Legal y Sostenible

Durante 50 años se ha librado una guerra contra las drogas, con EEUU y Europa Occidental dictando la normatividad, imponiendo la guerra y señalando los muertos de la misma; mientras que en los países pobres el narcotráfico gana terreno fértil, imponen sus armas, determinan las ejecuciones y se alían con políticos y empresarios faltos de conciencia, para quienes todo vale y solo se necesita tener el bolsillo lleno de dólares. Han empezado a aparecer voces pidiendo la legalización de las drogas para quitarle poder al narcotráfico (que no aparezcan más Patrones del Mal ni más Talibanes), que la hoja de coca, la marihuana y la amapola en si no son culpables de su mala administración, que nada justifica su erradicación y aspersión (aviones echando veneno por la cobardía e incompetencia de los gobiernos), así como el absurdo orgullo por los civiles, policías y militares caídos en acciones sicariales, ni las falsas felicitaciones de las grandes potencias (en realidad impotentes frente al caso); es decir, hay que enfrentar al rival con legalización, prevención, apoyo logístico a sembradores y aceptación de que éstas no son las únicas adicciones, tal como se puede leer en el Testimonio de una Lucha contra el Alcohol y la Droga (Aura Lucía Mera, 1995); existen adictivos igual o más graves como el juego, el sexo, las tecnologías, los falsos ídolos y las políticas intolerantes.

 

¿Quiénes se oponen a la legalización? En el caso colombiano; el conservatismo radical, el centro democrático y el procurador; un tridente propio de la Divina Comedia (Dante Alighieri); para ellos, el solo mencionar el asunto es pecado mortal, llegar al averno para ser cocinado por el diablo en un suculento caldo de dolor y sufrimiento (estilo Carlomagno); basta con verlos bailando y saltando en los cultivos ilícitos cuando los aviones les pasan por encima echándoles glifosato a la lata (¿les producirá algún efecto? Volverlos más intolerantes y agresivos, si); a propósito, hay una decisión del Consejo de Estado que debe ser acatada y cumplida sobre la minimización de estos vuelos. A propósito del tema, durante el Imperio de la Seguridad Democrática, en un arranque populista del gobierno de ese entonces, ofreció trabajo de erradicadores manuales a diestra y siniestra, supuestamente para luchar contra el narcotráfico, cuando en realidad era unos infames falsos positivos; estos trabajadores llegaban como carne de cañón a los cultivos ilícitos para caer en campos minados, limpiándole el paso a las autoridades quienes llegaban para tomarse fotos al lado de los cultivos arrasados. Las persignaciones del procurador y los ultraconservadores, quienes consideran a la extradición como la mejor aliada en la materia (tienen sus financiadores dentro del radicalismo republicano gringo), argumento que se está cayendo a pedazo como la ortodoxia, no es sino mirar la cantidad de inocentes extraditados bajo el pretexto de demostrar resultados y recibir falsos saludos internacionales; eso sin dejar de lado que narcotraficantes de gran poder que están allá gozando de los privilegios de cárceles gringas, echan cualquier cuento y en un par de años regresarán a vivir como patriarcas.

 

Hay presidentes valientes como el uruguayo Pepe Mujica, quien ha puesto el dedo en la llaga con la siguiente pregunta; “¿Qué es más grave, la droga o el narcotráfico?. Se atrevió a ser pionero en el continente sobre la legalización de la marihuana en su país, enfrentándose al narcotráfico creciente en Argentina y Brasil. Considera que la ilegalidad y la represión son los peores absurdos de hoy (y los resultados le dan toda la razón). Entre tanto, en Colombia, ¿qué se ha hecho? Por ahí el Alcalde Gustavo Petro quiso poner en marcha centros de atención a los drogadictos (más conocido como Camad), durante unos días dieron sus frutos positivos, pero luego cayeron en el malgenio del burgomaestre y hoy en día no existen; hay egos que enceguecen.

