“Pulso País”

La fotografía de junio de “Pulso País Colombia” de Datexco, no es alentadora. Constituye un completo y complejo panorama que permite la identificación y análisis de variables orientadoras para la aproximación de nuevas políticas y programas públicos, a partir de las expectativas de los hogares y percepciones de la opinión.


La W Radio publicó esta semana la más reciente medición de opinión “Pulso País Colombia” de Datexco, que refleja algunas sensaciones sobre el panorama social, económico y político de las principales cabeceras municipales en los departamentos de Atlántico, Magdalena, Antioquia, Caldas, Córdoba, Cundinamarca, Risaralda, Valle del Cauca, Santander, entre otros.

Los resultados a las preguntas sobre si Colombia va por buen o mal camino, condiciones de seguridad, situación económica, modelo de país, manejo del desempleo, conflicto armado, narcotráfico, manejo de la salud, educación, agricultura y medio ambiente, justicia, corrupción, imagen gabinete ministerial y entidades públicas, muestran una evidente desaprobación y desconfianza ciudadana.

La encuesta presenta importantes alertas. El congreso y los partidos políticos tienen una imagen desfavorable superior al 75%. Entidades como la Fiscalía (35%), Policía nacional (40%) y Defensoría del pueblo (46%) alcanzan márgenes mínimos de aprobación. Es necesario resaltar cómo el 77% de los encuestados considera que el gobierno no está combatiendo la corrupción.

La fotografía de junio de “Pulso País Colombia” de Datexco, no es alentadora. Constituye un completo y complejo panorama que permite la identificación y análisis de variables orientadoras para la aproximación de nuevas políticas y programas públicos, a partir de las expectativas de los hogares y percepciones de la opinión.

En este escenario, algunas voces pueden tratar de imponer una narrativa de debilidad institucional, pérdida de confianza y hasta crisis democrática. No podemos caer en la trampa de “no hay futuro”. Por el contrario, es el momento de ajustar las dinámicas políticas y de gobierno, para entender desde la institucionalidad, que ha faltado en muchos casos, una conexión con la realidad del ciudadano de a pie.

La confianza ciudadana se logra recuperar, cuando se tienen instituciones sólidas, eficiencia y efectividad en los planes, políticas y proyectos de las entidades estatales y la implementación de modelos de gobernanza que facilitan y promueven la participación en los procesos de toma de decisiones.

Para el Banco Interamericano de Desarrollo, la confianza, es un asunto transversal, fundamental para la cohesión social, el crecimiento y pilar de cualquier democracia.

El gobierno del presidente electo, Gustavo Petro, debe incluir en su agenda política el diseño e implementación de estrategias efectivas que permitan mejorar los registros de confianza de la opinión pública. Luego de las campañas políticas de Congreso y Presidencia, existen angustias sociales y económicas. Los colombianos esperan transformaciones en diferentes sectores que impacten la pobreza, el empleo, la justicia, la salud, la seguridad, las pensiones, la educación, el acceso a vivienda, entre otros. En efecto, las expectativas ciudadanas no transitan en un ambiente positivo y se encuentran en medio de una creciente inflación, incertidumbre de los mercados, quinto pico por la pandemia del covid 19 y un evidente cambio en el ciclo político.

About the author

Miguel Ávila Bruno

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia. Especialista en Derecho Público de la Universidad Autónoma (Bogotá). Experiencia en dirección, gestión y asesoría de entidades públicas.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.