Opinión Recomendados Selección del editor

Odiar a Uribe y amar a Putin, la gran contradicción de la izquierda colombiana

“Uribe y Putin son dos gotas de agua, la diferencia es que uno está en un país tercermundista y relativamente pequeño y otro en un país grande, con poder militar gigantesco y gran peso en la geopolítica mundial a pesar de su débil economía

Tal vez el ser más odiado por la izquierda colombiana es el expresidente Álvaro Uribe Vélez, aunque no son sus únicos haters, en el centro y en la derecha también los hay, pero en menor proporción. Al expresidente ahora Senador de la República le acusan absolutamente de todos los males del país, mientras sus seguidores que cada vez son menos lo ven como el salvador de Colombia; en este post no vengo a atacarlo, ni a defenderlo, eso se lo dejo a sus haters y fans. Mi propósito es mostrar las incongruencias de esos que lo odian, pero a su vez aman a un personaje como Putin, con él que tiene mucho en común.

Podemos empezar por hablar de la sed de poder de Uribe y como desde que salió elegido presidente en el 2001 no ha descansado en mantener su influencia política. Incluso en este momento al presidente actual, Duque, lo llaman el títere de Uribe, y que quien realmente gobierna es el expresidente, se le acusa de llevar mandando en el país desde hace 17 años, a pesar de que el segundo mandato de Santos (quien fue el elegido por el mismo Uribe para seguir con su legado), Santos traicionó las banderas del Uribismo llegando al punto de pactar con el grupo guerrillero de las FARC, los máximos enemigos del Uribismo. Incluso con esa pausa de más de cuatro años siguen alegando que Uribe lleva gobernando sin parar hasta ahora.

Ahora miremos hacia Rusia donde el poder lo ha tenido Putin desde que fue elegido jefe de Estado en 1999, cargo que ocupó hasta 2008, después de terminar su mandato fue primer ministro, cargo desde el cual prácticamente seguía siendo el presidente, teniendo como títere a Medvédev hasta el 2012, donde nuevamente Putin vuelve a ser jefe de estado. Como vemos acusan a Uribe de ejercer el poder por demasiado tiempo, pero con el mandatario ruso no tienen problema de que haga lo mismo y por más años, ya que lleva hasta la fecha 20 años haciéndolo y contando.

Fuente: Wikipedia

A Uribe también le critican por ser un conservador, al que muchos le dan el título de camandulero. Además, recordemos la indignación que generó en su momento cuando uso el término no “Heterosexual”, la lluvia de críticas no se hizo esperar donde le tildaron de irrespeto y estar en contra de la ideología de género (recordemos que estar en contra de la ideología de género no es lo mismo que ser homofóbico). Pero olvidan que Putin es un conservador también y mucho más que Uribe, el presidente ruso es un conservador nacionalista. En el 2017 saco la ley contra la propaganda homosexual https://infovaticana.com/2017/06/26/putin-defiende-ley-la-propaganda-homosexual/,pero donde Uribe hubiera sacado o promovido una ley igual o parecida, el escándalo y la indignación habría sido gigantesca. También recordemos que Rusia es uno de los peores países para que esta comunidad viva.

Vemos de nuevo la hipocresía de los que odian a Uribe presumiendo de ser humanistas e incluyentes, pero al parecer solo con Uribe, a Putin le perdonan todo, incluso ensañarse con minorías del país como lo es la comunidad LGTB.

Los haters de Uribe lo acusan de mandar a matar testigos, de orquestar falsos positivos y tener relaciones con organizaciones criminales. No seré yo quien afirme o desmienta esas acusaciones, pero si sería bueno tener en cuenta que Putin también ha sido señalado de asesinatos de personas que ponían en peligro su carrera política, sus principales víctimas han sido los periodistas https://www.abc.es/internacional/abci-misteriosa-muerte-reportero-ruso-destapo-mercenarios-pagados-kremlin-siria-201804171126_noticia.html. No olvidemos que él fue parte de la KGB, la nieta de “La Checa”, la cual fue la terrible policía política que fundó Lenín para matar de las formas más crueles, torturar y exiliar a todo aquel que le estorbara. Fueron tan terribles que hasta los Nazis fueron sus aprendices y en su régimen crearon su propia Checa, La Gestapo. Putin perteneció a una organización que se caracterizó por su violación de los derechos humanos. También se le acusa de estar detrás de atentados de que sufrió Moscú en 1999, en el que se culpó a los chechenos y terminó favoreciendo su carrera política a tal punto de llevarle a ganar las elecciones de ese año. Es decir que durante su estadía en el poder ha habido terrorismo de Estado, justamente a Uribe lo acusan de hacer lo mismo en el país.

Además, a Putin se le acusa también de tener apoyo de las mafias y grupos económicos de mucho poder en el país, la relación entre crimen y corrupción es bastante clara. Pero sus adoradores miran hacia otro lado ante este tema, mientras que con Uribe lo miran con lupa.


Documental: Putin y la mafia (no pude encontrarlo en español*)

En el gobierno de Uribe, el bombardeo un campamento de las FARC en Ecuador, en territorio cercano a la frontera donde Murió Raul Reyes, este hecho se le reprochó por violar la soberanía del país hermano, mientras que hace cinco años la Rusia de Putin pasó por encima del país de Ucrania, al parecer no les importó mucho a sus seguidores tan reprochable acto.

Uribe y Putin son dos gotas de agua, la diferencia es que uno está en un país tercermundista y relativamente pequeño y otro en un país grande, con poder militar gigantesco y gran peso en la geopolítica mundial a pesar de su débil economía. Pero no todas las coincidencias terminan aquí, podría seguir con más pero no quiero aburrirlos, de seguro con lo que han leído hasta hora ya saben que tan parecidos son estos personajes.

Sí odias a Uribe por las razones que mencioné anteriormente, también deberías hacer lo mismo con Putin, no hay razón para reprochar a uno y justificar a otro, dejemos la doble moral y la hipocresía.

 

*Nota del autor

Esto fue escrito por

Alexander Ocampo Hernandez

Soy Ingeniero Eléctrico egresado de la Universidad Tecnológica de Pereira, con una homologación de Ingeniero Industrial en la Universidad de castilla la Mancha España. Soy un apasionado de la política y la economía de corriente libertaria, que ha sido tanto de derecha como de izquierda.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.