilberto Vieira. Bogotá: Ediciones Suramérica, 1991, pag 37: El nombre de “Movimiento 19 de Abril”, hace referencia al supuesto fraude electoral que dejó derrotado a Rojas Pinilla y dio como ganador a Misael Pastrana, en 1970. Pero lo cierto, es que la excusa del fraude para conformar una guerrilla llevaba más de una década calentándose.). Fernando Vargas Quemba y Elkín Gallego; Memoria Histórica de las FARC. Su Verdadero Origen. 2 edición; Unete por Colombia; Pag. 284.

El próximo domingo 19 de junio el pueblo de Colombia elegirá presidente de la República para el período 2022 a 2026, en un régimen democrático presidencialista, en donde la figura presidencial tiene más poder que los otros tres poderes: legislativo, judicial y electoral.

Gustavo Petro se hace en el M-19, movimiento que tuvo su origen en las FARC como se explicó en la cita anterior con Bateman y Otero. El M-19 asesinó a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado, entre ellos mi profesor Horacio Montoya Gil, en la toma sangrienta al Palacio de Justicia el 6 de noviembre de 1985 pagados con el dinero de Pablo Escobar como quedó claramente establecido en el llamado informe de la Comisión de la Verdad conformada por los magistrados Jorge Aníbal Gómez Gallego, José Roberto Herrera Vergara y Nilson Pinilla Pinilla. En entrevista concedida por Petro Urrego confiesa que el cerebro de la toma sangrienta fue Luis Otero, quien fue de las FARC al igual que Bateman.

El M-19 secuestró, ultrajó, embarazó en cautiverio y asesinó a Gloria Lara de Echeverri, concejal de Bogotá, Embajadora de Colombia, Directora Nacional de Acción Comunal y Asuntos Indígenas del gobierno de Julio César Turbay Ayala, esposa del congresista Héctor Echeverri Correa e hija del ganadero Oliverio Lara.

Petro está aliado con Julián Bedoya (el congresista a quien le anuló la Universidad de Medellín su título por haberlo obtenido fraudulentamente), Armando Benedetti, Roy Barreras, Piedad Córdoba, Daniel Quintero Calle, en quienes se manifiesta la política de la peor calaña.

Petro es quien recibe millones de pesos en bolsas negras; quien es objeto de los peores escándalos en una campaña política: para quien mentir, falsear, denigrar, todo vale, porque lo único importante es ganar a toda costa para imponer sus ideas comunistas y totalitaristas, en donde la democracia será sacrificada, donde la libertad de empresa, de comercio, de industria, de pensamiento, quedará en nada. Hasta Pacto de la Picota hubo con los peores narcos.

Estoy convencido que el mejor candidato a presidente era Oscar Iván Zuluaga, quien pensando en el país renunció a su candidatura para fortalecer la de Federico (Fico) Gutiérrez ante el riesgo de Petro; Apoyé a Fico también convencido que en ausencia de Zuluaga era el adecuado. Pero no le alcanzó a Fico. Sólo quedan dos alternativas, no hay más: O Petro el totalitarista guerrillero y comunista, o el Ingeniero Rodolfo Hernández.

En suma: en la primera vuelta presidencial se vota por quien uno quiere; en la segunda vuelta presidencial se vota contra quien uno no quiere.

Sin conocer bien a Rodolfo Hernández, sí conozco bien a Petro, y por ello mi voto, indudablemente, será por el Ingeniero Rodolfo Hernández.

About the author

Julio González Villa

Doctor en Derecho U Externado de Colombia; Abogado UPB; Magíster Administracion de EAFIT; Especialista Dcho Ambiental U Externado; Dcho Administrativo y Ccial.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.