Opinión Política Recomendados

Por una Colombia unida, libre y transparente: ¡Rodolfo Hernández Presidente!

 No es solamente el candidato con la experiencia de haber administrado de forma eficiente y transparente en el sector privado y público, ni el primero en iniciar un diálogo ciudadano permanente desde que inscribió su candidatura, sino que es el único candidato realmente independiente que puede llegar al poder a realizar los cambios que el país necesita sin afectar la democracia liberal ni las libertades individuales y económicas.


“El que irrespeta para demostrar su igualdad patentiza su inferioridad”
“Para desatar grandes catástrofes no se necesitan hoy grandes ambiciones, basta la acumulación de pequeñas codicias”

          Nicolás Gómez Dávila, filósofo, políglota colombiano y cofundador de la Universidad de los Andes (Cajicá 1914-Bogotá 1994)

INICIO

El motivo de esta columna, que será breve es más allá de dar a conocer una posición personal sobre participar como colaborador en prensa y relaciones públicas de Bogotá, Cundinamarca y Región Central para la campaña presidencial del ingeniero, empresario y ex alcalde de Bucaramanga Rodolfo Hernández y su movimiento ciudadano Liga de Gobernantes Anticorrupción. Lamentablemente, algunos grandes amigos que conocí en apoyo a las causas institucionales y populares del país al lado del uribismo y el Centro Democrático como un miembro fundador humilde que provino como la mayoría del conservatismo, a través de teorías conspirativas y que refuerzan la matriz de falsa polarización en favor de escoger entre un partido que ha sido una estafa social para los colombianos y un fantasma de un político en decadencia que supuestamente traerá el sistema comunista al país. Pero bueno, de decepciones se encuentran sembrados los caminos de la vida.

Por esa razón, y porque creo que Colombia necesita una nueva generación de liderazgos que pueda sacar del abismo político al país y que además sin reñir con lo existente pueda cambiar las estructuras del Estado y la relación de grupos de poder en favor de las mayorías locales en vez de ir al ritmo de agendas transnacionales con satélites en los grupos de interés colombianos como se ha visto de manera decadente en los gobiernos de Juan Manuel Santos y el actual.

NUDO

En concreto más que decirles por qué firmar las planillas para las firmas necesarias para legalizar la aspiración presidencial del ingeniero, o, por qué no, convertirse en promotores de esta gran campaña, hay que hacer pedagogía en no volver a dar firmas o votar por opciones desgastadas que representan el fracaso en la administración pública y el disfraz de la corrupción, la mediocridad y el odio. Por eso, y basados en el reportaje realizado hoy sobre los precandidatos por firmas que se han sumado a la ya acostumbrada comparsa democrática en que cualquiera cree tener cualidades para ser presidente.

La pregunta real sería: ¿por qué no darle la firma al ingeniero Rodolfo Hernández? Para ilustrar veamos a otros candidatos que están también como independientes recogiendo firmas y sus “méritos” para que sean apoyados por los ciudadanos como usted que lee estas líneas:

-¿Le daría la firma a un congresista que ha pasado por todos los bandos políticos y que ha sido amigo de los presidentes y después habla mal de ellos? ¿Le daría la firma a un congresista que no puede explicar la presencia de mil millones de pesos en efectivo en su apartamento en un allanamiento de la Fiscalía? ¿Le daría la firma a alguien que tuvo el dominio de la contratación de la salud en el Valle del Cauca, las EPS del Estado y la universidad pública ESAP como fortines políticos? ¿Alguien así es confiable?

-¿Le daría la firma a un ex alcalde que es enemigo del Metro de Bogotá, que no ayudó absolutamente en nada a los medios comunitarios e independiente y que además pertenece a la clase política tradicional?

-¿Le daría la firma al ex ministro de Hacienda que inventó el eufemismo de la “mermelada” para encubrir la corrupción y desgreño más grande del Estado? ¿Por qué la izquierda NUNCA se movilizó cuando en la reforma de 2016 el IVA subió del 16 al 19%? ¿Acaso resuelve los problemas del país poner la bandera con el amarillo o el rojo para arriba? (SÍ, ESA MISMA IZQUIERDA A LA QUE SANTOS COMPRÓ Y QUE HA EXTORSIONADO A TODOS LOS GOBIERNOS, QUE CALLÓ FRENTE A LOS ABUSOS DE SU MECENAS, PERO QUE EN EL ACTUAL GOBIERNO CASI DESTRUYEN EL PAÍS CON SU SOCIEDAD Y DEMOCRACIA DE PASO)

-¿Le daría la firma a un ex consejero presidencial del gobierno más desprestigiado de la historia reciente y que solamente por ego y encubrir su fracaso frente a las movilizaciones ciudadanas habla mal de su empleador y del partido político del empleador y se las quiere dar de “independiente”?

DESENLACE

Para votar bien, hay que tener cultura política y esa se adquiere en cualquier momento, no solamente en elecciones. Y hay que firmar bien, firmar por aquellos que realmente representan el interés y el cambio necesario para el país. Rodolfo Hernández representa la gente que progresa sin necesidad de la política corrupta, del amiguismo ni de las ambiciones ajenas. Es alguien que habla, piensa y actúa como usted o como yo. Alguien que ya gobernó, ya administró, ya hizo empresa y lo hizo bien. Con la experiencia y edad que garantizan sabiduría y ausencia de codicias materiales e inmadureces propias de la falta de conocimiento.

¡INGENIERO RODOLFO HERNÁNDEZ PRESIDENTE!

¡COLOMBIA NECESITA SERIEDAD Y UN GOBIERNO GERENCIAL!

Esto fue escrito por

Jhon Jairo Armesto Tren

Con estudios en Administración ambiental de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas-Bogotá. Veedor ciudadano en presupuesto electoral de la Universidad desde 2011 hasta hoy registrado ante la Personería de Bogotá. Columnista de opinión en varios medios de comunicación digitales desde 2013. Actualmente director publicitario de El Nodo Colombia y columnista habitual, además en El Quindiano (Armenia) y Diario La Piragua (Montería, Córdoba)

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.