¿Mejor invertir en Surbtc o en Bitcoin?

Hace un par de semanas, antes de que se pronunciara la FED el 13 de diciembre, comenté en mi muro de facebook que para mi habría sido mejor invertir en el 2018 en Surbtc que en bitcoins.  Este comentario lo hice precisamente antes del pronunciamiento de la FED porque durante todo el 2017 hemos venido revisando con Juan Felipe Cuellar, mi socio en muchisimos temas,  y mis estudiantes en La Ceja,  la relación del Bitcoin con los pronunciamientos de la FED, la premisa es muy sencilla y clara desde la teoría económica pero en especial desde la Escuela Austriaca: el fortalecimiento del dólar implica la disminución del valor nominal de muchos bienes y activos especialmente si tienen una alta transabilidad global.

Ante el fortalecimiento del dólar lo que muchos ven es la “caída” de los precios, pero no el aumento en la capacidad de poder adquisitivo de la moneda fiat más usada en el planeta, y eso es especialmente importante porque durante mucho tiempo y de manera muy intensa se debilitó el dólar. Ahora bien como los precios son relativos un cambio en el poder aquisitivo del dólar no implica lo mismo para todas las monedas, bienes o activos. El caso más radical es la “caída” de los precios del petroleo, que fue en el mercado que quizás mejor se reflejó el cambio de política monetaria de la FED, pero en diferentes tasas de cambio los efectos también fueron importantes, el peso colombiano por ejemplo resintió con inflación primero y tasas de interés después el cambio de partitura del dólar.

Con eso en mente y ante la probabilidad de confirmar la subida, leve, pero subida, de las tasas de la FED era previsible un fortalecimiento del dólar frente al bitcoin, intensificado como me señalaba Juan Felipe, por los efectos de tomas de ganancia y planeación tributaria de fin de año, y por lo mismo la corrección era de esperarse, salieron del mercado las manos más ágiles, recogiendo ganancias maravillosas, y las manos más nerviosas, autoconfirmando sus miedos con pérdidas culposas.

Hacer dinero y hacer fortuna

Lo anterior contextualiza la razón del momento de lo que afirmé pero no lo que afirmé. ¿Por qué habría sido mejor invertir en Surbtc que en bitcoins en el 2016?… especialmente cuándo el 2017 fue tan impresionante para el bitcoin!!!! La explicación corta y directa es: muchísimos harán dinero con las criptomonedas pero solamente algunos harán verdaderas fortunas.

El ejemplo más visible de lo anterior es lo sucedido con los famosos hermanos Winklevoss, los que demandaron a Zuckerberg por robarles la idea de Facebook, que fueron declarados los primeros billonarios del bitcoin, invirtieron hace 4 años USD$ 11 millones cuando el BTC estaba a USD$120 y al pasar a USD$12.000 multiplicaron por 100 su posición. No falta quien crea que para lograr eso se necesitaban los USD$11 milones iniciales, sin embargo, muchos invierten esos montos, y más en otros sectores  sin lograr esos retornos. Los Winklevoss siempre han estado activos en la búsqueda de retornos espectaculares por eso precisamente es que estuvieron buscando a alguien como Zuckerberg para su prototipo de red social, entienden la importancia de que las inversiones disruptivas maduren a su nivel potencial y sobre todo se mantienen liderando iniciativas para apoyar ese desarrollo potencial de su inversión, por lo mismo también fueron los que presentaron una de las primeras iniciativas de ETF en Bitcoin. Estar al frente del desarrollo del mercado de bitcoins les dio la claridad y por lo tanto la convicción para sostener su posición inicial.

Ahora bien el malentendido es que la gente habla de invertir en la especie, en el sector, pero se les olvida que tan importante es el caballo como el jockey, y en muchos mercados, especialmente los innovadores, el jockey es mucho más relevante. Con Juan Felipe venimos revisando proyectos en el sector agroindustrial, yo he aprendido mucho porque aprovecho que él viene trabajando en estos mercados un poco más de una década, no cuento el “poco más” por mantener la relación en sus justas y afectuosas vanidades. En el sector agroindustrial pasan cosas similiares, uno de los productos que tiene mucho futuro es el arándano, nos cruzamos con sus posibilidades revisando otros temas, y es muy probable que se vuelva una buzz word en un par de años, con justa razón, como con el bitcoin, tiene caracteristicas técnicas y financieras muy atractivas. Sin embargo no es lo mismo invertir en arándanos que, por ejemplo, en Hortifrut.

