Otra más que se nos va

Vivo en el centro hace más de 10 años. Acostumbro ir a cine al Colombo Americano, he hecho yoga en el Teatro Pablo Tobón Uribe los martes y los viernes, visito el Museo Casa de la Memoria, tomo cerveza en varios de los bares que rodean el Parque del Periodista y por supuesto, he comido en Ítaca y El Túnel. También he disfrutado de las bibliotecas de Comfama y Comfenalco, he ido a teatro y hasta he ‘juniniado’. Se podría decir que conozco el centro y que estoy al tanto de su oferta cultural.

Sin embargo, ayer cuando descubrí que la Librería Palinuro se va del centro, me di cuenta que no he sido tan activa culturalmente como me gustaría, y que, como consecuencia de ello, esta y otras librerías se están yendo del vecindario. No puedo evitar sentir algo de tristeza, nostalgia y culpa. Quisiera decirle a los dueños de Palinuro que no se vayan, que nos den otra oportunidad, que de ahora en adelante los vamos a visitar más seguido, pero me evito las mentiras piadosas.

Todo el mundo sabe que las librerías se están mudando a otros barrios porque en el centro ni las frecuentan ni les compran. Poco a poco, los habitantes del centro nos hemos convertido en un transeúnte más al que no le duele ni le preocupa el corazón de la ciudad. Yo no quiero ser indolente, pero lo he sido, asumí todos estos años que otras personas visitarían Palinuro y le permitirían seguir aquí, pero asumí mal.

Hemos estado asumiendo mal el centro desde hace varios años, todos queremos descargar en alguien más la ardua tarea de recuperarlo como escenario cultural para la ciudad y entre delegación y delegación estamos permitiendo que se acabe lo poco que queda. Espero que el centro recupere su identidad y su vocación. Espero que sea pronto, para que en lugar de despedir librerías, podamos reabrir algunas y decirles que son bienvenidas, que las extrañamos mucho y que volvieron para quedarse.

Para finalizar, le deseo éxitos a Palinuro en el Estadio, que los habitantes de ese sector los sepan apreciar como no lo hicimos nosotros. Y que al centro no se lo lleve el diablo.

Lea aquí el Manifiesto a Palinuro que hicieron vecinos y amigos del centro

About the author

Alejandra Pérez Torres

Estudiante de Ciencias Políticas en la Universidad EAFIT. Me gusta pensar, leer y escribir.

3 Comments

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.