Cultura Opinión

Los tijeretazos de Juan Santiago Uribe Barreneche

“Desde el 2008, Juan Santiago Uribe Barreneche ha dedicado gran parte de su esfuerzo creativo al collage. El Tijeretazo, muestra individual que actualmente se exhibe en Bunker, Taller de artistas da cuenta de ello. En esta exposición es posible apreciar cuál ha sido el recorrido del creador antioqueño para unir papeles, objetos y materiales de diversas procedencias”.


Desde el 2008, Juan Santiago Uribe Barreneche ha dedicado gran parte de su esfuerzo creativo al collage. El Tijeretazo, muestra individual que actualmente se exhibe en Bunker, Taller de artistas da cuenta de ello. En esta exposición es posible apreciar cuál ha sido el recorrido del creador antioqueño para unir papeles, objetos y materiales de diversas procedencias.

Esta revisión del arte del collage que hace Juan Santiago está dividida en cinco tipos de obras. En primer lugar, están los collages analógicos, producto de varios años de trabajo en los que el creador antioqueño utilizó recortes de revistas, pegatinas y libretas; además de los papeles recolectados durante los viajes a Japón, los materiales de arte callejero recogidos en Nueva York, los objetos de los mercados populares encontrados en El Salvador, Guatemala y Honduras. Respecto al proceso de elaboración de estos collages manuales Juan Santiago menciona: “Cuando estudiamos historia del arte nos damos cuenta de que los grandes maestros tardaban mucho tiempo en crear una obra. Hoy en día estamos acostumbrados a que el arte se produce muy rápido. Con estas piezas aprendí que, a veces, hay obras que necesitan más tiempo, reposo y silencio”. Gracias a la invitación de Carlos Carmona y Andrés Layos para exponer en Bunker, el creador antioqueño aprovechó algunas obras que había preservado en su taller desde el 2011 para intervenirlas nuevamente: “Para mí es muy importante esa conexión entre el ir y volver en el tiempo. Hacer revisiones y críticas de lo que ha sido mi producción”.

Fotografía: Galo Ibarra Palacios, @hombredelodo

 

El segundo tipo de piezas que se puede observar en la muestra individual son los collages fotográficos. Las obras son resultado de Deambulante, proyecto que Juan Santiago trabaja desde su cuenta de Instagram @lostmyprozac; espacio sociodigital desde el que da a conocer imágenes de su vida y de su andar por el mundo: “Los recorridos que hago están conectados con mi cotidianidad de un modo orgánico. Soy un poco nómada, pues mi vida diaria no está establecida por una agenda, sino que, por el contrario, vivo en unos paseos constantes donde no hay prisa. De esa forma busco y capturo lo que me interesa. Me dejo ir de un modo intuitivo por las calles que llaman mi atención. Esta misma idea la replico en cada lugar nuevo que conozco. Salgo a caminar, busco un punto específico, pero en el trayecto alargo el recorrido, mientras voy dejando que las calles me lleven”. Las cinco obras de collages fotográficos se dieron a conocer en el 2016 durante la exposición El hombre que atravesó el mundo realizada en Lokkus Arte Contemporáneo.

En tercer lugar están los collages digitales. Desde hace trece años, Juan Santiago ha venido conformando un archivo que le ha permitido contar con los insumos necesarios para hacer sus piezas: “Para crear un collage necesitamos tener materiales suficientes para contar e hilar una historia muy amplia, que tenga muchos matices, y que además, pueda dar miradas alternas a diversos temas”. Durante siete meses del 2020, el artista vivió en Yolombó, municipio del nordeste antioqueño en donde instaló su taller y escaneó las imágenes que quería conservar para conformar un archivo digital. Trabajar con esta técnica de fotomontaje fue muy satisfactorio para él: “Me siento muy contento con lo que logré en este proyecto en cuanto al detalle, que era una limitante en el collage manual”.

El cuarto tipo de piezas son los libros de artista. Uno de ellos se originó como resultado del peregrinaje espiritual de Juan Santiago por los templos budistas de Japón. Esta pieza fue intervenida en diversos momentos: “Por lo general en los libros de artista me tardo más tiempo porque son piezas en las que trabajo cuatro o cinco páginas, las dejo reposar meses e incluso años. Retomo ese libro, vuelvo e intervengo; son procesos largos que disfruto mucho”. El segundo libro de artista fue pensado para la exposición en Bunker; en esta obra el creador antioqueño combina imágenes de sus viajes por el mundo con elementos distintivos de la cultura antioqueña. Las particularidades de estas dos obras es que están preservadas en cajas que facilitan la expulsión del aire; de esta forma, tanto los libros como los empaques son partes constitutivas de la pieza en exhibición.

Fotografía: Galo Ibarra Palacios, @hombredelodo

En quinto lugar están los ensambles de objetos; “pequeñas vitrinas” con las que Juan Santiago, con aparente sencillez y traviesa inocencia, utiliza juguetes y objetos cotidianos y les otorga otros significados; descontextualización que propicia nuevas creaciones. Al decir de José Luis Jover: “Tanto el collage como el poema son azarosos y engañosos, porque mitad lo buscas y mitad lo encuentras, y porque cuando crees que ya lo tienes, se te está yendo”. La obra del creador antioqueño se mueve entre la figuración y la abstracción; si bien es cierto que utiliza elementos fácilmente reconocibles, cada uno de los ensambles propicia diversas interpretaciones.

Los tijeretazos de Juan Santiago favorecen experiencias estéticas que permiten que el espectador reconozca personajes de diferentes culturas, identifique los íconos más relevantes de épocas anteriores, se emocione con los juguetes, cuestione el origen de objetos antiguos y contemporáneos, comprenda que los utensilios habituales tienen diversos usos, sueñe con: “¡Viajar! ¡Perder países! // ¡Ser otro constantemente, // por el alma no tener raíces // y vivir viendo solamente!”, como bien lo expresa Fernando Pessoa.

Esta muestra individual se puede apreciar hasta el 27 de julio. En la cuenta de Instagram @bunkergaleria, las personas interesadas en El Tijeretazo, maravillosa exposición de Juan Santiago Uribe Barreneche, pueden agendar las citas para visitar este espacio artístico cerca al Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM) y que hace parte del Circuito Barrio Colombia.


Galo Ibarra Palacios, fotógrafo mexicano. Su obra ha sido reconocida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, la Secretaría de Cultura del Estado de Morelos y el Instituto de Cultura del H. Ayuntamiento de la Ciudad de Cuernavaca. Ha participado en exposiciones individuales y colectivas en el Centro Cultural Jardín Borda, Centro Comunitario Los Chocolates, Congreso del Estado de Morelos, Museo de la Ciudad, Museo Morelense de Arte Contemporáneo, entre otros espacios. Sus fotografías han sido publicadas en medios de comunicación colombianos y mexicanos. www.hombredelodo.com

Usuario de Facebook: https://www.facebook.com/hombredelodo

Instagram: https://www.instagram.com/hombredelodo/

Esto fue escrito por

Carolina Moreno Echeverry

Ingeniera civil, Maestra y Doctora en literatura. Consultora empresarial de instituciones públicas y privadas, docente e investigadora universitaria en Colombia y México. Ha sido colaboradora en diversos medios de comunicación mexicanos. Lectora gozosa y apasionada difusora de los placeres de la lectura y escritura.

Añadir Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.