 

Lo que es la vida; del bipartidismo tradicional han salido dos propuestas bastante interesantes sobre el tema, que si bien producen resquemor en una sociedad mojigata como la colombiana; también tienen sus puntos de vista interesantes que hacen reflexionar en sus bondades a corto, mediano y largo plazo. La primera proviene del Senador Liberal Juán Manuel Galán (hijo del líder político Luis Carlos Galán, asesinado por narcotraficantes inescrupulosos y que hoy en día tienen parientes en el congreso como si nada). Ha llevado al legislativo la propuesta de legalizar la marihuana con fines terapéuticos y medicinales, dado los excelentes resultados producidos en otros países para enfermos con cáncer y epilepsia principalmente. “Quiero referirme a estas últimas: las cosas que elegimos no saber. En un tema tan delicado para este país como el de la lucha contra el narcotráfico, que le ha costado a Colombia una de las  tasas de homicidios más altas del continente, un creciente aumento del consumo interno que no hemos podido controlar a través de medidas prohibicionistas, y corrupción de funcionarios públicos, no podemos darnos el lujo de decidir permanecer en la ignorancia sobre las consecuencias de las decisiones de política pública”. Palabras extraídas del blog del Senador (Congreso Visible), donde se refleja que el asunto de la ilegalidad solo está pegado a pura etiqueta y apariencia social, no se justifica que por no perder estatus, el problema quede enterrado, sin que nadie se preocupe por una sociedad que lo padece.

 

Hay otra propuesta, que no es contradictoria, al contrario complementaria, hecha por el dirigente conservador con ideas de avanzada Daniel Raisbeck; consiste en la legalización de las drogas para su control, puesto que podría beneficiar el campo, la equidad social, el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible de un país como Colombia con hermosos ecosistemas. En su sitio web, se pueden leer las siguientes líneas sobre el tema: “En Colombia hemos vivido una larga serie de batallas contra distintos carteles de droga y grupos armados financiados con el narcotráfico. El país ha sufrido la muerte de 450.000 ciudadanos y el desplazamiento de 4 millones más.  La guerra ha condenado a millones más a la pobreza durante décadas. El éxito en la lucha contra el narcotráfico, sin embargo, es precario en el mejor de los casos: en Colombia, los cultivos de cocaína disminuyen un año sólo para aumentar al siguiente”. ¿Cuándo será que las autoridades dejarán de mostrar pecho por los muertos y se volverán agentes proactivos en la prevención de las adicciones?

 

A nivel ambiental y sostenible, la legalización sería una gran aliada; no solo le quitaría a los grupos ilegales su principal fuente de financiamiento, sino que alejaría la destrucción de parques naturales para darle paso a estos cultivos, se tendrían más instrumentos legales para combatir el microtráfico y el macrotráfico, habrían más alternativas para los pequeños cultivadores y campesinos, y lo mejor del caso, se acabaría con la aspersión nefasta. ¿No creen que si algo similar se apliacase la minería e industria petrolera ilegales, se mejoraría la situación? Finalmente un mensaje para quienes aún creen en la represión, no se debe ser tan obtuso ni tan iluso.

 

PD1: ¿Está llegando el fin de la extradición como arma de lucha contra la delincuencia?

PD2: Para que un país sea sostenible, debe ser tolerante y respetuoso. Casos como el de Sergio David Urrego no deben volverse a repetir.

 

@Petroides

[author] [author_image timthumb=’on’]https://scontent-a-atl.xx.fbcdn.net/hphotos-frc3/t1/1780782_1404465043144690_1197510993_n.jpg[/author_image] [author_info]Pedro José Rivera Giraldo Ingeniero de Petróleos de la Universidad de América (Bogotá, 1994) y Especialista en Gerencia de Mercadeo de la Universidad del Rosario (Bogotá, 2002). Consultor Independiente en Materia de Mercadeo así como el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible en la Industria. Creador de la Conciencia Ambiental (tiene su propio blog: Conciencia Ambiental (El País, España), algo que falta en Colombia; escritor en Al Poniente y Bajo la Manga. Ha elaborado varios ensayos como Marketing Político Alternativo, Marketing Ambiental Alternativo (EMA), Marketing Curriculum Alternativo, Marketing Empresarial Alternativo, y Tips de Marketing Alternativo. Twitter: @petroides. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

 

About the author

Notas Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. En este espacio publicamos puntos de vista de los integrantes, información de aliados y patrocinadores, boletines e informaciones externas y notas de ciudad.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.