Los turcos de la costa colombiana: una cultura que ya se hizo caribe

“En todo el Caribe colombiano es común encontrar a hombres, mujeres, jóvenes y niños con nombres y apellidos extraños, cosa que no es común en el resto o en el interior del país”.


El Caribe colombiano es muchos caribes. Como dice el escritor y periodista Juan Gossain “El Caribe es un sancocho de gente”. Esta expresión equivale a que en el caribe colombiano se encuentra una riqueza étnica que hace del Caribe un lugar lleno de realismo mágico.

En nuestro Caribe es común ver “turcos”. Con este calificativo se les conoce a las personas que por lo general son oriundos o cuentan con antepasados de la región del Medio Oriente y que viven en los pueblos y ciudades del Caribe colombiano. De estas personas sabemos que la mayoría de sus ancestros (abuelos y padres) llegaron al país en la década de los 70 y 80 huyendo de las guerras que enfrentaban sus países de orígenes (Líbano, Siria, Irak, Palestina, etc.). A estos personajes aquí se les llamó turcos porque la mayoría de los migrantes que llegaron a Colombia entraron con pasaportes emitidos por el estado del antiguo Imperio Turco Otomano que administraba políticamente a una gran mayoría de esos países del Medio Oriente.

En todo el Caribe colombiano es común encontrar a hombres, mujeres, jóvenes y niños con nombres y apellidos extraños, cosa que no es común en el resto o en el interior del país. Por ejemplo, aquí es normal encontrar apellidos como: Jattin, Hanna, Neru, Fayad, Manzur, Abdala, Katime, entre otros, y nombres como Abdul, Salim, Mohamed, Amed, Sulema, Samira, Habib, Bilal, entre otros aspectos que culturalmente demarcan influencia árabes pero que han logrado fusionar con la cultura del caribe nuestro.

Gracias a este fenómeno demográfico extendido por casi todo el Caribe, hoy es totalmente normal la existencia de grandes concentraciones de personas de origen libanes, sirio, palestino, o de otro país oriental, esto a tal punto que ya en Barranquilla, Cartagena, y en Maicao, se encuentren mezquitas (templos religiosos de culto musulmán) e instituciones educativas de orientación musulmana. Debido a este proceso hoy se le reconoce jocosamente a Maicao como El Califato de Maicao y al municipio de Lorica en Córdoba como Lorica Saudita, gracias a la fuerte influencia que los turcos han ejercido culturalmente en estos lugares.

Esta gran herencia árabe que hoy se demarca en el Caribe ya posee marca propia. En el comercio existen algunas familias y algunos empresarios muy exitosos y reconocidos, que gracias a su espíritu y herencia comerciante traída del medio oriente lograron levantar negocios solidos y grandes empresas que hoy hacen parte de la economía solida colombiana.

El caso es que esa huella turca que hoy analizamos en estas notas ha hecho del Caribe colombiano un atractivo cultural, pues a demás de los indígenas, de los negros y mulatos, y de los blancos, por supuesto, los árabes o turcos como usual y jocosamente le llamamos, han hecho de esta hermosa región una tierra pluri-étnica, lo que la hace una tierra llena de historias, de culturas, de riquezas culinarias y estéticas.

Esa gran evolución cultural que ha tenido el Caribe colombiano lo ha hecho un lugar único en nuestro país, a tal punto que me atrevería a afirmar que el Caribe es un mundo lleno de culturas propias y autóctonas que lo hacen rico ante los demás lugares de la nación y del mundo entero puesto que lo que hay aquí no se puede encontrar en ningún otro lugar.

Gracias a todo este gran tejido cultural caribeño se puede encontrar miles de mitos, leyendas, historias que sean ciertas o simples creaciones imaginarias de los habitantes del Caribe hacen de esta tierra la cuna del realismo mágico.


Todas las columnas del autor en este enlace:  https://alponiente.com/author/numasgonzalez/

About the author

Numar Chaid González

Filósofo egresado de la Universidad del Atlántico. Docente de filosofía y Ciencias Sociales. Miembro investigador del Grupo de Investigación Cronotopias.

Add Comment

Click here to post a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.