Maquinaria y elecciones

La semana pasada me di a la tarea de realizar un par de proyecciones electorales, con base en encuestas de intención de voto, cuya intención no estaba en la línea de predecir el futuro, sino de entregar una herramienta que nos permitiera comparar luego -como es el caso en este momento- qué podría pasar, y qué pasó efectivamente.

Para empezar en orden, es necesario indicar que a pesar de que asistimos a las «elecciones más tranquilas de la historia», tal macroadjetivo no aplica para: compra de votos, votos amarrados, maquinaria electoral, caciques electorales, entre otro sin fin de delitos que sí que tuvieron lugar en nuestra particular jornada electoral. Tanto es así, que las elecciones al Senado sorprendieron justo al final de la noche, cuando la tendencia estaba clara y daba como ganador al Centro Democrático, dando como nuevo victorioso al no tan popular Partido de Unidad Nacional, y permitiendo que el antiguo PIN (Opción ciudadana) resurgiera de las cenizas del umbral con 5 senadores

Las preguntas surgen necesariamente y no pueden ser dejadas a un lado: ¿Qué fue lo que pasó? ¿Estaban tan equivocadas las encuestas?

En mi proyección para el Senado, con base en la última encuesta de Datexco y las proyecciones de participación electoral del Registrador (a las que le quedaron faltando 2 millones para alcanzar los 16), proyecté una repartición de curules que ahora puede ser comparada con la real, veamos:

Curules por partido (Proyección)

 

Curules por partido (Realidad)

Centro democrático

31

Partido de la U

21

Partido Liberal

18

Centro democrático

20

Partido de la U

18

Partido Conservador

18

Polo democrático

13

Partido Liberal

17

Partido Conservador

9

Cambio Radical

9

Cambio Radical

6

Alianza Verde

5

Alianza Verde

5

Polo democrático

5

Total

100

Partido Opción Ciudadana

5

Total

100

 

Los grandes perdedores en materia de curules, comparando lo que se esperaba y lo que en realidad pasó fueron el Centro Democrático y el Polo Democrático. Los desfaces del CD se pueden explicar en el remonte del Partido Conservador, que al final no cedió tantos votos como se esperaba y quedó con 18 senadores en el Senado de la República (el doble de las proyecciones); y en los aparentemente insignificantes aumentos de Cambio Radical y el Partido de la U que, con personajes tan claros como Musa Besayde Fayad, Bernardo Miguel Elías Vidal (ambos de la U) y Arturo Char Chaljub (de Cambio Radical), jalonaron votos bastante inesperados por la opinión pública.

La situación del Polo Democrático es todavía más complicada. No solo porque no lograron quedarse con los senadores que se proyectaban, sino porque una serie de ausencia de garantías denunciadas por sus líderes, a lo mejor terminaron quitándoles la mitad de las curules. Incluso si así no fuera, baste decir que los inesperados remontes del partido Conservador y de Cambio Radical, lo afectaron dramáticamente.

Los verdes son, sin duda, los grandes ganadores. No porque hayan sacado muchas curules, sino porque la proyección y los resultados se mantuvieron en la misma línea: 5 senadores. En este caso el voto de opinión fue determinante. Lo que opinaron en las encuestas de intención de voto, se mantuvo firme.

¿Qué se espera de este Senado? Una mayoría costosa -en mermelada corrupta- para la Unidad Nacional. Si bien hay una participación importante de conservadores que podrían sumarse al partido Centro Democrático, 13 de los 18 que quedaron electos entrarían a repetir curul consecutivamente, por lo que su lejanía de la Unidad Nacional no está muy clara. Los liberales y, por supuesto, Cambio Radical participarían nuevamente de la Unidad Nacional, no sin antes garantizar el abastecimiento de mermelada permanente por parte del Gobierno nacional (que quedará, ahora más claro que nunca, en la cabeza del actual presidente)

La situación de la Cámara de Representantes por Antioquia logró mantenerse en la línea de lo dispuesto por la intención de voto. En el análisis proyectado que hice días antes, comentaba lo siguiente:

«El Centro Democrático encabeza la lista logrando no solo el mayor número de curules de la Cámara de Representantes por Antioquia (entre las 17 disponibles), sino dando cuenta de una mayoría real al interior de esta división. La posibilidad de que el Centro Democrático obtenga curules oscilantes que puedan ir entre mínimo 6 y máximo 9 (según deducciones de varias observaciones), lo convierte en el partido político con más caudal electoral del Departamento de Antioquia, en lo que a Cámara de Representantes se refiere.

Al CD le seguirían, casi que por número de curules similares oscilantes entre 2 y 4, el Partido Liberal, el Partido Conservador y el Partido de la U.

Si bien la ASI no registra participación, y los Verdes aparecen superados por el umbral, no será una sorpresa mayor esperar una contienda entre estos y Mira, Cambio Radical y el Polo, por hacerse con las últimas dos o tres curules. (Ver http://realpolitikmundial.com/2014/03/06/proyeccion-camara-de-representantes-departamento-de-antioquia-2014/)

En esta línea, y sin mayores sorpresas, la repartición de las 17 curules de la Cámara de Representantes quedó así:

Curules por partido (Realidad)

Centro democrático

6

Partido Liberal

4

Partido Conservador

3

Partido de la U

2

Cambio Radical

1

Polo

1

 

Sin ánimos desesperanzadores, pues como se puede observar no todo fue extraño, el grito de ayuda de estas elecciones está dirigido hacia los ciudadanos que ejercieron su voto responsablemente. Aquellos que decidimos levantarnos temprano, ir a votar, denunciar irregularidades, y estar atentos a los boletines de la Registraduría. Nuestra opción ahora es vigilar este Congreso, y ponernos en los zapatos de ciudadanos que pueden generar un cambio para el futuro. Tal vez no ahora, pero confío en que más adelante sí pueda hacerse.

[author] [author_image timthumb=’on’]https://fbcdn-sphotos-d-a.akamaihd.net/hphotos-ak-prn1/t1/1488896_10202086754224487_208028205_n.jpg[/author_image] [author_info]Andrés Felipe Tobón Villada Politólogo de la Universidad EAFIT y actual candidato a la Maestría en Estudios Humanísticos de la misma Universidad. Ha publicado en revistas académicas locales como Cuadernos de Ciencias Políticas del pregrado en Ciencias Políticas de la Universidad EAFIT, y en revistas indexadas internacionales como Razón Española. Asimismo, participó en la creación del cuarto tomo del Diccionario crítico de Juristas Españoles, Portugueses y Latinoamericanos (Hispánicos, Brasileños, Quebequenses y restantes francófonos) de la Universidad de Málaga. Actualmente se desempeña como docente y consultor analista en la Universidad EAFIT. Leer sus columnas.[/author_info] [/author]

 

About the author

Al Poniente

Al Poniente es un medio de comunicación independiente que tiene como fin la creación de espacios de opinión y de debate a través de los diferentes programas que se hacen para esto, como noticias de actualidad, cubrimientos en vivo, columnas de opinión, radio, investigaciones y demás actividades. Esta publicación ha sido hecha por la línea editorial de Al Poniente.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.