POLITIQUERÍA POR DOQUIER

A este gobierno le encanta calcular, le encanta la politiquería, le encanta negociar todo a manjar y a escondidas en sus cerrados grupúsculos sin importar que se atraviese, aunque sus tentáculos burocráticos toquen la construcción del túnel de la Línea, uno de los sueños más grandes de la ingeniería en Colombia, con el que se sueña hace más de 80 años.

Gran revuelo ha causado el anuncio de la ministra de transporte sobre la decisión de  iniciar un proceso para caducar el contrato de construcción del túnel de la línea, en manos de la alianza Unión Temporal Segundo Centenario en cabeza del respetado ingeniero Carlos Collins. Mucho se ha hablado del tema técnico como tal, como es común aparecen argumentos de parte y parte, unos más válidos que otros, unos más rebuscados que otros, y quizá unos mas malintencionados que otros.

Lo que es increíble es que los tentáculos de la politiquería del gobierno Santos, más exactamente del vicepresidente Germán Vargas que curiosamente está al frente de los grandes planes de  infraestructura  de esté cuatrenio (con unas ganas de hacer anuncios para ser presidente), esté moviendo las fichas para hacerle la guerra al señor Collins y su grupo de trabajo, hay que ser muy caído del zarzo para no darse cuenta de que puso a hablar a la ministra de transporte, interventoría, INVIAS etc. En la misma dirección, la de atacar a la Unión Temporal, curiosa coincidencia después de que un nieto del señor Collins le contara a él que Vargas le había asegurado que le quitaría el dicho contrato, como aseguró Collins en una entrevista en W radio.

Tal parece que por debajo se mueven como tiburones  empresas de diversos intereses, con acaudaladas conexiones con el gobierno, lo que en este mandato cachaquísimo del amiguismo y el coctel vale más que la seriedad y la trayectoria.

Las disputas entre el gobierno y la unión temporal están en tres tribunales de arbitramento donde se pelean más de 450 mil millones de pesos, Collins asegura que cedería el contrato ante tantas presiones administrativas y políticas pero que le deben más de 50 mil millones de pesos, la ministra dice que va a recuperar la plata que Collins asegura ya está invertida en la obra. Total, es un tire y afloje entre quien asegura haber invertido en este proyecto hasta dinero de su patrimonio, y unas motivaciones totalmente políticas, donde se quiere buscar la cesión de un contrato (que por envidias y marrullas de funcionarios no ha fluido normalmente) a algún grupo constructor afín al pomposo vicepresidente de la infraestructura,  o al gobernador de Cundinamarca como Collins ha manifestado.

Cabe hacer  una súplica para que no se le sigan atravesando a la construcción del túnel por sus ambiciones personales, la ministra no sé si por mandado o por conveniencia no ha querido escuchar la versión de la unión temporal, sólo hasta Octubre en una audiencia de descargos se escucharán los alegatos, pero mientras tanto prende el ventilador, algo desleal y poco responsable, además, las denominadas “obras anexas” a cargo del INVIAS, como acceso al túnel y pavimentación se acabaron de asignar y estarían listas sólo hasta mayo de 2015, aparte de esto no se han licitado los elementos electromecánicos (ventilación e iluminación) a adquirir lo que demoraría más la puesta en servicio del túnel, siendo así las cosas aunque fuera terminado no se podría poner en funcionamiento, entonces, ¿cuál es la prisa?, si desde las entidades del gobierno hablan de demoras pero su trabajo no brilla por la rapidez.

Ya para culminar ojalá  el combo gobiernista disimule el hambre y deje trabajar, porque están jugando con el futuro y un gran paso hacia el progreso y la competitividad de Colombia, como es el túnel de la línea. Una obra majestuosa en manos de gente que a mi modo de ver transmite confianza y tranquilidad, como el ingeniero Carlos Collins, un hombre con una larga trayectoria en la ejecución de obras  de infraestructura en Colombia, a quien el fallecido (ex) ministro Andrés Uriel Gallego le encomendó éste ambicioso proyecto, que era su gran sueño.

@Rafaristizabal

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-b-a.akamaihd.net/hphotos-ak-xap1/v/t1.0-9/14271_1483422371915623_5337744746105607011_n.jpg?oh=86de84d93e8b4b44bca7340657559b8b&oe=548A6C44&__gda__=1419409593_0233513d710c6b8de21028364462c035[/author_image] [author_info]Rafael Aristizábal Bogotano. Estudiante de Comunicación Social y Periodismo, Bloguero, con las metas claras y el sueño de una Colombia distinta y mejor. La lealtad antes que todo.[/author_info] [/author]

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.