Cada mercado tiene unos líderes que han estimulado su evolución, pagaron el costo de ver antes de tiempo lo que para los demás no era evidente y asumieron los desafios de coordinar talentos y recursos para materializar el potencial, en el caso de los arándanos Hortifrut es uno de esos líderes que ha impulsado el crecimiento del consumo a nivel global. Se puede afirmar con arándanos lo mismo que con bitcoins: muchos harán dinero pero solamente algunos harán fortunas. La inversión per se no garantiza la rentabilidad, es el inversionista el que tiene que tomar decisiones para que se logren, especialmente si sopla el viento a favor porque es justamente ahí cuando se confunde, como dice Rick Rule, buenos tiempos con buen cerebro.

Para terminar de insistir en este punto antes de explicar algo más en concreto sobre SurBtc, una de las distorsiones del mercantilismo es pensar que la riqueza es producto del recurso en particular, que es el petroleo, el oro o el cobre, por ejemplo, lo que hace rico a alguien, o el bitcoin, o el arandano. Sin embargo como demuestra trágicamente el caso de PDVSA se puede nadar en petroleo y generar una fracaso empresarial. O como también se ve en la hostilidad a los proyectos mineros, los demagogos hacen creer que la sola existencia del mineral es garantía de leche y miel para aquellos que puedan obtenerlo. Todo el mundo produce petroleo a USD$100 el barril, solamente los buenos proyectos pueden hacerlo a USD$50 y las excepcionales a menos.

Marin Katusa lo refleja muy bien al decir: “I don’t cheer for Sports Teams, I cheer form Management Teams”. Mucha gente se divierte con el fútbol, muchos viven profesionalmente del fútbol, muchos hacen dinero con el fútbol, pero solamente unos cuantos son estrellas multimillonarias de fútbol. Pasa en cada mercado, en cada sector, especialmente al inicio, mucha gente se divierte pero no todos van por el campeonato. Es ahí dónde empieza a tener sentido la afirmación sobre que es mejor haber invertido en SurBtc en el 2016 que en bitcoins. De hecho es casi como decir que es mejor haber invertido en Amazon que en tiendas online.

Cuando la gente compra o vende bitcoins poco se detiene a pensar en la inmensa cantidad de talento y recursos que hay detrás de esas operaciones tan “sencillas”. Desde los diseñadores que facilitan que las transacciones e instrucciones sean tan intuitivas que todo se pueda hacer con “un click” hasta los abogados que tienen que resolver preguntas de los diferentes tipos de reguladores y plantear sugerencias de asimilación institucional frente al cambio tecnológico. Y en el medio empresarios, emprendedores, gerentes,  coordinando el presente, el pasado y sobre todo el futuro de cara a los resultados y las expectativas de inversionistas, equipos, proveedores y el público en general. Satoshi Nakamoto se “inventó” conceptualmente el bitcoin pero el mercado de bitcoins ha sido obra de muchos Winklevoss. De aquellos que no solamente quieren hacer dinero sino hacer fortunas.

Los de Surbtc están en esa tarea descomunal, quizás este texto ya está suficientemente largo para dar detalles sobre ellos, faltandome muchos, por supuesto,  apenas con lo que yo he podido desde cierta distancia ir validando, sin embargo el punto principal creo haberlo dejado bastante claro: muchos harán dinero con las criptomonedas pero algunos harán fortunas. La opinión pública se quedó con el recuerdo del pinchazo de la burbuja de “las punto com” sin embargo no ha terminado de asimilar el hecho que detrás de esa “burbuja” se cultivaron nuevos liderazgos financieros a partir de impresionantes empresas “punto com”, el centro de gravedad de los mercados de capitales se movió bastante de Wall Street a Sillicon Valley. Del Atlántico al Pacifico…. y en medio de eso está Surbtc. No por nada el fundador principal es un chileno, Guillermo Torrealba, quien en la primera conversación me comentó que Alejandro Beltrán, el CEO Colombia, andaba en esas fechas en California, y que el tercer país al que expandirían sus operaciones sería Perú. Claridades, convicciones y ejecución… detalles. Quizás comente un poco más de esos detalles en otra oportunidad, sin embargo que el 2018 los trate mejor que en el 2017… ya hablaremos en el 2020.. cuándo se cumplan cuatro años de haberlos conocido.

Tags

About the author

Jorge Eduardo Castro Corvalán

Ingeniero Civil – Uniandes.
Consultor Planeación Patrimonial Familiar