Opinión Política Selección del editor

Pobreza en Medellín y el Área Metropolitana

En reciente informe sobre la pobreza, el DANE reporta que el problema aumentó el 8% en Medellín y el Área Metropolitana, es decir, en el año 2019 el número del pueblo pobre creció en 54.037 personas; la cifra total es de 921.111 habitantes en la pobreza, sin medir el impacto del virus en 2020, de una población de 3.8 millones en la subregión. La lista de prioridades para justificar la creación del Distrito Metropolitano es seguridad, medio ambiente, movilidad, empleo y más de lo mismo. En último término, no importa la escala territorial y de planeación si continúan gobernando los de siempre con la misma visión del desarrollo que genera la pobreza y sus consecuencias.

La credibilidad en las estadísticas de un régimen desacreditado como el colombiano con tanto que ocultar, siempre será puesto en cuestión desde las mismas metodologías para medir la realidad. Aquí se utilizan varios instrumentos cuyas conclusiones cuantitativas en ocasiones se contradicen. Por ejemplo, la cifra de 921.111 habitantes del Área Metropolita en Pobreza Monetaria, contrasta con las 2.034.492 personas, solo en Medellín, registradas buscando ayudas en el SISBEN, según la Base Certificada Nacional. De estas, en el Nivel 1 suman 1.172.980 personas y en el Nivel 2 son 331.388. Un número alto ya que este municipio tiene una población de 2.372.330 habitantes.

Si bien las cifras del SISBEN también son cuestionadas por alteraciones, a saber, colados y abuso en coyunturas electorales, lo cierto es que entre los colados no se encuentran los nombres de la clase alta de Medellín y el AM que en las cifras del DANE representan solo el 5.3% de la población, o sea 201.000 personas; mientras la población pobre suma 921.111, la vulnerable 802.000 y la clase media 1.849.000.

¿Cómo contrasta el informe del DANE con la estratificación en Medellín? En el estrato 1 Bajo – Bajo se contabilizan 118.707 viviendas; en el estrato 2 Bajo son 293.580; en el 3 Medio – Bajo suman 254.786; en el 4 Medio se cuentan 100.612; en el 5 Medio Alto 73.192; y en el estrato 6 Alto son 3.202 viviendas. Más del 90% de la población se encuentra en los estratos bajos, si incluimos el estrato 4 Medio donde también se ven y se verán trapos rojos en sus fachadas.

Especial atención merece la feminización de la pobreza, cuestión que el DANE no desagrega en información pública. El 26.1% de Jefas de Hogar en Medellín presentan pobreza; en los hombres es del 23.1%. Cerca del 60% de esta población de ambos sexos se reporta desocupada y el 22.1 inactiva. En Antioquia, según la ECV 2019, el 44.1% de Jefaturas de Hogar son mujeres, segundo más alto del país después del Chocó.

La pobreza fue invisivilizada en Medellín. Antes de poner en riesgo grandes capitales en la internacionalización de EPM se propuso invertirlos en la cuestión social: prefirieron gobernar solo para los ricos y las ricas. Con el virus se anuncia un crecimiento del problema. A pesar de ello, quienes representan la oligarquía en el Congreso, hundieron el proyecto de Ley de Renta Básica. Lo anterior nos recuerda que el empobrecimiento está ligado también, a la ausencia de poder político de las mujeres y los hombres pobres.