Opinión Recomendados

Quema tus barcos

Soy un apasionado del liderazgo, nunca se ha dado tanto la necesidad de tenerlos como en este tiempo,  la sociedad clama por hombres y mujeres que sean valientes y tomen las banderas,  que asuman su compromiso no solamente con ellos sino con el mundo.

Necesitamos líderes  que levanten una pequeña comunidad,  una organización, una nación y hasta una familia;  ilusorio sería postergar el avance a una nueva era, donde o tomamos posesión de lo que nos pertenece o morimos en el intento.

“Quema tus barcos” sobre el año 330 A.C el emperador Alejandro Magno líder indiscutible de la historia, hizo algo sorprendente que hoy en día sigue inspirando mi vida, y espero que a partir de este momento lo haga contigo. Acercándose a las costas de Fenicia para enfrentarse con su destino,  la batalla más sangrienta que posiblemente nunca antes había tenido, con un enemigo que lo superaba tres a uno, desembarcó en  las playas con sus hombres; al comenzar a contemplar la inmensidad del ejército contrario, sus hombres comenzaron a llenarse de dudas y temor, sus rodillas comenzaron a flaquear y algunos ya se daban por muertos, estos hombres ya se estaban dando por vencidos sin mover una sola espada. Pero no contaban con lo que en ese momento cambiaría el rumbo de la historia de esa batalla, Alejandro Magno tomó un par de hombres y se dirigió hacia sus naves en la cuales habían llegado, dio la orden de quemar todos sus barcos hasta hacerlos ceniza,  sus hombre al ver el humo gigantesco que se levantaba quedaron sorprendidos.

Alejandro Magno se reincorporó a las filas, reunió a sus hombres y les dijo: señores allí han quedado sus barcos, todos ustedes quieren regresar a sus hogares a sus tierras y cultivos, quieren ver a sus hijos y sus esposas, pues bien;  la única solución es ganar esta batalla y regresar  en los barcos de nuestros enemigos, aquel día siendo superado en número y fuerza Alejandro Magno dio una lección a sus hombres, No retrocedas, hay barcos mentales que quieren hacerte devolver al mismo lugar de siempre; a la misma relación tóxica, al mismo trabajo de pocos resultados, al mismo carácter débil y conformista lleno de excusas bien argumentadas por el miedo,  ¿Cuáles son tus barcos?

En el libro de Éxodo me impresiona ver cómo el Señor como ese gran líder dirige a su pueblo, sobre el capítulo 13 versículo 17 al 18  dice que Dios no los llevó por el camino más corto para llegar a su destino mas inmediato ya que pensaba que si recorrían por aquel lugar podrían salirles enemigos y su pueblo  retrocedería y volveria al mismo lugar, por eso los llevó por un camino más largo, ellos necesitaban ser tratados en su forma de pensar y de creer.

Eran esclavos ahora se iban a convertir en conquistadores, de la misma forma, todos necesitamos quemar esos barcos mentales, y como dijo Alejandro Magno, no queda otra que avanzar y conquistar o morir.

Líder este es tu tiempo para dejar las excusas, la comodidad y el confort,  asumir retos y llevar tu vida a otro nivel de experiencia y carácter.

Quema tus barcos.